17 jun. 2013

¿QUIEN SERÁ LLAMADA PARA RESOLVER El CRISIS ECONÓMICO MUNDIAL Y ENCONTRAR LA SOLUCIÓN NECESITADA?

__________
¿QUIEN SERÁ LLAMADA PARA RESOLVER El CRISIS ECONÓMICO MUNDIAL Y ENCONTRAR LA SOLUCIÓN NECESITADA?
Como con nuestra vida formamos parte integrante de nuestro planeta, que por su gran complejidad y extensión en espacio y tiempo hace casi imposible para el hombre comprender el objetivo y destino de este mundo y su justo papel y relación en el mismo, nos ayudara imaginando el mundo como una isla definida en su extensión, compuesta de elementos inanimados (minerales) y animados (vegetales y animales) sin la especia humana.
Esta isla en la que la vida ha surgido por transformar la luz solar, por el tipo de naturaleza de los vegetales, en proteína comestible en sus “cuerpos”, que necesitaban los animales herbívoros, los que a su ves servían como proteínas para animales carnívoros, formando la biodiversidad en esta isla, que funcionaba perfectamente durante todo el tiempo hasta que uno de los herbívoros, a los que no gustaba de ser consumido por los carnívoros, hubiera desarrollado una capacidad extra pero limitada, sin poder comprender la causa (razón) y objetivo del existente tipo de desarrollo y funcionamiento de las vidas en esta isla, pero suficiente para encontrar medios para eliminar sus enemigos mortales, los carnívoros, y prolongar con este acto sus vidas.
La consecuencia de esta conducta en principio estaba ventajoso para “ellos”, pero pronto descubrían, que este antinatural aumento de sus especies (los herbívoros) acabaran con los vegetales de la isla y por falta de alimentos todos morirán por el hambre.
Esta situación es lo que experimentamos hoy en nuestra gran isla, que abarca toda la planeta, y que hasta que no ha aparecido la especie humana se desarrollaba de manera dinámica pero perfecta, reproduciéndose y consumiéndose entre sus “componentes” de seres animados ( vegetales y animales) dotando más capacidad de reproducción a los más débiles, manteniendo así la biodiversidad y constante equilibrio necesario para que dentro ello todas las especies mientras vivían pudieran desarrollar sus vidas sano y en plenitud y obtener su bienestar.
Este sistema que aseguró el perfecto desarrollo de la “macro economía”, al obtener en el proceso de desarrollo de nuestro mundo manifestado la especie humana además de instinto, a través del que él podrirá sentir, como los demás seres vivientes (animales) debajo de su nivel, la Verdad sobre la Existencia, y ser guiadas en su conducta por esta Verdad, tener también espíritu, con facultades de conciencia, raciocinio, y capacidad creativa, a través del que podría conocer la Verdad sobre la Existencia, pero al estar estas dos naturalezas fusionadas en una unidad inseparable, la influencia de una sobre la otra modifica ambos conocimientos, y obteniendo así su libertad para sus actos, le permite tener tres posibilidades para elegir su vida,
1) Puede sobrevalorar la parte espiritual a costa de la parte instintiva de su naturaleza especial humana. Situación que existía durante la época arcaica de la antigua cultura de Grecia, y en nuestra cultura Cristiana.

2) Puede tener la misma atención de su parte espiritual e instintiva y obtener el justo equilibrio entre ambos, y lograr establecer el perfecto estado paico- somático de su naturaleza especial humana. Situación que existía durante la época clásica de la antigua cultura de Grecia y de Renacimiento de nuestra cultura Cristiana.

3) Puede sobrevalorar la parte instintiva a costa de la parte espiritual de su naturaleza especial humana. Situación que existía durante la época de Helenismo en la antigua cultura de Grecia, en Judaísmo y Roma en la época de Jesucristo y desde la Revolución Industrial, extendido esto ya entre todas las civilizaciones de nuestra planeta.

Juzgando las consecuencias de este privilegiando situación del hombre, que debido a su naturaleza especial , no es obligado de ser guiado en su conducta y actividades por la Voluntad de la Existencia Real, del Amor Puro, como los otros seres animados (animales) debajo de su nivel sino que el estado psico-somático de su naturaleza es lo que define las mismas, la historia de su conducta y actividades demuestran que sólo en el segundo caso, cuando logra establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza es cuando su conducta se coincide con las Leyes de Naturaleza, condición indispensable para que podría establecerse el perfecto equilibrio entre los diferentes especies , obteniendo así de manera natural el perfecto funcionamiento de la “macroeconomía” en nuestra planeta.
En el primer caso al despreciar los intereses y necesidades de la parte física-instintiva de su naturaleza el hombre queda expuesta a ser fácil presa de los otros seres animados (de distintos virus y bacterias) de cuyas existencias en este estado ni conocían, perturbando con ello el necesitado equilibrio de la biodiversidad de nuestra planeta, del que depende el perfecto funcionamiento de su “macroeconomía”, que afecta muy negativamente a las economías particulares de la especie humana y que no se lograba mejorar mientras mantenían esta falsa “filosofía del mundo y de la vida” y el estado desequilibrado de su naturaleza paico-somática.
En la tercera posibilidad que existía en la época de Helenismo de la cultura de la antigua cultura de Grecia, Judaísmo y Roma en la época de Jesucristo, y cuyo cambio sólo se podía realizar por medio destructivo y que al perdernos nuevamente el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana y encontrarnos con una exageradamente materialista “filosofía del mundo y de la vida” y degenerado estado de nuestra naturaleza psico-somática, que guía ahora nuestra conducta y actividades, nos encontramos en la misma situación, pero al estar absorbidos todos los hombres de hoy por nuestras exageradamente “materialista filosofía del mundo y de la vida”, para satisfacer esta antinatural demanda de los hombres de nuestras civilizaciones, sin conocer la Verdad sobre la Existencia, en su ignorancia, como aquel herbívoro con unos conocimientos limitados para mejorar las condiciones de la vida de su especie, ha encontrado medios para eliminar sus enemigos mortales a los carnívoros, así el hombre contemporáneo pensando que al poseer unos dones extras de los otros seres animados (animales) debajo de su nivel, él es más importante y privilegiados, con el derecho de explotar el mundo para su bien, criando unos y eliminando otros seres animados a los que consideran útiles o perjudiciales para él, perturbando con ello el justo equilibrio entre la biodiversidad de la planeta que es sin embargo el indispensable necesidad para que el “macroeconomía” de nuestra planeta podría desarrollarse y funcionar en la perfección.
La consecuencia de perder el perfecto funcionamiento de esta “macroeconomía” de nuestra planeta, debido de utilizar nuestra inteligencia mal formada para nuestros actos y comportamientos, entre otras cosas son; 1) El antinatural y desenfrenado expansión demográfica, que hoy con su 7000 millones de habitantes, pero que según las estimaciones de las Naciones Unidas esto para el año 2050 puede alcanzar la cifra de 9400 millones que será 47 veces más que existía en la época de Jesucristo en nuestra planeta, 2) la antinatural consumo de energía, extendida esta ya a toda parte de nuestra planeta, que para el año 2050 puede llegar de ser 4-5 veces más de lo normal, que multiplicando estos dos factores, significaría: 47x 4-5 = 188-255 veces más consumo de energía que existía en la época de Jesucristo, el hombre con su errónea “filosofía del mundo y de la vida “ ha perdido su capacidad de la unión de su vida con el resto de las vidas que componen nuestro planeta, será imposible de satisfacer, por lo que tratar el problema de crisis económica mundial sin relacionar esta con su causa, como están intentando resolver nuestros economistas y otros especialistas sobre el material, es desviar nuestra búsqueda a un camino erróneo, ganando con esto sólo algún tiempo ante un inevitable y catastrófico fin de nuestras civilizaciones.
Ante estos hechos hará falta reconocer que el crisis económico mundial, como los otros innumerables e interrelacionados males que experimentamos desde la Revolución Industrial no han surgido por azar, sino son consecuencias del extremada “materialista “filosofía del mundo y de la vida” y del degenerado estado psico-somático de nuestra naturaleza y la solución para restaurarla es recuperar el perfecto equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana, cuando la verdad sentida a través de su instinto y conocida a través de su espíritu no se oponen, sino se refuerzan y la “idea del hombre sobre el mundo y de la vida” coincide con la Idea subyacente de la Existencia Real, del Amor Puro y sus conductas y actividades son guiados por la voluntad de esta Realidad que permite para el hombre también vibrar al unísono con las Leyes de la Naturaleza, que funciona como la “macroeconomía” de nuestro planeta y que definirá el sistema de su economía particular.
¿ Como lograr este necesario cambio en nuestra situación?, tenia que ser el objetivo de nuestra búsqueda y esto tendría que realizar no tanto nuestros especialistas, sino el elite de nuestras sociedades quienes están acostumbrados de ver las cosas en su conjunto y juzgar los acontecimientos holisticamente.
Madrid 17 de Junio de  2013
F.Z. Lantos Dr. arquitecto




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.