16 jun. 2013

¿QUE PODEMOS APRENDER DE LA HISTORIA DE CONDUCTA DE ANIMALES Y DEL CONDUCTA Y ACTIVIDADES DE LA ESPECIA HUMANA? 10 años antes que las Naciones Unidas en sus conferencias de tratar nuestros males entre los que el mas grave ha sido el antinatural y desenfrenado expansión demográfica, yo en mi articulo “La causa y solución de la enorme expansión demográfica”, y “Articulo dirigido a las Inteligencias Inquietas”, publicado en el año 1976 en la revista de Arquitectura del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid y en el diario ABC, cuando la población del mundo con su 3200 millones de habitantes aún tenia la mitad que tenemos hoy, pero su crecimiento desde la Revolución Industrial enseño una tendencia antinatural y enfermiza, expuse “el grave peligro que este acontecimiento amenaza a la Humanidad si no le dedicamos todo nuestro interés y todas nuestras energías, incluso por encima de otros graves problemas existentes, para intentar encontrar su solución. En estos artículos expuse,”que la causa de este enorme aumento de de población radica en el malentendido de la naturaleza humana y en una errónea relación con el mundo y su Creador. El medio de solucionarlo esta en comprender la naturaleza del hombre, su destino, su lugar en el mundo y el objetivo del Creador para con él. En otras palabra buscar la Verdad.” Esta Verdad y la correspondiente solución pensaban tratar dentro de un CIRCULO DE ESTUDIOS con compañeros de mi profesión y de otros profesionales, para los que redacté un programa de actuación. Empero como nuestros males, ni el antinatural y desenfrenado expansión demográfica no se manifestaron aún con tanta evidencia como experimentamos hoy, nadie hecho caso a mi dramática advertencia y llamamiento y tenía que seguir realizando mi programa de actuación en solitario. Tenia que pasar 10 años hasta que las Naciones Unidas empezaran reconocer este y otros males, surgidas desde la Revolución Industrial, y de sentir la necesidad y obligación de tratarlos, los que han realizado en sus costosos Conferencias Mundiales, desde el año 1974 prácticamente cada dos años, eligiendo uno del mal tal como iban a presentándose, aceptando cada uno como un hecho dado, y sin relacionarlos unos con otros y de una causa común de todos. Este erróneo enfoque, que yo intentaba demostrar en mis escritos presentados en cada ocasión sobre los temas tratados en las Conferencias de las Naciones Unidas, y este Organismo constantemente ha ignorado, y a mi no ha quedado otro remedio de recogerlos en mis libros y revistas anuales “Mensaje” de mi Centro de Investigación, para que después de continuos fracasos de obtener los deseados objetivos de este Organismo, descubrirán la causa de sus fracasos y empecerán interesarse para mis ideas y teorías desarrollada en citados libros y revistas. Este tiempo después de 35 años de continuos fracasos, y con el progresivo empeoramiento de nuestra situación, ha llegado ya y algunos hombres competentes y preocupados por nuestros innumerables e interrelacionados males, (y no los Organizadores y multidinarios participantes de distintos delegados de las Conferencias de las Naciones Unidas) ya han pronunciado lo que yo expuse hace 43 años en los citados artículos, Que la causa de todos nuestros males surgidos desde la Revolución Industrial es el hombre contemporáneo. Este reconocimiento que hoy ya es un conocimiento publico, no es suficiente en si ya que los tipos de nuestros males no existían, en este escala, ni en la época de Edad Media ni en la época del Renacimiento, siendo el hombre como especie humano física y biológicamente en esencia idéntico, y para evitar una idea precipitada e improvisada, que desviara otra vez a un camino erróneo nuestra búsqueda, faltaría conocer porque ha podido ocurrir este diferente y erróneo comportamiento del hombre justamente en nuestros tiempos. Obtener este conocimiento es una cuestión filosófica relacionada con la Verdad sobre la Existencia misma, que exige unos estudios muy profundos, y dedicación completa, pero en este campo también hay varios métodos que puede llevar al investigador para obtener su meta. Uno de este método es lo que he elegido yo, es la observación y comparación de las conductas de los animales y del hombre en la historia. Haciendo esto y tomando las épocas de la antigua cultura de Grecia y nuestra cultura Cristiana, observamos que la conducta de loa animales durante estos tiempos, sean estos gatos, perros, tigres, insectos, pájaros peces, etc. han sido invariables, y preestablecidos, con la capacidad de adaptarse con sus conductas perfectamente a las Leyes de la Naturaleza, sin posibilidad de perturbar su ordenado y armonioso desarrollo, asegurando con ello el constante equilibrio entre sus “componentes”, los seres animados, garantizando así el pleno desarrollo y bienestar de cada especie mientras Vivian. Esta perfecta y acertada conducta sólo ha sido posible porque sus naturalezas sólo poseen instinto, en lo que esta impresa la Verdad sobre la Existencia y la falta de conciencia y racio cineo, “ellos” no son capaces de juzgar los acontecimientos en sus alrededores y formular sus propias ideas sobre lo mismos, y modificar con ello esta Verdad, que actúa como guía en sus conductas. Esta es la razón por lo que los seres animados (animales), debajo del nivel de la especie humana, no tienen una historia variable, y (hasta que la evolución y el proceso de Autorrealización de la Existencia Real, el Amor Puro, hacía su estado inicio no ha alcanzado el nivel que representa la especie humana) el equilibrado desarrollo, entre los especies de seres animados (animales u vegetales) que componen la Naturaleza de nuestra Planeta se ha mantenido. Empero como en el proceso de Autorrealización de la Existencia Real, el Amor Puro, hacia su estado inicial (prístino) esta recuperando dentro de la naturaleza del especie humana su Conciencia y conocimiento absoluto, con la Fuerza Creativa, que son dones y facultades del Espíritu, el hombre, el único ser viviente posee ya dos tipos de naturalezas; lo espiritual que en esencia es idéntica con el Espíritu Supremo del Amor Puro y posee los mismos dones, y por otro lado, de instinto, en el que, igual como en el instinto de los animales, esta impresa la Verdad sobre la Existencia. Así el hombre con su naturaleza especial posee los dos estados de la Existencia Real, del Amor Puro; con su espíritu representa la existencia Real, al Amor en su estado Puro y con su instinto representa el Amor Puro en su estado de Autorrealización. Con esta naturaleza especial el hombre es el verdadero microcosmos y en teoría tiene la posibilidad de conocer a través de su espíritu la Verdad y a través de su instinto de sentir la Verdad sobre la Existencia. Sin embargo al no estar aisladas estos dones de su naturaleza sino fusionadas en una unidad inseparable, la influencia de una sobre la otra modifico ambos conocimientos y dependiendo de su atención y valoración de una u otra, el hombre puede y ha tenido en su historia tres posibilidades para su conducta y actividades. - Puede sobrevalorar sus necesidades espirituales a costa de sus necesidades físicas-instintivas, situación que existió en la época arcaica de la antigua cultura de Grecia y en la época de la Edad Media de nuestra cultura Cristiana. - Puede prestar la misma atención a sus necesidades espirituales y físicas, situación que existió en la época clásica de la antigua cultura de Grecia y en la época del Renacimiento de nuestra cultura Cristiana. - Puede sobrevalorar sus necesidades físicas a costa de sus necesidades espirituales, situación que se ha dado en la época Helenística de la antigua cultura de Grecia y que existe desde la Revolución Industrial, extendido esto ya por todas partes de nuestro planeta. Conociendo la historia de la conducta de los hombres en estas dos culturas, aunque los hombres en sus aspectos físicos han sido muy similares, durante estos tres tipos de modo de vida, sus conductas y actividades dependiendo de su “filosofía del mundo y de la vida”, y el estado psicosomático de su naturaleza especial humana eran muy diferentes, (casi como si hubieran sido otro tipo de razas) pero a pesar de la diferente cultura, cuando coincidieron sus filosofías y estado psicosomático de sus naturalezas, sus conductas y actividades era idénticas. Asi en la época arcaica de la antigua cultura de Grecia y en la época de la Edad Media de nuestra cultura Cristiana, cuando en ambas culturas prevalecía la exagerada espiritual “filosofía del mundo y de la vida”, y la degeneración del perfecto estado de la naturaleza especial humana, el hombre ha perdido su capacidad intrínseca de adaptarse con su conducta y actividades a las Leyes de la Naturaleza, como hacen sin ninguna dificultad los otros seres animados (animales) debajo de su nivel, causando con ello muchos daños a su perfecto desarrollo y funcionamiento, y creando muchos tipos de males de cuyos eliminaciones, al no ser conscientes de que la causa de estos males son su errónea “filosofía del mundo y de la vida”, y el degenerado estado de su naturaleza psicosomática, hasta que no lograba descubrir este hecho, ningún tratamiento directo han servido, y sólo cundo con un lento proceso evolutivo han logrado establecer este justo “filosofía del mundo y de la vida”, y restablecer el perfecto equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana, que ha ocurrido en la época clásica de la antigua cultura de Grecia y en la época de Renacimiento de nuestra cultura Cristiana han desaparecido todos los males sin ninguna intención especial, sino de manera natural y espontánea. En estas épocas la conducta y actividades, a pesar de que los hombres, del aspecto físico eran muy similares de la época anterior, estas eran muy diferentes, y además de recuperar su capacidad de adaptarse con su conducta, mientras duraba su perfecto estado psicosomático de su naturaleza, a las Leyes de la Naturaleza, sin perturbar su ordenado y armonioso desarrollo y causar con ello daños y males, su capacidad creativa en campo de arte, literatura, filosofía, arquitectura, y sus conocimientos en todo campo de ciencias, han alcanzado un nivel insuperable, que ayudaban a los hombres en ambas culturas realizar sus vidas en plenitud y en perfecto armonía con su medio ambiente natural, desapareciendo ahora todos los males de anterior épocas sin darse cuenta de ello. Este feliz estado que duraba 300-350 años en ambas culturas al no ser conscientes del papel de su “filosofía del mundo y de la vida y el estado de su naturaleza psicosomática en su conducta y actividades sino ver y experimentar las mejoramientos físicos de su vida, con el progreso de las ciencias y técnicas aplicables en las vidas cotidianas los hombres en sus optimismos en el futuro desarrollo de estos tipos de conocimientos prácticos, poco a poco y sin darse cuenta de ello cambian sus “filosofía del mundo y de la vida”, se interesan menos en cosas espirituales y se convierten en seres materialistas, perdiendo con esto el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintivo de su naturaleza especial humana, que como hemos visto era la condición indispensable para que el hombre podría adaptarse, con su conducta con perfección a las Leyes de la Naturaleza, y evitar causar daños a su perfecto desarrollo del que depende el bienestar de todos los especies que lo componen, incluida nuestra felicidad. Este deseado estado que hemos perdido por nuestra extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida”, que también existía en la época Helenística de la antigua cultura de Grecia, y de Judaísmo y en Roma en la época de Jesucristo, y que destruyo el perfecto estado psicosomático de la naturaleza de los hombres de estas culturas, conociendo la historia de los citados culturas, de que estas no han logrado cambiar sus errónea “filosofía del mundo y de la vida”, y restablecer por camino evolutivo y pacifico el justo equilibrio perdido entre la parte espiritual e instintiva de sus naturalezas, sino llevando este erróneo modo de vida hasta su fin, el necesitado cambio aquí se ha realizado de manera abrupta y destructiva, que ha servido para aprendiendo de esta desgracia, nacerá esta necesitada justa “filosofía del mundo y de as vida”, que en este caso ha pronunciado Jesucristo, abriendo con ello un nuevo camino para un nuevo tipo de cultura, que es nuestra cultura Cristiana, que por no comprender sus discípulos y seguidores la esencia de su Mensaje, exagerando su parte transcendental, esta se ha traducido en una ideología religiosa, sobrevalorando las necesidades espirituales a costa de las necesidades físicas de la naturaleza especial humana, empezando con ello el conocido historia expuesta en los previos parte de este ensayo. Hemos aprendido de estos hechos históricos y demostrado que la conducta y actividades a diferencia de los sere animados (animales) debajo de nuestro nivel, no es constante e invariable, sino esto depende de su “filosofía del mundo y de la vida”, y el estado psicosomático de la naturaleza especial humana, y entre sus tres posibilidades sólo cuando logra establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintivo de su naturaleza especial humana es cuando recupera su capacidad de adaptarse con su conducta y actividades a las Leyes de la Naturaleza y de no perturbar a su ordenado y armonioso desarrollo, y evitar con ello crear daños en la vida de su sociedad. Encontrándonos hoy en la tercera posibilidad de realizar nuestra vida, con su falsa y exagerada materialista “filosofía del mundo y de la vida”, y en degenerado estado de su naturaleza psico somática, y aprendiendo de los citados ejemplos, hemos visto de que en el caso cuando el hombre no ha logrado establecer su justa “filosofía del mundo y de la vida”, y el perfecto estado de su naturaleza especial humana, que ha ocurrido en la época arcaica de la antigua cultura de Grecia y en la época de Edad Media En nuestra cultura Cristiana, los tipos de males que han surgido en esta situación, al no conocer el papel de estas condiciones en la conducta del hombre, e intentar en principio eliminar estos males tratándoles directamente y sin relacionarles con un causante, tardo más de un milenio para que a través de los manifestados contradicciones entre sus ideas y de la realidad podían descubrir sus erróneo enfoque, y con un lento camino evolutivo cambiar sus erróneo modo de vida, recuperar el perfecto estado psicosomático de sus naturalezas y establecer la justa “filosofía del mundo y de la vida”, con la que han desaparecido todos los males existentes de manera natural y espontánea, que perduraba durante las épocas clásica de la antigua cultura de Grecia y en época de Renacimiento de nuestra cultura Cristiana. Empero la historia también nos enseña que cuando el hombre se encontró en su otra posibilidad, de su exagerada materialista “filosofía del mundo y de la vida”, que existía en la época Helenística de la antigua cultura de Grecia, y cuando los hombres de estas sociedades han tenido la misma materialista “filosofía del mundo y de la cida”y el degenerado estado de sus naturalezas psicosomático, como tenemos nosotros y al no lograr restablecer este perfecto estado de sus naturalezas, el cambio se realizo de una manera revolutiva, acabando en una destrucción irreparable. Ante esta situación negativa respeto a nuestro futuro, reconociendo ya no sólo de que la causa de nuestros innumerables e interrelacionados males, que son infinitamente mas numerosos y graves que existían en la época de Helenismo de la antigua cultura de Grecia, es el hombre, sino sabiendo ya también porque ha podido ocurrir esto, y de que la única posibilidad de poder eliminar nuestros males es cambiar el erróneo enfoque de las Naciones Unidas de intentar eliminar nuestros males, respetando el erróneo modo de vida del hombre de nuestras civilizaciones y sin relacionarlos con sus causante, la materialista “filosofía del mundo y de la vida”, sino aceptando esto como su causa, la solución necesitada tendría que ser de concentrarse en la búsqueda de la posibilidad de restablecer la justa “filosofía del mundo y de la vida”, y el perfecto estado de nuestra naturaleza psicosomática. Haciendo esto, aunque por el avanzado estado de nuestros males y de poco tiempo que tenemos para poner en practica, con éxito, el resultado de este tratamiento para salvar nuestras civilizaciones, de una destrucción inevitable, pero sabiendo que sólo esta solución es valida de eliminar nuestros males y abrir un nuevo camino para los supervivientes y de futura generación de la humanidad y de otros especies de nuestra planeta, es suficiente razón para entregarnos con toda nuestra fuerza a este tipo de búsqueda. Madrid 16 de Noviembre 2009 F. Z. Lantos Dr. Arquitecto

__________
¿QUE PODEMOS APRENDER DE LA HISTORIA DE CONDUCTA DE ANIMALES Y
DEL CONDUCTA Y ACTIVIDADES DE LA ESPECIE HUMANA 
10 años antes que las Naciones Unidas en sus conferencias de tratar nuestros males entre los que el mas grave ha sido el antinatural y desenfrenado expansión demográfica, yo en mi articulo “La causa y solución de la enorme expansión demográfica”, y “Articulo dirigido a las Inteligencias Inquietas”, publicado en el año 1976 en la revista de Arquitectura del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid y en el diario ABC, cuando la población del mundo con su 3200 millones de habitantes aún tenia la mitad que tenemos hoy, pero su crecimiento desde la Revolución Industrial enseño una tendencia antinatural y enfermiza, expuse “el grave peligro que este acontecimiento amenaza a la Humanidad si no le dedicamos todo nuestro interés y todas nuestras energías, incluso por encima de otros graves problemas existentes, para intentar encontrar su solución.

En estos artículos expuse,”que la causa de este enorme aumento de de población radica en el malentendido de la naturaleza humana y en una errónea relación con el mundo  y su Creador. El medio de solucionarlo esta en comprender la naturaleza del hombre, su destino, su lugar en el mundo y el objetivo del Creador para con él. En otras palabra buscar la Verdad.”

Esta Verdad y la correspondiente solución pensaban tratar dentro de un CIRCULO DE ESTUDIOS con compañeros de mi profesión y de otros profesionales, para los que redacté un programa de actuación.

Empero como nuestros males, ni el antinatural y desenfrenado expansión demográfica no se manifestaron aún con tanta evidencia como experimentamos hoy, nadie hecho caso a mi dramática advertencia y llamamiento y tenía que seguir realizando mi programa de actuación en solitario.

Tenia que pasar 10 años hasta que las Naciones Unidas empezaran reconocer este y otros males, surgidas desde la Revolución Industrial, y de sentir la necesidad y obligación de tratarlos, los que han realizado en sus costosos Conferencias Mundiales, desde el año 1974 prácticamente cada dos años, eligiendo uno del mal tal como iban a presentándose, aceptando cada uno como un hecho dado, y sin relacionarlos unos con otros y de una causa común de todos.

Este erróneo enfoque, que yo intentaba demostrar en mis escritos presentados en cada ocasión sobre los temas tratados en las Conferencias de las Naciones Unidas, y este Organismo constantemente ha ignorado, y a mi no ha quedado otro remedio de recogerlos en mis libros y revistas anuales “Mensaje” de mi Centro de Investigación, para que después de continuos fracasos de obtener los deseados objetivos de este Organismo, descubrirán la causa de sus fracasos y empecerán interesarse para mis ideas y teorías desarrollada en citados libros y revistas.

Este tiempo después de 35 años de continuos fracasos, y con el progresivo empeoramiento de nuestra situación, ha llegado ya y algunos hombres competentes y preocupados por nuestros innumerables e interrelacionados males, (y no los Organizadores y multidinarios participantes de distintos delegados de las Conferencias de las Naciones Unidas) ya han pronunciado lo que yo expuse hace 43 años en los citados artículos, Que la causa de todos nuestros males surgidos desde la Revolución Industrial es el hombre  contemporáneo.

Este reconocimiento que hoy ya es un conocimiento publico, no es suficiente en si ya que los tipos de nuestros males no existían, en este escala, ni en la época de Edad Media ni en la época del Renacimiento, siendo el hombre como especie humano física y biológicamente en esencia idéntico, y para evitar una idea precipitada e improvisada, que desviara otra vez a un camino erróneo nuestra búsqueda, faltaría conocer porque ha podido ocurrir este diferente y erróneo comportamiento del hombre justamente en nuestros tiempos.

Obtener este conocimiento es una cuestión filosófica relacionada con la Verdad sobre la Existencia misma, que exige unos estudios muy profundos, y dedicación completa, pero en este campo también hay varios métodos que puede llevar al investigador para obtener su meta. Uno de este método es lo que he  elegido yo, es la observación y comparación de las conductas de los animales y del hombre en la historia. Haciendo esto y tomando las épocas de la antigua cultura de Grecia y nuestra cultura Cristiana, observamos que la conducta de loa animales durante estos tiempos, sean estos gatos, perros, tigres, insectos, pájaros peces, etc. han sido invariables, y preestablecidos, con la capacidad de adaptarse con sus conductas perfectamente a las Leyes de la Naturaleza, sin posibilidad de perturbar su ordenado y armonioso desarrollo, asegurando con ello el constante equilibrio entre sus “componentes”, los seres animados, garantizando así el pleno desarrollo y bienestar de cada especie mientras Vivian.

Esta perfecta y acertada conducta sólo ha sido posible porque sus naturalezas sólo poseen instinto, en lo que esta impresa la Verdad sobre la Existencia y la falta de conciencia y racio cineo, “ellos” no son capaces de juzgar los acontecimientos en sus alrededores y formular sus propias ideas sobre lo mismos, y modificar con  ello esta Verdad, que actúa como guía en sus conductas. Esta es la razón por lo que los seres animados (animales), debajo del nivel de la especie humana, no tienen una historia variable, y (hasta que la evolución y el proceso de Autorrealización de la Existencia Real, el Amor Puro, hacía su estado inicio no ha alcanzado el nivel que representa la especie humana) el equilibrado desarrollo, entre los especies de seres animados (animales u vegetales) que componen la Naturaleza de nuestra Planeta se ha mantenido.

Empero como en el proceso de Autorrealización de la Existencia Real, el Amor Puro, hacia su estado inicial (prístino) esta recuperando dentro de la naturaleza del especie humana su Conciencia y conocimiento absoluto, con la Fuerza Creativa, que son dones y facultades del Espíritu, el hombre, el único ser viviente posee ya dos tipos de naturalezas; lo espiritual que en esencia es idéntica con el Espíritu Supremo del Amor Puro y posee los mismos dones, y por otro lado, de instinto, en el que, igual como en el instinto de los animales, esta impresa la Verdad sobre la Existencia. Así el hombre con su naturaleza especial posee los dos estados de la Existencia Real, del Amor Puro; con su espíritu representa la existencia Real, al Amor en su estado Puro y con su instinto representa el Amor Puro en su estado de Autorrealización.

Con esta naturaleza especial el hombre es el verdadero microcosmos y en teoría tiene la posibilidad de conocer a través de su espíritu la Verdad y a través de su instinto de sentir la Verdad sobre la Existencia. Sin embargo al no estar aisladas estos dones de su naturaleza sino fusionadas en una unidad inseparable, la influencia de una sobre la otra modifico ambos conocimientos y dependiendo de su atención y valoración de una u otra, el hombre puede y ha tenido en su historia tres posibilidades para su conducta y actividades.
-         Puede sobrevalorar sus necesidades espirituales a costa de sus necesidades físicas-instintivas, situación que existió en la época arcaica de la antigua cultura de Grecia y en la época de la Edad Media de nuestra cultura Cristiana.
-         Puede prestar la misma atención a sus necesidades espirituales y físicas, situación que existió en la época clásica de la antigua cultura de Grecia y en la época del Renacimiento de nuestra cultura Cristiana.
-         Puede sobrevalorar sus necesidades físicas a costa de sus necesidades espirituales, situación que se ha dado en la época Helenística de la antigua cultura de Grecia y que existe desde la Revolución Industrial, extendido esto ya por todas partes de nuestro planeta.

Conociendo la historia de la conducta de los hombres en estas dos culturas, aunque los hombres en sus aspectos físicos han sido muy similares, durante estos tres tipos de modo de vida, sus conductas y actividades dependiendo de su “filosofía del mundo y de la vida”, y el estado psicosomático de su naturaleza especial humana eran muy diferentes, (casi como si hubieran sido otro tipo de razas) pero a pesar de la diferente cultura, cuando coincidieron sus filosofías y estado psicosomático de sus naturalezas, sus conductas y actividades era idénticas.

Asi en la época arcaica de la antigua cultura de Grecia y en la época de la Edad Media de nuestra cultura Cristiana, cuando en ambas culturas prevalecía la exagerada espiritual “filosofía del mundo y de la vida”, y la degeneración del perfecto estado de la naturaleza especial humana, el hombre ha perdido su capacidad intrínseca de adaptarse con su conducta y actividades a las Leyes de la Naturaleza, como hacen sin ninguna dificultad los otros seres animados (animales) debajo de su nivel, causando con ello muchos daños a su perfecto desarrollo y funcionamiento, y creando muchos tipos de males de cuyos eliminaciones, al no ser conscientes de que la  causa de estos males son su errónea “filosofía del mundo y de la vida”, y el degenerado estado de su naturaleza psicosomática, hasta que no lograba descubrir este hecho, ningún tratamiento directo han servido, y sólo cundo con un lento proceso evolutivo han logrado establecer este justo “filosofía del mundo y de la vida”, y restablecer el perfecto equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana, que ha ocurrido en la época clásica de la antigua cultura de Grecia y en la época de Renacimiento de nuestra cultura Cristiana han desaparecido todos los males sin ninguna intención especial, sino de manera natural y espontánea.  

En estas épocas la conducta y actividades, a pesar de que  los hombres, del aspecto físico eran muy similares de la época anterior, estas eran muy diferentes, y además de recuperar  su capacidad de adaptarse con su conducta, mientras duraba su perfecto estado psicosomático de su naturaleza, a las Leyes de la Naturaleza, sin perturbar su ordenado y armonioso desarrollo y causar con ello daños y males, su capacidad creativa en campo de arte, literatura, filosofía, arquitectura, y sus conocimientos en todo campo de ciencias, han alcanzado un nivel insuperable, que ayudaban a los hombres en ambas culturas realizar sus vidas en plenitud y en perfecto armonía con su medio ambiente natural, desapareciendo ahora todos los males de anterior épocas sin darse cuenta de ello.

Este feliz estado que duraba 300-350 años en ambas culturas al no ser conscientes del papel de su “filosofía del mundo y de la vida y el estado de su naturaleza psicosomática en su conducta y actividades sino ver y experimentar las mejoramientos físicos de su vida, con el progreso de las ciencias y técnicas aplicables en las vidas cotidianas los hombres en sus optimismos en el futuro desarrollo de estos tipos de conocimientos prácticos, poco a poco y sin darse cuenta de ello cambian sus “filosofía del mundo y de la vida”, se interesan menos en cosas espirituales y se convierten en seres materialistas, perdiendo con esto el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintivo de su naturaleza especial humana, que como hemos visto era la condición indispensable para que el hombre podría adaptarse, con su conducta con perfección a las Leyes de la Naturaleza, y evitar causar daños a su perfecto desarrollo del que depende el bienestar de todos los especies que lo componen, incluida nuestra felicidad.

Este deseado estado que hemos perdido por nuestra extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida”, que también existía en la época Helenística de la antigua cultura de Grecia, y de Judaísmo y en Roma en la época de Jesucristo, y que destruyo el perfecto estado psicosomático de la naturaleza de los hombres de estas culturas, conociendo la historia de los citados culturas, de que estas no han logrado cambiar sus errónea “filosofía del mundo y de la vida”, y restablecer por camino evolutivo y pacifico el justo equilibrio perdido entre la parte espiritual e instintiva de sus naturalezas, sino llevando este erróneo modo de vida hasta su fin, el necesitado cambio aquí  se ha realizado de manera abrupta y destructiva, que ha servido para aprendiendo de esta desgracia, nacerá esta necesitada justa “filosofía del mundo y de as vida”, que en este caso ha pronunciado Jesucristo, abriendo con ello un nuevo camino para un nuevo tipo de cultura, que es nuestra cultura Cristiana, que por no comprender sus discípulos y seguidores la esencia de su Mensaje, exagerando su parte transcendental, esta se ha traducido en una ideología religiosa, sobrevalorando las necesidades espirituales a costa de las necesidades físicas de la naturaleza especial humana, empezando con ello el conocido historia expuesta  en los previos parte de este ensayo.

Hemos aprendido de estos hechos históricos y demostrado que la conducta y actividades a diferencia de los sere animados (animales) debajo de nuestro nivel, no es constante e invariable, sino esto depende de su “filosofía del mundo y de la vida”, y el estado psicosomático de la naturaleza especial humana, y entre sus tres posibilidades sólo cuando logra establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintivo de su naturaleza especial humana es cuando recupera su capacidad de adaptarse con su conducta y actividades a las Leyes de la Naturaleza y de no perturbar a su ordenado y armonioso desarrollo, y evitar con ello crear daños en la vida de su sociedad.

Encontrándonos hoy en la tercera posibilidad de realizar nuestra vida, con su falsa y exagerada materialista “filosofía del mundo y de la vida”, y en degenerado estado de su naturaleza psico somática, y aprendiendo de los citados ejemplos, hemos visto de que en el caso cuando el hombre no ha logrado establecer su justa “filosofía del mundo y de la vida”, y el perfecto estado de su naturaleza especial humana, que ha ocurrido en la época arcaica de la antigua cultura de Grecia y en la época de Edad Media En nuestra cultura Cristiana, los tipos de males que han surgido en esta situación, al no conocer el papel de estas condiciones en la conducta del hombre, e intentar en principio eliminar estos males tratándoles directamente y sin relacionarles con un causante, tardo más de un milenio para que a través de los manifestados contradicciones entre sus ideas y de la realidad podían descubrir sus erróneo enfoque, y con un lento camino evolutivo cambiar sus erróneo modo de vida, recuperar el perfecto estado psicosomático de sus naturalezas y establecer la justa “filosofía del mundo y de la vida”, con la que han desaparecido todos los males existentes de manera natural y espontánea, que perduraba durante las épocas clásica de la antigua cultura de Grecia y en época de Renacimiento de nuestra cultura Cristiana.

Empero la historia también nos enseña que cuando el hombre se encontró en su otra posibilidad, de su exagerada materialista “filosofía del mundo y de la vida”, que existía en la época Helenística de la antigua cultura de Grecia, y cuando los hombres de estas sociedades han tenido la misma materialista “filosofía del mundo y de la cida”y el degenerado estado de sus naturalezas psicosomático, como tenemos nosotros y al no lograr restablecer este perfecto estado de sus naturalezas, el cambio se realizo de una manera revolutiva, acabando en una destrucción irreparable.

Ante esta situación negativa respeto a nuestro futuro, reconociendo ya  no sólo de que la causa de nuestros innumerables e interrelacionados males, que son infinitamente mas numerosos y graves que existían en la época de Helenismo de la antigua cultura de Grecia, es el hombre, sino sabiendo ya también porque ha podido ocurrir esto, y de que la única posibilidad de poder eliminar nuestros males es cambiar el erróneo enfoque de las Naciones Unidas de intentar eliminar nuestros males, respetando el erróneo modo de vida del hombre de nuestras civilizaciones y sin relacionarlos con sus causante, la materialista “filosofía del mundo y de la vida”, sino aceptando esto como su causa, la solución necesitada tendría que ser de concentrarse  en la búsqueda de la posibilidad de restablecer la justa “filosofía del mundo y de la vida”, y el perfecto estado de nuestra naturaleza psicosomática.

Haciendo esto, aunque por el avanzado estado de nuestros males y de poco tiempo que tenemos para poner en practica, con éxito, el resultado de este tratamiento para salvar nuestras civilizaciones, de una destrucción inevitable, pero sabiendo que sólo esta solución es valida de  eliminar nuestros males y abrir un nuevo camino para los supervivientes y de futura generación de la humanidad y de otros especies de nuestra planeta, es suficiente razón para entregarnos con toda nuestra fuerza a este tipo de búsqueda.

Madrid 16 de Junio 2013

F. Z. Lantos Dr. Arquitecto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.