5 jun. 2013

EL PAPEL DETERMINANTE DE LA "FILOSOFÍA DEL MUNDO Y DE LA VIDA" Y EL ESTADO PSICOSOMÁTICO DEL HOMBRE EN SUSCOMPORTAMIENTOS Y ACTIVIDADES

__________
    EL PAPEL DETERMINANTE DE LA "FILOSOFÍA DEL MUNDO Y DE LA VIDA" Y EL ESTADO PSICOSOMÁTICO DEL HOMBRE EN SUSCOMPORTAMIENTOS Y ACTIVIDADES

CULTURA ANTIGUA DE GRECIA: PERIODO ARCAICO entre los años 1500-500 antes de Cristo.

CULTURA CRISTIANA: EDAD MEDIA entre los siglos I - XV

Período de fe y religión de una ideología viva y compartida. Estado desequilibrado de la naturaleza psicosomática del hombre.
Consecuencias en esencia idénticas en ambas culturas.

FORMA Y ESTRUCTURA DE LAS CIUDADES:
- Único centro de carácter espiritual desarrollado alrededor de una iglesia en pequeños poblados o de catedral en mayores ciudades con edificios religiosos donde se arreglaron todos los problemas de sus habitantes.
- Casas incómodas, mal ventiladas, mal iluminadas y con falta de higiene, amontonadas en calles estrechas sin infraestructura urbanística.

ARQUITECTURA:
- No existían arquitectos profesionales sino constructores anónimos y artesanos quienes aprendieron la profesión de un maestro, a cuyo lado empezaron a trabajar como aprendices. Estos constructores tenían mucha sensibilidad artística y conocimiento técnico pero poco conocimiento científico sobre las obras que estaban realizando.

ARTE:
- Sólo existía arte sacro. Los temas de escultura, pintura, música, etc., todos estaban relacionados con la religión, la única ideología compartida por las sociedades de la época.

FILOSOFÍA:
- Al existir una fe indudable, no existía filosofía ni filósofos, eran sustituidos por teólogos.

LITERATURA Y POESÍA:
- Los temas de literatura y poesía estaban relacionados con la religión. Los libros más importantes eran la Biblia y los libros sagrados.
- No existían novelas con temas de personajes ni autobiografías de hombres importantes y bien situados dentro de las sociedades.

MEDICINA:
- Por el poco interés hacia la vida práctica y del cultivo del cuerpo, la medicina estaba en un estado muy primitivo, no existían médicos profesionales y no se sabía nada de bacterias y virus ni de enfermedades infecciosas.

CIENCIAS: FÍSICA, QUÍMICA, ASTRONOMÍA, CIENCIAS NATURALES, ETC.:
- Hubo poco interés hacia este tipo de conocimientos y consecuentemente estaban muy poco desarrolladas.

VIDA SOCIAL:
- Se basaba en la familia, con un fuerte lazo entre hijos, padres y parientes. No existía el divorcio ni las desviaciones sexuales.

VIDA CULTURAL Y RECREATIVA:
- El tipo de hombre en esta época era más actor que espectador y se interesaba solamente por los temas religiosos. No existían ni teatros ni campos deportivos para cultivar su espíritu y cuerpo con este tipo de actividades.

Como consecuencias de este antinatural y erróneo modo de vida han surgido muchos males que los intentaban eliminar tratando cada caso directamente, pero como no sabían que todos los manifestados males, (entre los que los más frecuentes y terribles eran las enfermedades infecciosas y contagiosas), estaban causados por su erróneo modo de vida, que por descuidar la parte física de sus naturalezas, con la falta de higiene, mientras han criado, sin saberlo, sus invisibles enemigos mortales, las bacterias y los virus, han debilitado la resistencia de sus vidas físicas, y en la lucha por la subsistencia, entre los seres animados que componen la Naturaleza, ellos, a pesar de sus buenas intenciones para eliminarlos han sido presa fácil, pagando con sus vidas por su ignorancia.

Para descubrir los hombres de estas sociedades la causa real de sus males, tenían que repetirse y aumentar las contradicciones entre sus falsas ideas y de la realidad, que a través de una lenta evolución ha llegado en la ÉPOCA CLÁSICA DE LA ANTIGUA CULTURA DE CRECÍA entre los tiempos de Pitágoras y Aristóteles y en la ÉPOCA DEL RENACIMIENTO entre el período de Giotto y Beethoven en la Cultura Cristiana.

En estos períodos, en ambas culturas, la especie humana logra establecer el justo equilibrio entre su espíritu e instinto y establecer el perfecto estado de su naturaleza especial humana, el único estado que le permite al él también conocer y sentir la verdad y vibrar al unísono con las Leyes de la Naturaleza que reflejan la Subyacente Verdad sobre la Existencia y estar guiados en su comportamiento y actividades por sus principios. Durante esta feliz coincidencia, que en ambas culturas duraba 300-350 años, al coincidir en esencia la verdad subjetiva del hombre con la verdad objetiva sobre el mundo y la vida, todos los males que padecía en las anteriores épocas y los que no ha podido eliminar, desaparecen sin ninguna intervención intencionada, de manera natural y espontánea y sin darse cuenta de ello. Y ahora, guiados por este nuevo impulso interior, sentido y reforzado con su conciencia, abre un nuevo interés y camino para su realización, que se manifiesta en su comportamiento y actividades de la siguiente forma:

DESARROLLO DE LAS CIUDADES:
- Las ciudades heredadas de la Época Arcaica de la antigua Cultura de Grecia y de la Edad Media de nuestra Cultura Cristiana de un único centro de carácter espiritual, representado por el templo y la catedral y de calles estrechas sin instalaciones urbanísticas y casas mal iluminadas y ventiladas y falta de higiene, se completan con un nuevo centro administrativo, socio-cultural, representado por el ayuntamiento, palacio de justicia y otros edificios administrativos, conectados estos dos centros por una avenida ancha en la que se ubicaban las tiendas, locales comerciales, talleres de artesanía, etc. Las nuevas construcciones tienen ya calles más anchas y mejor instaladas. Las viviendas son más cómodas, más sanas, mejor iluminadas y ventiladas.
En ciudades mayores aparece ya un centro recreativo, con teatro, ópera, auditorios, sala de conciertos, museo, etc.
El conjunto de estas ciudades y poblados son como una obra de arte en su extensión arquitectónica y urbanística, que a pesar de su constante crecimiento, da la impresión de ser definida en su tamaño, ordenada y clara en su estructura, funcional en la distribución de uso y expresiva y bella en su forma.
En estas ciudades todas las personas, niños y mayores, podían realizar sus vidas en plenitud y satisfacer sus necesidades físicas y espirituales y obtener sus felicidades.

ARQUITECTURA:
- Aunque no existen aún escuelas de arquitectura ya hay arquitectos profesionales de gran prestigio para las obras importantes como Ictíneos y Calectrates en la Antigua Cultura de Grecia, Bramante, Brunelleschi, etc., en  el Renacimiento, quienes se dedican a esta profesión casi exclusivamente, aunque la mayoría son grandes artistas como Phedias en la Antigua Grecia, Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, Rafael, etc., en el Renacimiento, quienes unen el arte y ciencia, creando obras perfectas, dedicadas ya no sólo a la Iglesia, sino también de interés público, social y cultural.
Los edificios menos importantes, como las viviendas y casas las construyen constructores anónimos pero con gran sensibilidad artística y suficiente conocimiento técnico, dando unos resultados menos envidiables de las obras de grandes maestros.

ARTE:
- Aunque prevalece aún el arte sacro, tanto en arquitectura como en escultura, pintura y música, aparecen bastantes obras con temas profanos, sociales y culturales, en todas las ramas de arte, pero lo más importante es la existencia de demanda para este tipo de actividades que formaban parte integrante de sus
vidas y que se extendió hasta los más insignificantes utensilios, vestidos, muebles, cantos y danzas populares, todo esto con la perfecta armonía con el medio ambiente natural o construido.

FILOSOFÍA:
- Aunque aún predomina la fe y la creencia en la religión practicada, al descubrir los valores humanos y el derecho, de nuestros sentimientos corporales, nace entre algunos hombres inquietos una curiosidad de conocerse a sí mismos y la verdad sobre el mundo y la vida en general.
                                                                          
Estos hombres aún no son filósofos profesionales, sino pensadores y observadores de la Naturaleza de la que sacan unas conclusiones muy valiosas y realistas. Aunque ninguno de ellos tenía una teoría antirreligiosa, la Iglesia no los veía con buenos ojos.

LITERATURA Y POESÍA:
- Aparecen temas profanos, cultivados por artistas quienes describen sus impresiones sobre sus trabajos y sentimientos, pero al no existir aún la imprenta, el cultivo y divulgación de esta actividad intelectual es bastante restrictivo.

MEDICINA:
-Al descubrir el derecho a nuestra vida física y respeto hacia los sentimientos innatos de nuestra vida instintiva, los hombres descubren incluso la belleza de sus cuerpos y empiezan a cuidarlos y cultivarlos.
De esta nueva relación nace el interés hacia una medicina práctica que pretende descubrir y eliminar las enfermedades corporales existentes de la época.
Esta medicina, al no estar desarrollada aún la ciencia en general y por falta de instrumentos, aún es rudimentaria, pero el mero hecho de cuidar el cuerpo y eliminar suciedades ya salva muchas vidas de enfermedades infecciosas y plagas que predominaban en anteriores períodos.

CIENCIAS:
- Las ciencias en estas épocas, tanto en los campos de la física, química, astronomía, antropología, biología, ciencias naturales, etc., eran practicadas por hombres inquietos y verdaderos científicos quienes no buscaban resultados prácticos para su aprovechamiento en la vida cotidiana, sino que sólo les interesaba el conocimiento mismo, satisfaciendo así las exigencias de sus espíritus pero al mismo tiempo abriendo el camino para el posterior desarrollo y florecimiento de esta rama de las actividades del hombre.

VIDA SOCIAL:
- No se cambia mucho de las anteriores épocas, excepto que los hombres ahora son más abiertos, tolerantes y respetuosos con las ideas particulares de cada uno.

VIDA CULTURAL Y RECREATIVA:
- Al disfrutar el hombre el perfecto equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana y experimentar a través de sus capacidades creativas la grandeza de su espíritu y a través de los sanos sentimientos de sus instintos, la grandeza de su cuerpo, él, ahora tiene ganas de exteriorizar estos dones y sentimientos, creando y contemplando obras de arte, exponer y discutir sus ideas sobre el mundo y la vida en reuniones, teatros, salas de música e incluso en calles y plazas de sus ciudades que eran muy aptas para este tipo de actividades, donde la vida cultural y recreativa que tenían en esta época era espontánea y surgía no sólo en teatros y auditorios de música sino en todas las partes de su vida.

Es muy importante anotar que a lo largo de estos 300-350 años, mientras duraba esta justa "filosofía del mundo y de la vida" en ambas culturas, todos los males que existían y no eran capaces de eliminarlos en las anteriores épocas, ahora han desaparecido de manera natural y espontánea y todos los comportamientos y actividades de los hombres se ajustaban en el más perfecto orden y armonía con las Leyes de la Naturaleza, logrando crear obras en todas sus actividades perfectas, útiles y perennes.


ÉPOCA HELENÍSTICA: Desde el siglo III A.C. y el siglo I D.C. de la antigua cultura de Grecia.

NUESTROS TIEMPOS ACTUALES: Desde la Revolución Industrial del siglo XVII hasta nuestros días.

Con el progresivo mejoramiento de la vida física del hombre experimentado en el campo práctico de la vida, logrado con el cambio de la "filosofía del mundo y de la vida", los hombres de estas sociedades se tornan optimistas hacia las ciencias y actividades prácticas esperando de ello aún más mejoramiento y prosperidad, cuyo resultado ha sido el progresivo desinterés hacia su vida espiritual, ocupando su lugar demandas materiales destruyendo con ello el perfecto estado de su naturaleza, el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana. En este estado degenerado de su naturaleza psicosomática y guiado en su comportamiento y actividades por su falsa materialista "filosofía del mundo y de la vida", él, como una célula cancerosa, pierde su capacidad de adaptarse a las leyes y principios que dirigen el desarrollo del "todo envolvente organismo" de la que ésta forma parte integrante, causando disturbios y en su extremo desarrollo su muerte. Con este triste fin ha acabado la antigua cultura de Grecia, y todo apunta que poseyendo nosotros incluso la más exageradamente materialista "filosofía del mundo y de la vida" que ellos a finales de la época Helenística, nos espera la misma ó quizás mucho más terrible fin. Empero, vamos a ver como se cambiaron el comportamiento y las actividades de los hombres en estos períodos.

FORMA Y ESTRUCTURA DE LAS CIUDADES:
- En la proporción como ha crecido la materialista "filosofía del mundo y de la vida" del hombre en estas sociedades y sus intereses más hacia las posesiones materiales, comodidades físicas y menos hacia valores espirituales y culturales, los hombres empiezan a construir edificios más rentables como edificios industriales, comerciales, fábricas y viviendas especulativas, ubicándolas al azar en los alrededores de las ciudades existentes.
En principio, estas construcciones aún no han perturbado la estructura ordenada, la distribución funcional y la forma expresiva y bella de las ciudades heredadas de las anteriores épocas, pero cuando la parte nueva excedía lo existente y ésta se unía con los cercanos poblados de una forma arbitraria estas nuevas e indefinidas aglomeraciones, ha destruido todos los
valores arquitectónicos y humanísticos que una ciudad tiene que poseer.
Conocemos la situación caótica, confusa y deshumanizada, en la que han convertido en los últimos tiempos de la época Helenística, las ciudades de la antigua Grecia y Roma, los que para resolver los problemas y eliminar los males, Nerón tenía que incendiar.
Comparando nuestras monstruosas Megaciudades, algunas de las que tienen 25 millones de habitantes y en las que se han fundido, de manera arbitraria, en una extensión de 30-70 Km. 30-50 ciudades y poblados y en las que reinan el caos, ruido, contaminaciones, fealdades, inseguridad ciudadana y todo tipo de crímenes, con las ciudades de Grecia y Roma de las épocas de su decadencia, el problema es mucho más grave y sus próximas destrucciones son inevitables.

ARQUITECTURA:
- Al perder la justa "filosofía del mundo y de la vida" y una ideología común y practicada en la proporción como se alejaban de esto y se multiplicaban las ideologías particulares de los hombres, se pierde este común entendimiento entre el hombre creativo y contemplativo, entre el arquitecto y sus clientes y la arquitectura pierde sus formas esenciales y se transforma en diferentes estilos, llegando hoy día a una confusión total prevaleciendo el mal gusto y la superficialidad. Paralelamente, con la arquitectura  especulativa, cuyos volúmenes, formas y materiales definen las ordenanzas e intereses creados, existen algunos edificios de algunos prestigiosos arquitectos que en sí son buenos ejemplos pero en relación con su medio ambiente construido, que son nuestras desastrosas ciudades, éstos fallan y son un fracaso.

ARTE:
- En las artes de escultura, pintura y música, también se nota el progresivo alejamiento de la justa "filosofía del mundo y de la vida" y la pérdida del justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de los hombres de estas nuevas sociedades, así aún continuaban floreciendo estas actividades en los siglos III-II A.C. en la antigua Grecia y en los siglos XVIII y XIX en nuestra cultura cristiana y éstas formaban parte integrante de la vida cotidiana, pero acercándose a la extrema situación de esta falsa "filosofía del mundo y de la vida" los intereses hacia valores y actividades artísticas se desminuyen tanto que los verdaderos artistas están ignorados y éstos, para obedecer a sus impulsos interiores e inquietudes están condenados a practicar sus actividades para sí mismos, intentando vender sus creaciones en salas de exposiciones, que como el público no tiene sensibilidad para poder juzgar sus valores, quienes no consiguen que los críticos de arte y la prensa admite una propaganda positiva sobre ellos, éstos no logran ni mantener sus vidas.
En esta situación de un vacío espiritual y una insensibilidad absoluta hacia las justas jerarquías de valores lo que sustituye el verdadero arte son todo tipo de vulgaridades, de formas abstractas e imitaciones cuyo contenido, al no reflejarlo la "obra", que sólo su autor conoce, no dejando ninguna influencia ni efecto sobre sus espectadores.
Es curioso observar que en nuestro tiempo quien es respetado y remunerado no son los artistas creadores de obras, sino los intérpretes que no aportan nada original a la creación.

FILOSOFÍA:
- Igual como en el arte y otras actividades intelectuales, en principio del cambio de la justa "filosofía del mundo y de la vida" preservando aún la lucidez de la mente, esta rama de actividades está prosperando, produciendo los más valiosos pensadores y pensamientos en ambas culturas. Sin embargo, acercándose a la situación extrema de esta falsa y materialista "filosofía del mundo y de la vida", a falta de una ideología común practicada por todos a la que hemos llegado hoy, esta profesión se ha adulterado también y está desarrollándose como hongos, con múltiples, improvisadas y contradictorias teorías e ideas de segunda mano, practicada por personas sin pensamientos originales.
- No obstante, en esta confusión filosófica que afecta    muy negativamente a nuestro comportamiento y a las actividades de muchos profesionales (arquitectos, médicos, científicos, etc.) en esta frustración, nacen entre estas personas hombres inquietos, quienes, en busca de la causa de nuestros males y contradicciones se han convertido, sin querer, en nuestros futuros y verdaderos filósofos, cuyas teorías en esencia no coinciden, pero que al no estar suficientemente difundidas aún no son conocidas.

LITERATURA Y POESÍA:
- Novelas, ensayos, autobiografías, cuentos, etc., de temas muy variados, relacionados ya con la vida cotidiana, prosperan y alcanzan un nivel alto en los siglos XVIII y XIX que forma parte de las actividades culturales de estas sociedades. Los escritores y poetas en este tiempo son personas con gran prestigio y profesionales quienes viven de este tipo de trabajo y disfrutan de un reconocimiento y gran estimación en la sociedad. Este vivo interés y sana relación entre los escritores y público en la proporción de acercarse a la extrema materialista "filosofía del mundo y de la vida" y perder el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de la naturaleza especial humana y convertirse el hombre en un ser espiritualmente vacío que empezó en nuestro siglo XX y que llegó hoy a su extremo estado, en esta proporción se ha degenerado tanto el interés como el contenido de la literatura y poesía, perdiendo el prestigio y despreciando las obras de los aún buenos escritores y poetas, sustituyendo los contenidos y temas serios con temas vulgares, violentos, pornográficos, escritos por personalidades populares pero incultos y mediocres y publicados por empresas que buscan negocios en sus intervenciones. Esta situación decadente, con el desarrollo de la tecnología e industria, que ha permitido la creación de aparatos sofisticados como la televisión y videos que sustituyen ahora a los libros, desgraciadamente hace posible que llegue la influencia negativa del contenido vacío e inmoral de estas "obras", no sólo a los que tienen costumbre de leer sino a toda la población desde las más tempranas edades de niños y niñas, quienes están apegados la mayor parte del día a la programación nefasta de televisión y video.

MEDICINA:
- Con el crecimiento de la materialista "filosofía del mundo y de la vida" los hombres buscan su felicidad en posesiones, cultivo de su cuerpo y disfrute de sus sentimientos corporales.
Para lograr estos objetivos se desarrollan rápidamente las ciencias y la industria que entre otras cosas produce instrumentos y aparatos que pueden utilizarse en medicina, como el microscopio con el que se descubren las bacterias y virus que causan enfermedades infecciosas, descubrimiento con el que se eliminan muchísimas enfermedades antes desconocidas.
Estos resultados positivos y prometedores hacen que los hombres se entreguen con gran entusiasmo y optimismo hacia esta profesión y la medicina se desarrolla con una rapidez inimaginable, salvando y prolongando la vida media del hombre considerablemente. Como en este proceso de cambio de las jerarquías de valores y modos de vida de los hombres de estas nuevas sociedades, se pierde el interés hacia los valores espirituales y mentales y con eso se debilita su capacidad de sentir y conocer la verdad sobre la Existencia y captar los principios y objetivos del "plan" en el que se basa el desarrollo de nuestro mundo manifestado, dentro del que nosotros, con nuestra vida, conjuntamente con los otros seres animados, formamos parte integrante y según el que cada una de estas especies, como los colores de un cuadro de pintura, tienen un papel específico, y desde el punto de vista de la "obra" para su perfección con un papel predeterminado por su creador, ahora, en su aislamiento y liberación de estos principios, confundiendo sus conocimientos parciales con conocimientos globales, que sería necesario de comprender el mundo y el papel de su vida en este mundo, él, en su ignorancia y soberbia, trata el mundo como si éste hubiera existido para sus intereses particulares con derecho a su explotación.
Haciendo esto y motivado sus intervenciones con buenas intenciones, al no descubrir que en este "gran y complejo organismo vivo" su perfecto funcionamiento depende en un mutuo apoyo entre sus componentes, los distintos seres animados, que aunque su evolución y desarrollo está basada en una constante reproducción y consumición entre las especies, este proceso dinámico, donde él no interviene con sus actos, no altera el constante equilibrio y la supervivencia de cada especie, y de que para el pleno desarrollo y bienestar de cada ser animado, la permanencia de cada especie es importante, juzgando y valorando el mundo ahora exclusivamente desde su punto de vista, él ve a las otras especies como materia prima para utilizarla para sus propios intereses particulares, calificando algunos como útiles y otros como perjudiciales. Así y al ver al hombre más como un ser físico que espiritual lo que busca ahora es salvar su vida corporal y satisfacer sus necesidades y demandas corporales. En este proceso, teniendo a su disposición la ciencia y los medios para realizar sus objetivos está exterminando las especies que considera perjudiciales, perturbando con ello el necesario equilibrio entre las vidas que componen nuestro mundo manifestado, creando así, sin darse cuenta de ello otro tipo de problemas que en sus conclusiones se manifiestan como nuevos tipos de enfermedades.
Una de las consecuencias de esta política es la antinatural y desenfrenada expansión demográfica, que al descubrir la existencia de unas perjudiciales bacterias y virus y los antídotos llamados medicamentos contra ellos y otros tipos de tratamientos, hemos logrado salvar prácticamente todas las vidas humanas y prolongarlas artificialmente hasta su total debilitación, llegando hoy a tener la población mundial 6.000 millones y que si esta tendencia se prolonga se espera para el año 2.050 tener 10.000 millones, lo que significaría 50 veces más que nuestro planeta tenía miles de años antes de la época de Jesucristo.
Si añadimos a este cambio antinatural y nunca experimentado en esta escala el otro cambio no menos dañino, como consecuencia de nuestra falsa y extremadamente materialista "filosofía del mundo y de la vida", el también antinatural consumo de energía del hombre contemporáneo que para el año 2.050 puede llegar a ser 5-6 veces mayor que tenían los hombres en la época de Jesucristo, esto significaría 50 x (5-6)= 250-300 veces mayor consumo de energía sobre el mismo tamaño del planeta y la misma potencia energética que la que teníamos en la época de Jesucristo, creo que no hace falta ninguna demostración que esta presión no aguantaría nuestro planeta. Empero, como hoy, cuando la población del mundo aún es sólo 30 veces más y el consumo de energía puede estimarse en 3-4 veces más, lo que significaría 30 x (3-4)= 90-120 veces más que la que teníamos en la época de Jesucristo y hoy ya la contaminación de aire, agua y suelo y otros daños que con nuestro modo de vida estamos creando a la Naturaleza es tan grave que poco falta para sofocarnos y eliminar la mayor parte de las vidas en el planeta, esta experiencia y los nuevos tipos de enfermedades psíquicas, neuróticas y físicas, cáncer, infartos, sida, etc., nos demuestran que el hombre no es sólo un ser material y cuerpo sino que es un ser psicosomático, espíritu e instinto, alma y cuerpo y olvidar uno u otro es destruir el perfecto estado de su naturaleza especial humana que es la condición única que él pueda conocer y sentir la Verdad y vibrar al unísono como los otros seres, por debajo de su nivel, con las Leyes de la Naturaleza y adaptarse de manera natural y espontánea a ellas, anulando, mientras dura este perfecto equilibrio, todas las enfermedades y males que se producen cuando se aleja de ello.
En esta situación, para que la medicina pueda cumplir su papel tiene que reconocer que la causa de la mayoría de las enfermedades actuales es la degeneración del perfecto estado de nuestra naturaleza psicosomática y que para curarlas no es suficiente tratarlas directamente, sino paralelamente con las intervenciones practicadas, ésta tiene que buscar soluciones para curar la causa a la que puede considerarse como una intervención indirecta y preventiva, porque siguiendo nuestra práctica rutinaria nuestras nuevas y más dañinas enfermedades se aumentarán hasta que los daños y destrucciones causados por el hombre afectarán no sólo a nosotros sino también a otros seres animados en nuestro planeta y cuando ya no podríamos hacer nada para evitar una catástrofe planetaria.

CIENCIAS:
- En estos últimos siglos las ciencias han desarrollado tanto en todos los campos que no hay posibilidad humana de abarcarlas.
Un biólogo, físico, médico o cualquier otro profesional, hoy, tiene que elegir que parte de su profesión quiere estudiar y practicar, ya que con la especialización ésta se ha profundizado tanto, que el conocimiento total sobre cada uno sólo existe en libros recogidos en bibliotecas. Un médico, especialista en reumatología, sabrá poco de neurología, cardiología, psicología o de cualquiera de las otras 40-50 especialidades en las que está dividida hoy la medicina, que trata sin embargo al hombre, que como un "organismo" muy complejo es indivisible y en el que todo está unido e interdependiente, sin hablar además de otros
Conocimientos de los que no sabe nada el médico, biólogo, físico, arquitecto o sociólogo, etc., cuyos trabajos están sin embargo relacionados con la vida del hombre y a cuyos intereses tienen que servir.
La consecuencia de este desglose de un conocimiento global a sus componentes es que los hombres de hoy han perdido sus capacidades de ver las cosas en su esencia, pensar en síntesis y en el mejor de los casos son como los críticos de arte, quienes al no experimentar el acto de creación no son capaces de captar el verdadero contenido de la obra, la idea básica de su creador y en esta falta, pero con su conocimiento teórico y especializado en arte, está preparado a analizar aquello y desarrollar su idea, que muchas veces poco tiene que ver con la realidad.
Sólo en esta situación, cuando el hombre ya no es capaz de distinguir entre conocimientos verdaderos y esenciales, necesarios para nuestra vida y de conocimientos falsos y secundarios e incluso perjudiciales para nuestros verdaderos intereses, podía desarrollar la ciencia en tan diferentes campos al servicio de nuestro falso modo de vida que ya no podemos controlarlos y que nos conduce hacia nuestra imparable autodestrucción.

VIDA SOCIAL:
- Alejándonos del perfecto estado de nuestra naturaleza psicosomática, cuando nuestro comportamiento y actividades están también guiadas por los principios de la idea básica de nuestro Mundo Manifestado, dentro del que nosotros realizamos nuestra vida y que como hemos visto es Amor Puro y Universal, liberado ahora de esta influencia y guía, de acuerdo con nuestra falsa "filosofía del mundo y de la vida" adulteramos este Amor Puro y Universal en un amor particular y egoísta que nos imposibilita vivir en hermandad dentro de nuestra especie y mucho menos con los otros seres animados de nuestro planeta.
                 Estando formada así, la vida social es imposible y para frenar nuestro comportamiento inmoral, egoísta y antisocial, estamos obligados a establecer leyes jurídicas que poco pueden hacer contra atrocidades, engaños, abusos sexuales y cualquier otro tipo de crímenes que sufren nuestras sociedades.

     VIDA CULTURAL Y CREATIVA:
     - Perdiendo la capacidad creativa, sensibilidad artística, pensamiento original del hombre en nuestras sociedades, él es más de tipo contemplativo que creativo. Al no estar capacitado para crear obras originales ni se interesa mucho por el arte, la vida cultural está muy reducida a un círculo restringido, quienes más para cuidar las apariencias que de satisfacer unas necesidades espirituales y sus sentimientos intelectuales, visitan los museos, acuden a teatros, salas de música y conferencias donde hay muy pocas obras creadas por nuestros artistas contemporáneos. Estas actividades culturales no forman parte de nuestros quehaceres cotidianas como ocurría en la Época Clásica de la antigua cultura de Grecia y en la Época del Renacimiento en nuestra Cultura Cristiana donde el teatro y los museos eran las calles y plazas de la ciudad y donde el artista (arquitecto, escultor, pintor o músico) han realizado sus obras a petición y exigencias de los ciudadanos quienes seguían su desarrollo como nosotros el futbol, con mucho interés, cambiando incluso sus papeles de observador y actor en una reciprocidad espontánea.
     Hoy, esta relación sana e ideal que nuestra naturaleza psicosomática intrínsecamente necesita no sólo no existe, sino que en nuestras monstruosas y deshumanizadas Metro y Megaciudades en las que vive el 50% de la población del mundo, por su ambiente hostil ni se puede hacer, condenando al hombre a vivir, a pesar de sus teatros, óperas, cinemas, salas de conciertos, palacios de congresos, museos, sala de exposiciones, etc., en solitario, en su casa de un suburbio, pegado a la pantalla de su televisión, tragándose toda la programación llamada tele basura, exigida por la mayoría de los ciudadanos, que por razones económicas, los dirigentes de la emisión están obligados a respetar.

     CONCLUSIÓN: Conociendo la relación y la influencia directa de la "filosofía del mundo y de la vida" y el estado psicosomático de la naturaleza especial humana sobre los valores de su comportamiento y actividades, contando con nuestros innumerables y entrelazados males y sabiendo que la causa de estos males es el degenerado estado de nuestra naturaleza psicosomática, para eliminar estos males y encontrar la solución ideal y necesitada para nuestro futuro tenemos que buscar la posibilidad de restablecer el perfecto equilibrio perdido de nuestra naturaleza psicosomática con la que se restablecerá también la justa "filosofía del mundo y de la vida" que nos guiará en nuestro comportamiento y actividades de acuerdo con las Leyes de la Naturaleza.

     Madrid, 05 de Junio de 2013
     Francisco Z. Lantos


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.