14 jun. 2013

LA SOLIDARIDAD

__________


LA SOLIDARIDAD

Mi idea sobre este concepto se basa en mi “filosofía del mundo y de la vida”, según la que el Mundo (aquí delimitado a nuestro planeta) al estar compuesto de elementos inanimados y entes animados, y que se desarrolla en el tiempo, es como una “obra de arte viva”, parecida a la música, que como tal, antes de manifestarse en materia existía como idea, que era inmaterial pero en la que existía con claridad su futura forma materializada. Esta idea que en este estado, al no existir nada que pudiera desviar sus intereses era consciente de su naturaleza intrínseca, que juzgando “la obra”, nuestro Mundo Manifestado”, que surgía de sí mismo, y que su desarrollo funciona como una obra de arte en la que sus “partículas” que la componen están relacionadas entre sí en un estricto orden y armonía, que en este caso no son sólo elementos inanimados sino también seres animados con sentimientos, para los que el ordenado y armonioso desarrollo de la obra es indispensable para poder desarrollar sus vidas en plenitud y obtener su bienestar, para evitar un posible fracaso que causaría un sufrimiento a los diferentes seres animados que componen esta “obra de arte viva”, el acto de creación aquí tenía que ser motivada por un Amor Puro y Universal y la Inteligencia aquí sólo ha intervenido en el proceso de la realización de esta Idea Subyacente.

Basado en este hecho nuestro Mundo Manifestado no es otra cosa que la autorrealización o la “corporización” de la Idea Subyacente del Amor Puro y Universal dentro del que la flora y fauna de nuestro planeta son sus “células” que como las células de cualquier ser vivo se desarrollan según el código genético correspondiente a su especie, que en este caso es este Amor Puro y Universal que está impreso en el instinto de cada especie y excepto de la especie humana, actúa como guía en sus conductas, asegurando así el necesitado desarrollo ordenado y armonioso de este “Todo envolvente organismo vivo”, que es nuestro Mundo Manifestado, el Amor Puro y Universal en su proceso de autorrealización.

Este Amor Puro y Universal también está impreso en el instinto de la especie humana pero como su naturaleza está compuesta también por espíritu (alma) con facultad de raciocinio y don de creatividad, con los que puede juzgar y valorar los acontecimientos a su alrededor y formular su propia idea sobre ellos, en el caso de que ésta no coincida con la Idea Subyacente del Amor Puro, esta influencia sobre la misma modifica su naturaleza innata y dependiendo del grado de su equivocación le corrompe, cambiando el Amor Puro y altruista por un amor ciego y egoísta que al ser ésta ahora la guía que dirige su conducta y actividades le hace insensible hacia los verdaderos valores, ver el mundo como la forma manifestada de la Realidad Esencial del Amor Puro y Universal, dentro del que las distintas especies animadas son como sus hermanos, y en esta ignorancia se convierte sin saberlo como el único “elemento” que perturba su perfecto y armonioso desarrollo que es la necesidad indispensable para que todos sus componentes, las diferentes especies animadas incluyendo su propia especie podría realizar su vida en plenitud y obtener su bienestar.

Intentar sustituir este Amor Puro y Universal, (originalmente impreso en su instinto, que si no está corrompida por él mismo, le guía en su conducta y en todas sus actividades de acuerdo con los intereses de otras especies y personas), con la solidaridad que no fluye de su interior sino que a la vista y experiencia reconocida por su inteligencia, como de sus actos negativos como dañinos exige de su parte un sacrificio y fuerza a vencer sus degenerados y malignas intenciones en lo que se ha convertido, no puede funcionar, ya que su amor corrompido que le domina es más fuerte que sus intenciones dictadas por su razón para alcanzar un entendimiento y justo comportamiento con el resto del mundo.

Si realmente nos interesa restablecer el perfecto y armonioso desarrollo de nuestro Mundo Manifestado (flora y fauna de nuestro planeta), tendríamos que cambiar nuestra falsa exageradamente materialista “filosofía del mundo y de la vida” y con una nueva restablecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial human, el único estado cuando la Idea Subyacente, el Amor Puro y Universal impreso también en nuestro instinto que guía la conducta de todos los otros seres animados de nuestro planeta, recupera su única e intrínseca naturaleza y actúa también en nuestra vida como guía en nuestra conducta y actividades y cuando no sólo no nos cuesta nada actuar en Amor, sino que esto nos proporciona el más alto grado de felicidad.

Madrid, 14 de Junio de 2013
Francisco Z. Lantos

Doctor Arquitecto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.