21 jun. 2013

EXTRACTOS COGIDOS DE MI LIBRO “EL PAPEL DE LOS ARQUITECTOS EN EL DESARROLLO NACIONAL”,

__________
EXTRACTOS COGIDOS DE MI LIBRO
EL PAPEL DE LOS ARQUITECTOS EN EL DESARROLLO NACIONAL”,
Este libro ha sido mi personal aportación al tema del XIII Congreso Internacional de la Unión Internacional de los Arquitectos,

La observación del comportamiento humano durante su historia y la experiencia personal sobre “la vida y el mundo” de cada individuo, es la única fuente para obtener esta verdad que buscamos. Estas nos demuestran que muchas personas han poseído esta verdad, pero que nadie ha logrado definirla, lo que no es una falta de capacidad intelectual sino una limitación de su naturaleza predeterminada. Sólo el Espíritu Supremo, en su estado puro, puede conocer y definir la “Verdad Absoluta”, pero cuando se une con el instinto de la vida humana y se transforma en espíritu humano, dependiendo de la influencia de este instinto, su naturaleza y facultad única de “Crear Belleza por Amor” se debilita y se modifica con tantas posibilidades de carácter como hombres hay, e incluso les permite acercarse mucho a su propia naturaleza, pero esto no sin pasar la justa línea preestablecida para obtener la perfecta naturaleza humana.

Las experiencias obtenidas en este caso por el hombre son incomunicables; sólo nos comunican algunos fragmentos, pero lo curioso es que si son de grandes personalidades, todos coinciden en esencia, y todos hablan de AMOR. Y si alguien quisiera saber más de su significado, bastaría seguir el camino que ellos han elegido. Con el paso del tiempo y la profundidad de entrega se sentirían más cerca de la “Verdad” y de comprender el mensaje de sus maestros.

Una más exacta información sobre la naturaleza del hombre, nos la proporcionan los poetas y los artistas, quienes, por la naturaleza de sus profesiones, cultivan sus dones de creatividad con ahínco. Su objetivo principal es perfeccionarse en sus obras, y no unirse con el Espíritu Supremo como desean algunos pensadores y místicos.

La diferencia es que mientras el pensador y el místico, al no experimentar previamente el goce de la creación y dado su carácter humilde, no intenta usar e interpretar sus conocimientos en la vida práctica y está contento con la mera contemplación, el poeta y el artista, por el contrario, necesita expresarlos. Desgraciadamente muy pocos han logrado integrar el conocimiento técnico con el justo conocimiento filosófico sobre el mundo y la vida. Durante mucho tiempo estuvieron separados la filosofía, la ciencia y el arte, y entre los intelectuales, sólo algunos, por sus circunstancias personales, han mostrado interés hacia una formación de este tipo.

Este tipo de artista lo encontramos más bien entre la gente sencilla y humilde, que vivían de una manera natural, en armonía con la naturaleza, casi absorbidos por ella como las demás vidas de su alrededor.


Entre los intelectuales, sólo en las épocas de equilibrio, con una “filosofía correcta del mundo y de la vida” en su sociedad, los encontramos en abundancia, como en la época clásica (600-300 A.C.) de la antigua cultura griega y en la época renacentista (1400-1800) hasta 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.