4 abr. 2011

DISEÑO 2050. Visión para el diseño futuro hacia 2050 y más alla

__________

“DISEÑO 2050”
Visión para el diseño futuro hacia 2050 y más allá

Como el tema tan reducido del próximo Congreso de la U.I.A. pudiera causar muchos tipos de interpretaciones, los organizadores del Congreso han añadido la frase “Visión para el diseño futuro hacia 2050 y más allá”.

Además, para que sea aún más clara la intención y el enfoque de este escueto tema principal se expone que esto se “abordará a partir de tres perspectivas: medio ambiente, la vida y la supervivencia”.

Pienso que para obtener la justa contestación para el diseño de futuro hacia 2050 y más allá tendríamos que tratar primero las tres propuestas, y una vez obtenida la situación actual de nuestros problemas, basados en este conocimiento, sacar conclusiones de la respuesta para este tema.

Haciendo esto y empezando con el MEDIO AMBIENTE, en el que están enumerados varios aspectos como “nuestro planeta, la arquitectura sostenible, los desastres naturales, el agua, la arquitectura y  entorno cósmico”, de los que se espera obtener soluciones para mejorar las condiciones de nuestros males, para esto, aplicando mi particular enfoque, considerando que todos nuestros males surgidos desde la Revolución Industrial de nuestras sociedades son consecuencias de una Causa común, relacionaré los aquí enumerados problemas con esta Causa.

El resultado de este enfoque lo encontré en que nuestro planeta, compuesto de materias inanimadas (minerales) y entes animados (vegetales y animales) en zonas donde la especie humana no tiene ni acceso ni influencia (algunas selvas y océanos) a pesar de que su evolución y desarrollo se realiza de manera dinámica, reproduciéndose y consumiéndose las distintas especies unas a otras, este proceso se realiza en perfecto orden y armonía, preservando un equilibrio perenne, asegurando así la posibilidad de realizar cada especie su vida en plenitud.

Sin embargo, esta ideal solución no existe siempre donde vive la especie humana, siendo la causa de esta dificultad su propia naturaleza especial humana, que al estar su naturaleza además de Instinto, en el que está impreso, como en los otros seres animados la voluntad de la Existencia Real, del AMOR PURO que dirige las conductas de los animales, compuesta también de Espíritu, que posee los mismos dones y facultades como el Espíritu Supremo, el AMOR PURO, que posee la Verdad sobre la Existencia, con lo que el hombre a través de esta parte de su naturaleza podría conocer la Verdad, pero como estas dos naturalezas suyas no están separadas sino fusionadas en una unidad inseparable, la influencia de una sobre la otra permite al hombre tener tres posibilidades para elegir su vida:
  • Puede sobrevalorar sus necesidades Espirituales a costa de sus necesidades Instintivas (situación que existió en la época de la Edad Media entre el año 0 y el año 1400)
  • Puede llevar en justo equilibrio la valoración de sus necesidades Espirituales e Instintivas (situación que existía en la época del Renacimiento entre los años 1400 y 1750.
  • Puede sobrevalorar sus necesidades Instintivas a costa de sus necesidades Espirituales (situación que existe desde la Revolución Industrial hasta nuestros días, extendida ésta ya por todo nuestro planeta)

Estos ejemplos nos demuestran que el perfecto estado que corresponde a nuestra naturaleza especial humana y que permite para el hombre también de vibrar al unísono con su conducta y actividades con las Leyes de la Naturaleza, sólo puede ocurrir si logra establecer el perfecto equilibrio entre la parte Espiritual y la Instintiva de su naturaleza especial humana. (ver documento 4a)

Encontrándonos ahora, debido a nuestra falsa y extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida” que liberado de la Idea Subyacente de la Existencia Real, el AMOR PURO, que guía la conducta de los seres animados (animales) por debajo de nuestro nivel, guiados en nuestra conducta y actividades por nuestra falsa “filosofía del mundo y de la vida” y la pérdida del justo equilibrio entre la parte Espiritual y la Instintiva de nuestra naturaleza, todos nuestros males que surgen debido a este estado, hasta que no logremos cambiar nuestra falsa filosofía y restablecer el perfecto estado de nuestra naturaleza psicosomática, todo intento de eliminar nuestros males serán inútiles y en vano, ya que todos los males son efecto de esta Causa fundamental.

Basándome en estos hechos, demostrados por la historia de la conducta y actividades del hombre, sería un error, aceptando la materialista conducta de los hombres de nuestras civilizaciones, intentar frenar el caótico y deshumanizado desarrollo de nuestras ciudades, y en estas condiciones crear una “arquitectura sostenible, evitar los desastres naturales, la escasez de agua y la destrucción del entorno cósmico”, causados todos estos y otros no enumerados males aquí por la antinatural y desenfrenada expansión demográfica, el anormal crecimiento del consumo de energía y las indeseables migraciones desde las zonas rurales y conflictivas de los países pobres hacia las grandes y monstruosas Metro y Mega ciudades e indefinidas Conurbaciones sin tratar esta Causa sería un gran error sin la posibilidad de obtener la deseada correcta solución.

VIDA: “los problemas de población, el envejecimiento de la sociedad, las enfermedades infecciosas, la vida artificial, la diversidad biológica”, enumeradas aquí, ninguna existía en la época del Renacimiento, cuando estas sociedades han logrado establecer el justo equilibrio entre la parte Espiritual e Instintiva de su naturaleza especial humana y establecer la justa “filosofía del mundo y de la vida”, que al coincidir con la Subyacente Idea de la Existencia Real del AMOR PURO que guía el desarrollo de nuestro mundo en nuestro planeta, la conducta y actividades del hombre ha podido adaptarse a la perfección a las Leyes de la Naturaleza y evitar con ello crear perturbaciones y males que hoy poseemos.

problemas de población” que hoy con sus 6.600 millones de personas es 32 veces más que la que existía en la época de Jesucristo y que para el año 2050 se espera que esta cifra se aumente a 9.400 millones o sea 47 veces más que la que existía en la época de Jesucristo y que este antinatural acontecimiento y el “envejecimiento de la sociedad, los nuevos tipos de enfermedades y la vida artificial y pérdida de diversidad biológica” es nuestra materialista “filosofía del mundo y de la vida” que al absorber a todas las personas de estas sociedades no han encontrado erróneo reconocer sólo las necesidades físicas-instintivas del hombre, de cuyo resultado han surgido estos problemas, los que sería un grave error intentar buscar soluciones respetando su errónea filosofía, como estamos haciendo y temo que en esta ocasión se continúe con este método.

SUPERVIVENCIA: “La avanzada de la información orientada a la sociedad, los problemas urbanos, la economía, el transporte, la educación, el legado histórico”. No veo una relación clara entre estos enumerados males que experimentamos hoy y del que se espera de asegurar nuestra supervivencia. Excepto si reconocemos que la Causa real de todos nuestros males es nuestra falsa y materialista “filosofía del mundo y de la vida” y el degenerado estado de nuestra naturaleza psicosomática, en cuyo caso la educación, orientada hacia la búsqueda de cómo encontrar la posibilidad de introducir esta nueva y necesitada “filosofía del mundo y de la vida” en la vida de nuestras sociedades, que si se lograra convertirse en una ideología compartida y practicada por los hombres de nuestras civilizaciones, aunque por falta de tiempo ya no se logrará salvar nuestras civilizaciones de una destrucción planetaria, se abrirá un nuevo camino para los supervivientes y nuevas generaciones.

Ante estos hechos, respetando los enfoques con los que tratan nuestras sociedades nuestros problemas, ya no podemos evitar que estos llegando hasta el fin se acabarán con una destrucción planetaria, nosotros, arquitectos, no tendríamos de servir con nuestro trabajo esta suicida práctica, sino sabiendo y demostrado por nuestro legado histórico, que el valor del acto creativo del hombre depende del perfecto estado de su naturaleza psicosomática, lo que tenemos que hacer es buscar la posibilidad de cómo alcanzar este estado y una vez obtenido expresar en forma arquitectónica esta justa “filosofía del mundo y de la vida”, que aunque no coincidirá con las demandas y practicadas hoy, y por esta razón no se podría realizar, servirán para los supervivientes y nuevas generaciones quienes buscarán, después del catastrófico fin de nuestras civilizaciones, las justas y necesitadas soluciones exigidas por nuestra naturaleza especial humana.

El objetivo de “Visión para el diseño futuro hacia 2050 y más allá” desde este punto de vista es acertado y para que éste sea válido tendría que estar enfocado independientemente de nuestras exigencias actuales en la búsqueda de las justas e intrínsecas necesidades de la naturaleza especial humana, que considerando el antinatural y desenfrenado crecimiento de la población del mundo que afecta directamente a nuestra profesión y a la vida misma, nuestro diseño tiene que extenderse a una escala que abarque grandes conjuntos urbanísticos llegando  hasta la extensión de nuevos Asentamientos Humanos (ciudades y poblados) pero de escala humana en los que se distribuirá la población del mundo.

Para hacer esto creo que la solución elaborada en la “Carta de Atenas” de Le Corbusier, que estaba basada en las justas e intrínsecas necesidades de nuestra naturaleza psicosomática, es la que nosotros también necesitaríamos lo que tendría un gran valor en nuestra búsqueda.

Madrid, 16 de Febrero de 2009
Ferenc Z. Lantos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.