7 ene. 2011

THE ENDLES CITY: CRECIMIENTO URBANO Y ROL DEL ARQUITECTO, Mis comentarios sobre este tema

__________
Francisco Z. Lantos dice:
Tomando en consideración la anormal y desenfrenada expansión demográfica, que significa de aumentar la población mundial en un espacio de 40 años (ente 2010 y 2050)con 3.000 millones, llegando para el año 2050 a la suma de 9.600 millones; la exagerada materialista “filosofia del mundo y de la vida”y la fiebre de migraciones desde las zonas rurales y conflictivas hacia los grandes ciudades existentes, del hombre contemporáneo, ¿quién puede acertar con la solución ideal de los nuevos asentamientos humanos que la especial naturaleza del hombre exige?, ¿cómo podemos en estas circunstancias salvar nuestras ciudades históricas, sus bellezas, con sus tamaños de escala humana y los valores culturales que poseen?,¿Cómo distribuir y dirigir esa gran masa en unos asentamientos humanos en tan corto espacio de tiempo, para que estos cumplan los requisitos, no sólo técnicos sino también humanos, que nuestra naturaleza psicosomática exige?, ¿Que es lo que vamos a sacrificar en esta encrucijada, al hombre, al que con nuestras soluciones superficiales y cómodas estamos actualmente olvidando, o tomaremos sus justas necesidades como nuestra medida, para nuestras actividades, y buscaremos soluciones ideales a toda costa, esperando con ello llevar felicidad de vivir a nuestros hijos?
Estas son las preguntas a las que un Arquitecto, si quiere cumplir con su deber ejeciendo su profesión, tiene que enfrentarse y tener la preparación y capacidad para resolverlas.
 
# Abril 21, 2010 a las 14:10

Add ratingSubtract rating 0
Francisco Z. Lantos dice:
Tu comentario ha sido marcado para moderación y aparecerá al ser revisado.
La arquitectura, como obra de arte, relacionada con la vida del hombre, exige del arquitecto dos tipos de responsabilidades: una, la de servir los intereses de su cliente particular, y otra, la de servir las justas necesidades de su sociedad, sobre cuya formación espiritual y física su obra tiene gran influencia. Estas dos reponsabilidades del arquitecto nunca pueden ser contradictórias; cuando es así, como es nuestro caso,deben prevalecer siempre los interese de esta última.En este caso,la verdadera misión del arquitecto es buscar la solución justa y correcta, cuya realización exige de él un conocimiento real sobre la Verdad y una capacidad creativa para poder expresar esta Verdad a través de su arquitectura, cambiando así su misión original, la de ser Servidor, por la de ser Educador de su sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.