8 ene. 2011

EL PAPEL DEL ARQUITECTO EN LA SOCIEDAD

__________
   Consciente de la importancia del papel del arquitecto en el desarrollo socioeconómico y cultural de nuestra civilización, la Unión Internacional de Arquitectos (U.I.A.), que cada tres años organiza un Congreso sobre los problemas más actuales de nuestra sociedad, en sus tres últimos Congresos, celebrados en México Capital, Varsovia y El Cairo, respectívamente , eligió temas de este carácter.
   Si pensamos en los grandes cambios socioeconómicos, políticos, culturales, psíquicas, etc., que sufre nuestra civilización, y en los hechos anormales, tales como el antinatural y desentrenado crecimiento demográfico, con un nuevo tipo de hombre desequilibrado, materialista, y egocéntrico, que por su vació interno deja su pueblo natal, donde se aburre, para buscar su imaginada felicidad en las grandes ciudades, destruyendo con este movimiento la estructura, forma y tamaño  de éstas y convirtiéndolas en unas caóticas, feas  e inhumanas aglomeraciones, donde es imposible llevar una vida digna y noble, uno se dará cuenta de la gran importancia de este fenómeno y de gran responsabilidad que recae en los hombros a los que , por su profesión tienen que resolver tal problema, el cual, por su complejidad nunca experimentada,exige hombres con un conocimiento  muchísimo más completo que el que en nuestras Universidades y Escuelas Superiores de Arquitectura se puede dar.
   Esta es la razón de la insistencia sobre el tema por parte de la U.I.A. en sus últimos Congresos, con elaboración de nuevas programas de estudios más completos para la formación de nuevos arquitectos, inculcando en ellos unas inquietudes de perfeccionamiento ante todo como hombres, ya que nuestro problema es principalmente humano, y para resolverlo es necesario conocer al hombre y sus justas necesidades, cuestión esencialmente filosófica que le ayudará a encontrar el recto camino hacia su perfección y obtener por intuición la respuesta.
   Tomando en consideración la antinatural y desenfrenada expansión demográfica, que significa duplicar la población mundial en un espacio de 40 años (entre 2010y 2050); la exagerada materialista "filosofía del mundo y de la vida"y de la fiebre de emigración desde el campo hacia las grandes ciudades del hombre contemporáneo , ¿Quién puede acertar con la solución ideal de los nuevos asentamientos humanos que la especial naturaleza del hombre exige?, cómo podemos en estas circunstancias salvar nuestras ciudades históricas, sus bellezas, con sus tamaños a escala humana y los valores culturales que poseen?, Y como distribuir y dirigir esa gran masa en unos asentamientos humanos en tan corto espacio de tiempo, para que éstos cumplan los requisitos no sólo técnicos, sino también humanos, que nuestra naturaleza psicosomática exige? Que es lo que vanos a sacrificar en esta encrucijada, al hombre, al que con nuestras soluciones superficiales y cómodas estamos actualmente olvidando, o tomaremos sus justas necesidades como nuestra medida, para nuestras actividades y buscaremos soluciones ideales a toda costa , esperando con ello llevar felicidad y alegría de vivir a nuestros hijos?
   Estas son las preguntas a las que un arquitecto, si quiere cumplir con se deber ejerciendo su profesión, tiene que enfrentarse  y tener la preparación y capacidad para resolverlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.