23 nov. 2011

__________

¿PORQUE NO NUESTROS ECONOMISTAS SINO ALGUNOS FILÓSOFOS PODRÍAN ENCONTRAR LA CAUSA DE LA CRISIS ECONÓMICA MUNDIAL Y ENSEÑAR LA POSIBILIDAD DE RESOLVERLA?

Según mi Teoría la causa de la crisis económica mundial es la extremadamente materialista filosofía del hombre contemporáneo, y la única solución para resolverla es recuperar la justa “filosofía del mundo y de la vida”, y por eso nuestros economistas quienes no relacionan este negativo acontecimiento con  la naturaleza especial de la especie humana, sino aceptan esto como un hecho dado y coyuntural, no serán quienes encontraran la solución justa y necesitada para resolver este problema.

El diagrama del crecimiento de la población mundial nos enseña que esto, desde la época de Jesucristo hasta nuestros días, que a pesar de que la especie humana física y biológicamente es el mismo tipo, no ha sido constante (como en el caso de los animales), sino enseño tres muy diferentes tendencias, según la que:
1)      En la Edad Media, entre los años 1 y 1400; Por la despreocupación de su vida física, la voluntad de vivir del hombre se debilita y queda debajo del nivel de los otros seres animados, cayendo como presa fácil en la lucha de la subsistencia que dirige el desarrollo de la EXISTENCIA REAL, la evolución del Universo, causando la disminución de su especie y peligrando el orden y armonía del Universo.
2)      En Renacimiento, entre los años 1400 y 1800; Al tener igual interés hacia su naturaleza espiritual y material, el hombre logra llevar en justo equilibrio las fuerzas de su Conciencia y de su Instinto, y al obtener su perfección humana no le cuesta adaptarse con su conducta y actividades a las Leyes de la Naturaleza y mantener su orden y armonía.
3)      Después de la Revolución Industrial do nuestras civilizaciones; Por el desinterés de su vida espiritual y la exagerada preocupación por el confort de su vida física, el hombre pierde su capacidad de pensar íntegramente, usa su inteligencia equivocadamente y con los descubrimientos científicos a su servicio, extermina todas las vidas que desde su punto de vista son perjudiciales, sin darse cuenta que con ello destruye la calidad de su especie y el orden y armonía del Universo. El aumento anormal y catastrófico del crecimiento en este periodo demuestra claramente la situación cancerosa del hombre contemporáneo y la necesidad inmediata de cambiar su “Filosofía del mundo y de la vida”.

Sacando una conclusión del diagrama del crecimiento de la población mundial, ese diagrama que presenta las tres posibilidades de la especie humana para realizar su vida, pretende justificar, que la situación ideal en la vida humana solamente puede presentarse si logra establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana que ha ocurrido en la época clásica de la antigua cultura de Grecia y en el Renacimiento de nuestra cultura Cristiana, cuando no tenia dificultad de adaptarse con su conducta y actividades a Leyes de la Naturaleza y cuando ha logrado crear sus más grandes valores de obras en todas los campos de sus actividades. Alejarse de este estado perfecto de su naturaleza, tanto hacia una como hacia otra dirección de sus posibilidades, se empeora la situación y se crean males, que llegando a su extremo de este camino equivocado, situación en la que nos encontramos, sólo una nueva y justa “Filosofía del mundo y de la vida”, una revolución espiritual podría salvarnos de una destrucción planetaria inimaginable.

Uno de estos males, además del antinatural y desenfrenado expansión demográfica, el también antinatural crecimiento del consumo de energía del hombre contemporáneo, causando la crisis económico mundial, y multiplicando estos dos factores es la demostración que no podemos seguir más el paso de su negativo desarrollo, e intentarlo como hacen nuestros economistas es desviar nuestra búsqueda a un  erróneo camino que sólo nos servirá de auto engañarnos y posponer el inevitable catastrófico fin de este método.

Sabiendo ya que la causa real de todos nuestros males surgidos desde la revolución industrial, entre los que la crisis económica mundial  es sólo una, es el desequilibrado estado entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana, y la solución es la recuperación del perfecto equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana, lo que tenemos de hacer es buscar la solución de cómo podemos, en nuestra situación realizar este necesitado cambio en nuestra conducta y actividades, ya que logrando esto todos nuestros males, incluido la crisis económica mundial, se anularán de manera natural y espontánea sin darnos cuenta de ello.

Lograr de obtener este objetivo, exigirá un conocimiento real de nuestra naturaleza especia human, que es un cuestión filosófica que nuestros economista y el publico en general, absorbido por nuestra falsa “filosofía del mundo y de la vida”, ni conocen ni sienten la necesidad de conocerla, por lo que poca posibilidades tenemos para poner en practica este proceso de búsqueda y frenar el progresivo empeoramiento de nuestra situación.

 No obstante para que mi teoría no sea  tan pesimista, apoyándome en la historia de la conducta y actividades de la especie humana, hemos visto que llegando el hombre a su extrema posibilidad de usar su libre albedrío equivocadamente y destruir con ello el perfecto estado de su naturaleza y causar  insoportables daños y sufrimientos para él mismo como al perfecto desarrollo de la Naturaleza, nace una idea justa “sobre el mundo y de la vida”, que con un proceso evolutivo, como se logro en la época arcaica  de la antigua cultura de Grecia y en la época de Edad Media de nuestra cultura Cristiana, o revolucionario como ha ocurrió en la época del Helenismo de la antigua cultura de Grecia, y como va ocurrir en nuestras civilizaciones actuales, que aprendiendo del catastrófico fin de nuestro modo de vida, los supervivientes estarán dispuestos de aceptar, de hoy negado, justa “filosofía del mundo y de la vida”, que va a salvar el futuro de las nuevas generaciones de  la humanidad. (Ver HOJA Nº4 y HOJA Nº5)

Madrid 11 de Noviembre de 2011
Francisco Z. Lantos
Doctor Arquitecto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.