5 nov. 2011

CIUDADES QUE NECESITAMOS

__________


LAS CIUDADES QUE NECESITAMOS

Sabiendo que en el Universo, cualquier organismo vivo, sea este un individuo o un conjunto del ecosistema de distintos tamaños, está concebido con un sistema orgánico, lo que significa que son definidas en su tamaño, ordenadas en su estructura y expresivas en su forma, reflejando sus contenidos siempre como Belleza, y como las construcciones que realizan los animales superiores reflejan estos mismos principios, así tienen que ser también las obras arquitectónicas y urbanísticas de nuestros futuros asentamientos humanos, significarían que éstos tenían que ser definidos en sus tamaños y dentro de una escala humana, tenían que tener una estructura clara y ordenada y una forma que refleje fielmente su contenido y que se adapten armoniosamente con su medio ambiente natural en que están ubicados.

Para cumplir estos requisitos, en nuestras circunstancias, el tamaño máximo de una ciudad será de 1.000.000 de habitantes, el ideal de 500.000 y aceptable todos por debajo de estas cifras.

Ahora, tomando en consideración el enorme volumen de construcción que debido a la antinatural y desenfrenada expansión demográfica, el aumento y la rápida expansión de la materialista demanda de nuestra sociedad consumista y la fiebre migratoria desde las zonas rurales hacia nuestras conurbaciones, tenemos que realizar en las próximas décadas, poner en práctica esta teoría significaría:

1/ Evitar a toda costa el crecimiento de las ciudades por encima de un millón de habitantes, especialmente de nuestras Metro y Megapolis y las grandes conurbaciones.

2/ Para absorber el desenfrenado aumento de la población mundial, donde esto surja, tenemos que construir nuevas ciudades orgánicas con los tamaños y estructuras arriba descritos.

3/ Para evitar la tendencia migratoria de la población de las zonas rurales hacia los grandes núcleos urbanos, tenemos que promover las construcciones en estas zonas, rehabilitando los edificios físicamente sanos y con valores históricos y culturales de los poblados y pequeñas ciudades abandonadas equipárándolas con edificios religiosos, sociales, deportivos, etc., llevando industria y negocio para mejorar el ambiente socio-cultural y posibilidades de trabajo, creando con ello nuevos focos de atracción que podrían recuperar la población emigrada y restablecer la industria agropecuaria.

Estos asentamientos humanos, capaces de dar dos hogares a sus habitantes, uno en sus casas, para satisfacer diariamente sus necesidades íntimas y particulares y otro en sus calles, plazas, y lugares recreativos y deportivos, para satisfacer sus necesidades socio-culturales, que su naturaleza psico-somática exige, con su ambiente humano ayudarían mucho a restablecer este equilibrio perdido de su naturaleza psico-somática, que le permitirá vibrar al unísono con las Leyes de la Naturaleza, crear obras sin dificultar la perfecta armonía con su medio ambiente y encontrar allí el hombre su felicidad y alegría de vivir.

Madrid, 3 de Mayo de 2007
Francisco  Z. Lantos

Nota: Este articulo expuesto en el numero 11 de la revista anual MENSAJE de mi Centro de Investigación, como su contenido es hoy también valido he decidido exponerlo en mi Blog.

Madrid 11 de Octubre de 2011




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.