26 dic. 2012

__________

                            LOS 27 PRINCIPIOS DE LA DECLARACIÓN DE RÍO

MIS COMENTARIOS SOBRE ESTA DECLARACIÓN


1/ Los seres humanos tienen derecho a una vida sana y productiva en armonía con la naturaleza.

            Todos los seres vivientes que componen la Naturaleza de unos territorios geográficos donde no ha podido intervenir el hombre con su comportamiento y actividades, como en los casos de las grandes selvas, desiertos, algunas islas aisladas y no descubiertas, océanos, etc., a pesar de que la vida se mantiene en una constante reproducción y consumición de las especies, allí todos tienen la posibilidad de desarrollar sus vidas en plenitud y en armonía con el desarrollo y evolución de la Naturaleza.
            Esta perfecta adaptabilidad de estos seres animados al armonioso desarrollo y funcionamiento de la Naturaleza es debido a que sus comportamientos y actividades son preestablecidas, y a través de sus instintos sobrepuestos, obligándoles a ejecutar mecánicamente la voluntad de la Fuerza Creativa que como causa de nuestro Mundo Manifestado dirige su desarrollo.
            Un estudio de la historia del comportamiento y actividades del hombre nos demuestra que este equilibrio y desarrollo entre las vidas de distintas especies y su armoniosa relación con la Naturaleza, donde ha intervenido el hombre con su vida, en el mayor de los casos estaba perturbada.
            De este estudio aprendimos que la razón de esta perturbación  es su especial naturaleza, que a diferencia de otros seres animados, al poseer además de instinto también conciencia, con poder de raciocinio sobre los acontecimientos que le rodean, cuando en sus valoraciones sobre su vida y el mundo en el que vive no es acertada, sus conocimientos generales sobre la Verdad impresa dentro de su instinto, por la influencia de este falso conocimiento se modifican y él está condenado a cometer errores y convertirse como el único y principal causante de los disturbios en el equilibrado y armonioso desarrollo de las vidas del Medio Ambiente de esta Naturaleza.
            Aprendemos de este estudio también que la causa de sus equivocaciones es su dificultad de llevar en el justo equilibrio sus necesidades espirituales e instintivas, de las que esta compuesta su naturaleza especial humana.
            Cuando sobrevalora sus necesidades espirituales a costa de sus necesidades instintivas como ha ocurrido en la Edad Media o cuando hace lo contrario, como ha ocurrido en la época de los últimos césares de Roma y como ocurre en nuestra civilización actual, las ideas del hombre sobre la vida y el mundo y sus correspondientes jerarquías de valores, sobre los que se basan sus comportamientos y actividades , son falsas y consecuentemente estas serán condenadas a causar daños a sus propios intereses y a las perturbaciones del armonioso desarrollo y funcionamiento del Medio Ambiente en el que desarrollan sus vidas.
            Tomando estos hechos en consideración, parece demostrado que, mientras no logremos establecer el justo equilibrio entre nuestra vida espiritual e instintiva y obtener el perfecto estado de nuestra naturaleza psico-somática, todos nuestros proyectos, decisiones y buenas intenciones estarán condenadas al fracaso, ya que lo que es falso hoy y que es la causa de todos nuestros males es la degeneración de nuestra naturaleza especial humana, que, mientras no la subsanemos nada puede salvarnos de una destrucción inimaginable hacia la que estamos marchando.
                                                                          

2/ Todos los Estados tienen el derecho soberano de explotar sus propios recursos y la obligación de no atentar contra el medio ambiente de países vecinos.

            Sin buscar el camino hacia la posibilidad de recuperar el justo equilibrio entre nuestra vida espiritual e instintiva y restablecer el perfecto estado psico-somático de nuestra naturaleza especial humana, su justa "filosofía del mundo y de al vida" sino aceptando esta tal como es hoy, con su exagerada materialista "filosofía del mundo y de la vida", para satisfacer la incontrolada demanda materialista de una sociedad de consumo y hombres egoístas, los estados estarán obligados a explotar sus recursos naturales, sin posibilidad de frenar los salvajes atentados que la satisfacción de estas demandas significaría contra el medio ambiente de países vecinos.


3/ El derecho al desarrollo debe tener en cuenta el medio ambiente y las necesidades de las generaciones presentes y futuras.

            Mientras no cambiemos nuestra materialista "filosofía del mundo y de la vida" y no logremos frenar la extensión de ese ideal y el modo de vida materialista entre los países subdesarrollados, el desarrollo no puede tener en cuenta el medio ambiente ni las necesidades de las generaciones presentes y futuras, ya que tomando en consideración el aumento cuantitativo de la desenfrenada y antinatural expansión demográfica y el desproporciónala cambio en el consumo de energía y materias de estos nuevos tipos de hombres degenerados de su naturaleza, ni los recursos de la Naturaleza son suficientes ni existe la posibilidad económica para poder evitar las contaminaciones y la destrucción de todas las vidas en ella.


4/ La protección del medio ambiente debe ser parte integrante de los procesos de desarrollo y no puede ser considerada aisladamente.

            Para cumplir este principio, haría falta primero saber que es en su esencia el medio ambiente, que como hemos visto anteriormente no es cuestión de un conocimiento que un ser humano, por su inteligencia podría formular, sino siendo esto relacionado con el desarrollo de nuestro Mundo Manifestado, del que con nuestra vida formamos parte integrante, sólo un conocimiento universal sobre la Verdad podría valer y esto es cuestión de la calidad de la naturaleza humana, que sólo se revela cuando el hombre logra establecer el justo equilibrio entre su parte espiritual e instintiva.
            Al encontrarse el hombre, debido a su falsa "filosofía del mundo y de la vida" en su estado desequilibrado y degenerado de su naturaleza psico-somática, su capacidad de sentir la unión inseparable de su existencia con el medio ambiente en el que vive está perdida y el está condenado de ver las cosas aisladamente y desde su punto de vista particular, a las que por su ignorancia considera justo y correcto, sin darse cuenta de sus errores.
            En estas circunstancias, aunque con su inteligencia podría registrar sus equivocaciones y contradicciones y elaborar soluciones deseables, la fuerza negativa que le domina interiormente sus voluntades y comportamiento impide la realización de sus proyectos.


5/ Los Estados y los pueblos deben cooperar para acabar con la pobreza, condición indispensable del desarrollo sostenido.

            Si tomamos en consideración el hecho que, a diferencia de los animales, la felicidad de la especie humana no depende sólo de su bienestar físico sino también de su bienestar espiritual, entonces, la falta de una o de la otra puede causarle pobreza. El caso es que mientras la satisfacción de sus necesidades espirituales, siendo esto algo inmaterial, relacionado con la fe, religión, moral, creatividad, contemplación, meditación, etc., no hace falta nada material, y por eso no cuesta nada, ni contamina al medio ambiente natural, sin embargo, cuando sus necesidades materiales por su exagerada materialista "filosofía  del mundo y de la vida", esto se dispara, satisfacer estas demandas antinaturales, como es nuestro caso, exige un bienestar económico que pocos hombres y pocos Estados pueden tener y mucho menos en una escala mundial, para el que los recursos naturales de nuestro planeta no son ni mucho menos suficientes. Además, si esta demanda pudiéramos, por un milagro, satisfacerla ayudando a los países económicamente pobres y convertir su población en una sociedad de consumo, ¿Como podríamos evitar la contaminación y la destrucción de la flora y fauna de nuestro planeta en los próximos 50 años cuando se estima que la población mundial llegará a tener diez mil millones de habitantes y cuando con la exportación de nuestra materialista "filosofía del mundo y de la vida" lograremos destruir la fe y las religiones y la vida espiritual de ellos y convertirles en hombres vacíos y con insaciable deseo para posesiones materiales y cuando el consumo de energía por persona, para llegar a nuestro nivel, tenía que aumentarse de 5-15 veces?
            Enfocando así los problemas tenemos que admitir que este punto de los principios de la Declaración de Río, además de ser falso es demagógico, ya que midiendo la pobreza o riqueza de un hombre o de un país según nuestra equivocada jerarquía de valores es erróneo, y su realización es inviable porque por un lado, para ayudar a los necesitados hace falta hombres con un espíritu sano y humano, movido por el amor, que salvo unos pocos, no existen en los países desarrollados y por otro extender el modo de vida que tienen los países desarrollados y que hoy aún no significa más de un 20% de la población del mundo , este cambio no sólo no resolvería nada sino será la causa principal para la total destrucción de la Naturaleza.


6/ Las medidas medioambientales y de desarrollo que adopten los países en vías de desarrollo deben tener en cuenta los intereses y las necesidades de todos los Estados.

            Tomando en consideración que los incalculables daños al medio ambiente estaban y están causados por el desastroso desarrollo económico, político y social de los países desarrollados ¿Como podríamos esperar que los países en vías de desarrollo, cuyos planes y proyectos se basan en los principios y soluciones de estos países, podrían mejorar la situación y puedan cumplirse estos requisitos?
            Aprendiendo sin embargo, a través de nuestras experiencias negativas y aprovechando esta tendencia y programa para el desarrollo en los países económicamente subdesarrollados, podríamos estudiar las verdaderas y justas necesidades del hombre, y basándonos en este conocimiento, elaborar sus correspondientes soluciones económicas, políticas, sociales y culturales, que podrían servirnos como ejemplos para corregir nuestros propios errores.
            En este intento, como el comportamiento y actividades del  hombre están guiados por su "filosofía del mundo y de la vida" y sus valores dependen del valor y del grado de acierto de esta, lo primero que tenemos que hacer es buscar esta justa filosofía y encontrar la posibilidad de introducirla en todas nuestras actividades. Logrando esto no haría falta establecer ningunas medidas medioambientales para el desarrollo sostenible, ya que poseyendo una "filosofía del mundo y de la vida" basada en la Verdad, el hombre actuará de acuerdo con sus principios y en armonía con las Leyes de la Naturaleza.


7/ Los países desarrollados deben reconocer su responsabilidad en la búsqueda internacional del desarrollo sostenido, debido a "las presiones que sus sociedades ejercen en el medio ambiente".

            Para que este principio sea eficaz no es suficiente el reconocimiento de la responsabilidad en la búsqueda internacional del desarrollo sostenido, debido a "las presiones que sus sociedades ejercen en el medio ambiente", sino que tienen que admitir que la causa del gran daño que hasta la fecha hemos causado a ella ha sido y es nuestra falsa "filosofía del mundo y de la vida" y nuestros principios, criterios, teorías y prácticas, basadas en ella y que mientras no logremos establecer nuestra justa "filosofía del mundo y de la vida" y cambiar nuestro modo de vida, no estamos en condiciones de marcar pautas, y cualquier intento o deseo de mejorar nuestra situación será en vano.


8/ Los Estados deben reducir y eliminar los modos de protección y de consumo nocivos y promover políticas demográficas.

            Aunque existe técnicamente la posibilidad de eliminar los medios de producción nocivos, el coste de estos procedimientos es tan alto que para que la mercancía sea aceptable, ningún Estado puede realizarlo. Además, tomando en consideración la constante extensión del proceso de industrialización en el mundo, y la insaciable demanda materialista de nuestra civilización, reducir el consumo es un deseo irrealizable.
            Referente al problema de la anormal y desenfrenada expansión demográfica, sin conocer la verdadera causa de este fenómeno, que es una cuestión filosófica y relacionado con la Verdad, ninguna política improvisada puede ayudarnos, al contrario, aplicar un procedimiento falso sólo puede agravar nuestra situación.


9/ La cooperación científica y tecnología debe facilitar la adopción, difusión y transferencia de tecnologías nuevas.

            En nuestra civilización materialista, donde indistintamente que se trate de culturas occidentales u orientales y de gobiernos oficialmente anunciados como comunistas, socialistas, capitalistas o de distintos tipos de democracias, el primer puesto en la jerarquía de valores lo ocupa el bienestar económico y las posesiones. Para lograr este propósito, la ciencia está enfocada desde este punto de vista y recibe todo tipo de ayuda para su desarrollo y su resultado es su rápido avance en los campos de la técnica y la tecnología.
            En esta competencia, los países industrial y económicamente más desarrollados, como Estados Unidos, Japón y Europa Occidental, cada día tienen más medios para perfeccionar sus tecnologías y conquistar con ello el mercado internacional, aumentando el bienestar económico de sus súbditos. Esta situación, conocida hoy por nuestro sistema de comunicaciones perfeccionado por todo el Mundo, los países en vía de desarrollo lo toman como ejemplo y objetivo a seguir, y con estos cambios de intereses bien compran o descubren por sí mismos los resultados científicos y tecnológicos de estos países.
            Aunque ellos nunca pueden llegar al nivel de la tecnología alta de estos países, porque con el rápido avance y cambios en estos campos, ni aquellos pueden seguir el paso, lo que les causa grandes pérdidas y un constante despilfarro de sus productos, que antes de poner en práctica muchos caen en desuso, como está ocurriendo con los ordenadores y aparatos de comunicación e informática.
            A la vista de este hecho no tiene ningún sentido ni se puede poner en práctica este principio, ya que si pudiéramos realizar la adopción, difusión y transferencia de tecnologías nuevas existentes, que por sus constantes cambios quedan ya en su nacimiento obsoletas, sólo lograríamos aumentar las pérdidas económicas, causado por esta errónea política basada en la ignorancia.
            Para que podamos sacar provecho de nuestra ciencia, técnica y tecnología, tendríamos que quitar este poderoso instrumento de las manos de nuestros especialistas y ponerlo a disposición de los hombres de gran sabiduría y conocimiento universal sobre el mundo y del hombre, quienes por sus inquietudes y preocupación por los daños que en los últimos siglos la humanidad ha causado a la Naturaleza han descubierto la Verdad, porque sólo ellos estarán preparados para marcar las pautas y el camino para seguir.
            Una de las soluciones para los países en vías de desarrollo y del tercer mundo que significa el 70% de la población mundial podría ser el ayudarles a desarrollar las tecnologías limpias de las fuerzas naturales (viento, energía solar, energía hidroeléctrica, etc.), para el desarrollo de la agricultura, forestal, ganadera, etc., para evitar con ello la emigración desde las zonas rurales hacia las grandes ciudades industriales, como ha ocurrido en los países desarrollados, creando estas monstruosas conurbaciones que han destruido las costumbres, las religiones y culturas de sus habitantes, convirtiéndoles en seres vacíos y miserables para cuyas necesidades antinaturales y demandas materialistas se ha desarrollado la ciencia y tecnología sofisticada, que en lugar de resolver los problemas y cumplir su papel designado, ha contribuido más a la destrucción del Medio Ambiente en el que vivimos y del que depende nuestro bienestar.
            Sólo si logramos dominar estos magníficos instrumentos, que la ciencia y tecnología nos proporcionó y ponerlos al servicio de las justas necesidades del hombre podremos esperar un mejoramiento en nuestra relación con el Medio Ambiente, y en este sentido como el más grave daño lo causan nuestras deshumanizadas y caóticas Metrópolis y conurbaciones, con una política de descentralización promoviendo el desarrollo de los pequeños poblados y ciudades comarcales de extensión a escala humana donde los habitantes encontrarán trabajo, descanso y ocio en un ambiente bello y armonioso con su medio ambiente y sin necesidad de utilizar para sus comunicaciones, sus coches particulares, abriremos el camino para restablecer otra vez la justa distribución de la población de los países en sus territorios nacionales y devolver a sus habitantes la posibilidad de recuperar el justo equilibrio entre su vida espiritual e instintiva.
            Satisfacer las necesidades de este nuevo tipo de hombre sería mucho más fácil y mucho más económico, ya que al obtener la perfección de su naturaleza, sus jerarquías de valores estarán en acorde con las Leyes de la Naturaleza y consecuentemente su comportamiento y actividades se ajustarán en armonía a su desarrollo y funcionamiento.


10/ La información constituye la mejor forma de tratar los problemas ambientales.

            Es muy importante aprovechar nuestros magníficos medios de comunicación, prensa, radio y televisión para informar a la gente no sólo de los graves problemas que con nuestro modo de vida estamos causando al medio ambiente natural, sino explicar las causas de este mal y exponer las posibles soluciones para su remedio.
            Como la causa de nuestros innumerables y entrelazados males y contradicciones es nuestra materialista "filosofía del mundo y de la vida" y la pérdida del justo equilibrio entre nuestra naturaleza espiritual e instintiva, sería necesario concienciar de este hecho, tanto al público en general como a nuestros profesionales, quienes por recibir una formación especializada no están capacitados para ver las cosas en su dimensión real y relacionada con la totalidad de la Existencia ni saber que sus parciales y limitados conocimientos son superficiales y en términos generales y en esencia son falsos.
            Tomando en consideración la rápida extensión de la degradación de nuestro medio ambiente construido y natural y el rotundo fracaso de los métodos aplicados por nuestros científicos y especialistas profesionales con la avanzada técnica y tecnología a su disposición, está demostrado que en estas circunstancias la intervención directa y práctica sin relacionar este fenómeno con su causa real es errónea y difundir estas teorías, proposiciones y soluciones falsas que nuestros medios de comunicación nos proporcionan es empeorar las cosas.
            Para contrarrestar este mal y contradicción, es necesario utilizar la prensa, radio y televisión para propagar y difundir las ideas y teorías sobre el mundo y la vida de nuestros grandes filósofos, poetas, científicos, artistas y arquitectos, quienes por sus inquietudes y preocupaciones por nuestro futuro han podido descubrir la Verdad y cada uno en su campo ha encontrado la solución para ponerla en práctica.
            Este conocimiento y soluciones que como idea ya existen entre los más eminentes y famosos hombre de ciencia, literatura y arte no es conocido por el público, y por no estar de acuerdo con lo establecido no reciben ningún apoyo para su divulgación, perdiendo con ello la última posibilidad para sus aplicaciones y quizás de salvar a la humanidad de un holocausto nunca imaginado.


11/ Cada país debe promulgar medidas legislativas eficaces. Pero las normas internacionales no pueden imponer un coste económico social injustificado, sobre todo en los países en desarrollo.

            Sin cambiar nuestra "materialista filosofía del mundo y de la vida" y nuestras jerarquías de valores, no se puede esperar que el hombre materialista cambie su modo de vida egoísta y promulgue medidas legislativas eficaces para un desarrollo sostenible.
            Los países en vías de desarrollo atraídos por el bienestar económico de los países desarrollados intentarán imitar a ellos aplicando sus sistemas políticos y económicos, lo que significaría la explotación máxima de los recursos naturales, la industrialización que por basarse en nuestros falsos criterios darían los mismos resultados, la destrucción de valores espirituales y culturales y la creación de hombres vacíos y egoístas y una sociedad de consumo cuyas insaciables demandas materiales sólo las podría satisfacer contaminando y destruyendo la flora y fauna de nuestro planeta.


12/ Las medidas contra los problemas ecológicos trasnacionales o mundiales deben acordarse con un consenso internacional.

            Si se extiende la materialista "filosofía del mundo y de la vida" del hombre entre todas las naciones del mundo y se degenera el perfecto estado psico-somático de la especie humana y se convierte esta en un extraño elemento, una célula destructora en el Cuerpo Universal, que es en realidad nuestro Mundo Manifestado, en el que nosotros, para su perfecto funcionamiento, tenemos un papel específico pero subordinado a su interés y sus principios, mientras no logremos recuperar la perfección de nuestra naturaleza especial humana no hay ninguna posibilidad de llegar a un acuerdo de un consenso internacional sobre medidas contra los problemas ecológicos trasnacionales o mundiales.
           Para obedecer y satisfacer las demandas materialistas de su población, cada país estará obligado a redactar sus planes y programas de acuerdo con sus posibilidades económicas y políticas, utilizando fuerzas militares para defender sus intereses si fuese necesario.


13/ Debe instaurarse un derecho internacional sobre la responsabilidad y la indemnización de los daños causados al medio ambiente.

            Este punto, como el anterior, mientras aceptemos como algo normal y natural la exagerada materialista "filosofía del mundo y de la vida, y la insaciable demanda material del hombre contemporáneo sería ingenuo pensar que un derecho internacional sobre al responsabilidad y la indemnización de los daños causados al Medio Ambiente serían respetados.
            Esto sería como pedir a los borrachos que no molestasen a la gente, a los ladrones no robar, a los malvados que fueran buenos, etc. ¿Como podemos obligar a los países militarmente fuertes o fanáticos dictadores a cumplir las leyes del medio ambiente si esto perjudica la realización de sus programas?


14/ Se prohíbe exportar de un país a otro cualquier actividad o sustancia que degrade el medio ambiente o sea nociva para al salud.

            ¿ Como se puede realizar este principio sin intervención militar si un país no quiere respetarlo, por sus compromisos políticos o sociales, como se está haciendo hoy con los residuos nucleares de los países desarrollados, que lo están dispersando fuera de sus países, contra lo que las organizaciones ecologistas como "Grean Peace" sólo pueden protestar ¿ Y que decir de las ventas de armas tóxicas y mercancías industriales como máquinas frigoríficas, automóviles, aerosoles, y distintos productos químicos, cuyos usos, con sus gases o ácidos nocivos, contaminan la atmósfera y las aguas de ríos y mares y para lo que siempre habrá países productores y compradores, y que si no se puede realizar abiertamente se hará en secreto ?
            En lugar de redactar leyes que no se pueden cumplir y echar la culpa siempre a terceros sería mejor reconocer que mientras cada uno de nosotros queramos poseer y disfrutar de todas las novedades de los productos industriales exigidos por nosotros mismos tiene que existir industrias y países que fabrican estos productos y eliminar las contaminaciones que sus productos y usos causarán, no podremos lograrlo ni con protestas ni con leyes, aunque esto lo firmen los representantes de todos los Gobiernos del Mundo.


15/ La ausencia de una certeza científica no debe servir como pretexto para aplazar la adopción de medidas efectivas para prevenir la degradación del entorno.

            Como las medidas efectivas para prevenir la degradación del entorno no es sólo cuestión de conocimiento sino de economía, esto muchas veces no se realiza ni en países donde conocen la
solución y tienen medios para ello. Exigir su cumplimiento en países en vías de desarrollo con problemas económicos, donde el deseo por posesiones materiales ha crecido más rápido que los medios para satisfacerlos es tan irreal como ingenuo.
            La solución ideal para la humanidad sería si estos países en vías de desarrollo que aún poseen algo de sus creencias religiosas, costumbres humanas y culturas populares descubrirán que estos valores espirituales para la felicidad humana son tan importantes como el bienestar físico y en lugar de cambiarlas por la "materialista filosofía del mundo y de la vida" de los países desarrollados e intentar introducir el modo de vida y la forma político-económica de estos países, intentarán recuperar y renovar estos valores espirituales utilizando la ciencia y tecnología de los países desarrollados sólo para realizar este programa. Si se lograra realizar este proyecto, podría proporcionarnos la solución ideal y necesitada y la única capaz de solucionar nuestros problemas.


16 y 17/ Estabilizar la polución a nivel internacional. Deben realizarse estudios sobre el espacio ambiental antes de implantar nuevas actividades que puedan provocar efectos nocivos importantes.

            ¿ Como se puede estabilizar la polución a nivel internacional cuando los países desarrollados donde está la industria desarrollada que aún sólo significan el 30% de la población mundial y donde por la materialista "filosofía del mundo y de la vida" el consumo de energía por persona es de 5-15 veces mayor de los países en vías de desarrollo o subdesarrollados pero que por su atracción injustificada atrae la atención a la gente de todo el mundo y está extendiéndose entre ellos con una velocidad indeseable, cambiando sus costumbres que exige multiplicar los productos de mercancías a un ritmo geométrico?
            Si añadimos a este fenómeno la desenfrenada y antinatural expansión demográfica, que según los pronósticos estadísticos para el año 2050 puede duplicarse y la población del mundo llegar a la cifra de 10.000 millones de habitantes sobra todo argumento para demostrar que este principio no sólo no puede cumplirse, sino que ningún estudio que no tocará la causa de este mal y no intentará remediar aquella, podría aportar algo para mejorar nuestra situación, al contrario, gastando nuestros esfuerzos y tiempo en estos principios equivocados sólo lograríamos engañarnos y empeorar las cosas.


18 y 19/ Los estados deben notificar rápidamente cualquier catástrofe natural o situación de urgencia susceptible de dañar el medio ambiente; y en ese caso la solidaridad internacional debe entrar en juego.

            Las catástrofes naturales como las inundaciones, incendios de bosques, alteraciones de la climatología, sequías, lluvias ácidas, etc., todos provocados y gradualmente aumentando por las intervenciones de nuestra civilización materialista son tan frecuentes, que su frecuencia ya no nos sorprende y ante la imposibilidad de cambiar la causa de estas desgracias, estamos condenados a seguir impotentes su proceso expresando nuestra solidaridad con unas recolecciones que no resuelven nada.


20, 21 y 22/ Las mujeres, los jóvenes, las comunidades autóctonas y otros colectivos locales juegan un importante papel en la protección del medio ambiente y tienen una función vital en el desarrollo sostenido.

            Esta frase, en nuestra sociedad materialista, enmascarada detrás de unos regímenes democráticos, en la que por intereses políticos se reconocen derechos de mujeres y de clases oprimidas y explotados, que después, por la feroz competencia en la vida, no se pueden cumplir, no es más que demagogia. Sin embargo, en un estudio profundo de la vida y de la naturaleza de la especie humana se descubrirá la importancia de la mujer como madre y eje de la familia en la educación y formación de sus hijos y a través de ello toda la humanidad. Para cumplir este papel tan importante el derecho y la igualdad que nuestra sociedad le ofrece no tiene nada que ver, es el amor hacia su hijo y la capacidad de crear un hogar familiar y caliente lo que tiene que recuperar y crear la mujer para poder aportar algo en la protección del medio ambiente y en el desarrollo sostenido.
            En este sentido, las comunidades autóctonas y otros colectivos locales donde aún existe este amor y vida familiar y colectiva podría presentarnos ejemplos para seguir, y demostraciones en nuestra búsqueda.


23/ La protección del medio ambiente y los recursos naturales de los pueblos sometidos a opresión, dominación y ocupación.

            En los pueblos sometidos a opresión, dominación y ocupación sólo una resistencia pasiva podría frenar la explotación de los recursos naturales y la protección del medio ambiente.


24/ Los Estados protegerán el medio ambiente en tiempo de conflicto armado y participarán en la defensa medioambiental.

            Este principio es también demagógico e irrealizable, la prueba de ello son todas las guerras y especialmente la última guerra del Golfo, donde los países más fuertes no han podido evitar el gran desastre ecológico que Sadam Hussein ha causado con los incendios de los pozos petrolíferos de Kuwait y sólo una intervención bélica y otra destrucción de mayor medida del medio ambiente podría poner fin a este conflicto.


25/ La paz, el desarrollo y la protección del medio ambiente son interdependientes e indisociables.

            Este principio suena muy bien y es verdad, pero la condición indispensable es para que el hombre logre establecer sus justa "filosofía del mundo y de la vida" y recuperar el justo equilibrio entre su naturaleza espiritual e instintiva, el único estado que corresponde a la perfección de su naturaleza psico-somática y que le permite sentir la verdad y adaptarse con su comportamiento y actividades, sin ninguna dificultad a las Leyes de la Naturaleza, creando con ello, de manera natural y espontánea, paz y un desarrollo sostenible en armonía con el medio ambiente natural.


26/ Todas las diferencias medioambientales deben resolverse pacíficamente de acuerdo con la Carta de la ONU.

            ¿ Si en un país industrializado para poder mantener el nivel de vida de sus súbditos tuviera que aumentar su producción, causando con ello contaminación de la atmósfera y daños al medio ambiente u otro para mejorar la situación económica de su país decida talar los árboles de sus bosques que como pulmones de nuestro planeta necesitan para la producción de oxígeno para mantener la vida en ella, si estos países niegan a abandonar sus proyectos, como podría la ONU resolver este programa pacíficamente?


27/ Los Estados y los pueblos deben cooperar de buena fe y con un espíritu de solidaridad en la aplicación de los principios consagrados en la presente declaración y al desarrollo del derecho internacional de conseguir un desarrollo sostenido,

            A través de la historia del hombre hemos aprendido que por su especial naturaleza, compuesta de espíritu e instinto fusionado dentro de su vida en una unidad indisoluble, dependiendo del estado de éstas, él tiene tres posibilidades en su comportamiento y actividades:

1/ Puede sobrevalorar su parte espiritual a costa de su parte instintiva.

2/ Hacer lo contrario

3/ Establecer el justo equilibrio entre ambas

            En el primer caso, como ha ocurrido en la Edad Media de nuestra cultura cristiana cuando por la exagerada valoración de la vida espiritual se presto poco interés hacia las necesidades físicas del hombre ha causado con ello enfermedades contagiosas y situaciones insanas e incómodas que perjudicó tanto al bienestar de su especie como de los otros seres vivientes y con que compartía su vida en su medio ambiente natural y construida.
            Para el segundo caso me refiero a las épocas del periodo helenístico de la antigua cultura de Grecia de la cultura judía y de Roma en el periodo de Jesucristo y de nuestra civilización actual que desde la Revolución Industrial está extendiéndose por todo el mundo.
                                                                          
            Conociendo los grandes daños causados a la naturaleza y a los intereses del hombre mismo por la materialista "filosofía del mundo y de la vida", el triste y mal acabado de estas sociedades, tenemos toda la razón de asustarnos de nuestro futuro si no descubrimos sin demora esta relación directa y papel importante y decisivo que el estado psico-somático de nuestra naturaleza juega en nuestro comportamiento y actividades y no reconocemos que al encontrarse ésta hoy en su estado desequilibrado y degenerado todas nuestras decisiones, proyectos y planes están condenados al fracaso y para poder cumplir los principios del punto 27 de la declaración, sólo una revolución espiritual, un renacimiento personal, realizado personalmente, podría ayudarnos.

Madrid, 14 de Septiembre de 1992
Ferenc Z. Lantos Dr. Arquitecto

NOTA: COMO EL TIEMPO HA DEMOSTRADO LA VALIDES DE MI TEORÍA  SOBRE                    ESTE TEMA Y PROBLEMA HE DECIDIDO EXPONERLA  EN MI BLOG.

              Madrid 26 de Diciembre 2012
               Francisco Z. Lantos Dr. Arquitecto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.