29 dic. 2012

__________

ENTREVISTA CON EL ARQUITECTO F. Z. LANTOS SOBRE EL TEMA DE
LA CRISIS ECONÓMICA MUNDIAL

Ferenc Z. Lantos, Doctor Arquitecto, ha nacido en Yugoslavia, de padres húngaros, termina su carrera de arquitecto en 1953 en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Budapest. Para completar sus estudios, en el año 1956 se traslada a Londres, donde estudia Urbanismo como postgraduado y obtiene la titulación de arquitecto en el Royal Institut of British Architects. En el año 1962 deja Inglaterra y viene a España, donde, en el año 1966, revalida su título de arquitecto en la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid, y como resultado de su Proyecto Fin de Carrera el Catedrático de la asignatura Proyectos II le ofrece un puesto como Profesor Encargado de Curso de la Cátedra, que Lantos acepta y mantiene durante 11 años, dejando este cometido para dedicarse a la investigación de nuestros males surgidos desde la Revolución Industrial, que afectaban muy negativamente a su profesión de arquitectura.

Este trabajo, cada vez más complejo, le exige profundizar sus investigaciones más en campos diferentes a su profesión, que realiza en su Centro de Investigación, que ha establecido con el objetivo principal de encontrar la solución ideal de nuestros asentamientos humanos exigidos no por intereses económicos, sino  por las necesidades intrínsecas de nuestra naturaleza especial humana.

Este enfoque diferente de lo casi establecido y rutinariamente practicado por nuestras sociedades, demostró que la profesión de arquitectura, no es sólo una profesión técnica y artística sino también humanística, y para satisfacer esta exigencia el arquitecto tiene que conocer la naturaleza real del hombre para quien proyecta sus obras y el mundo con el que se relacionan éstas.

Al intentar obtener este conocimiento, Lantos, pronto descubre que tenía que completar sus estudios con conocimientos filosóficos sobre “el mundo y la vida”, principal actividad que puede llevar al hombre a conocer la Verdad sobre la Existencia, según Lantos.

Quien posea este conocimiento, como nada es aislado en el proceso de desarrollo de nuestro mundo, no importa en que campo de nuestra conducta y actividades surjan los problemas, para resolver éstos no serán necesarios los especialistas con conocimientos fragmentarios y analíticos, perdidos en detalles, sino estos hombres inquietos, quienes juzgan y valoran todos los acontecimientos holísticamente en su esencia.

Pregunta: Sr. Lantos ¿Cómo es que usted siendo arquitecto y no economista se siente preparado para opinar sobre un campo tan diferente al suyo, como es la ciencia de la Economía?

Respuesta: El problema de la crisis económica que padecemos actualmente, como de los otros muchos males presentados desde la Revolución Industrial, no han surgido por azar, y sin relacionarlos con una causa común, como lo han tratado durante todo este tiempo nuestros especialistas y científicos, discutidos en varias conferencias de las Naciones Unidas y congresos profesionales, sociales, políticos, etc., sin resultado alguno que mejore nuestra situación. Ante este fracaso ya se ha demostrado que detrás de estos males existe una causa común que es la errónea conducta del hombre de nuestras sociedades, por lo que, para eliminar estos males y encontrar la solución necesitada, no serán nuestros especialistas, de cuyos enfoques erróneos de nuestros problemas hemos llegado a nuestra situación desesperante, los que la encuentren, sino los hombres íntegros, quienes poseen la capacidad de ver las cosas en síntesis y juzgan los acontecimientos holísticamente.

P. ¿Y quienes serán o son ya estos hombres hoy?

R. Como la Verdad sobre la Existencia la lleva todo el mundo dentro de su naturaleza, todo el mundo puede obtener este conocimiento, no obstante, esto no será un regalo gratuito, sino una dedicación seria y un deseo fuerte para conocerse a sí mismo. Para esto hay varios métodos, entre los que son muy conocidos la meditación y la contemplación, practicados por las religiones orientales, pero también hay otro método, que inconscientemente lo practican los verdaderos artistas, quienes durante el proceso de la creación de sus obras, sea ésta de música, pintura, escultura, arquitectura, poesía, etc., tienen que eliminar todos los pensamientos que no sean los del tema de la obra, concentrándose hasta el sufrimiento psíquico de encontrar su propósito, recibiendo por este sufrimiento la suprema alegría cuando logra obtenerlo.

P. ¿Usted en su búsqueda obtuvo este conocimiento? y si por falta de este conocimiento se ha presentado esta crisis económica mundial ¿Qué solución ve usted para resolver este grave problema?

R. Conocer la verdad objetiva sobre la Existencia, un ser humano, cuya vida es limitada en el tiempo y en el espacio y el mundo que quiere conocer es, para él, infinito en ambos términos, sólo puede ser subjetiva, pero este conocimiento que afecta a su vida puede coincidir con esa parte de verdad objetiva, y que juzgando la historia de la conducta y actividades del hombre encontramos algunas personas que han encontrado esta Verdad, y comparando mis descubrimientos sobre este tema, al coincidir estos en esencia con aquellos espero que sean válidos.

Esta Verdad, prescindiendo de demostración filosófica, refiriéndonos sólo a la naturaleza del hombre, a diferencia de otros seres animados (animales) que sólo poseen Instinto, en el que está impreso el conocimiento sobre la Existencia, que éstos sienten a través de su Instinto y sin posibilidad de modificarlo, el hombre, además de Instinto, también posee Espíritu, que posee los mismos dones y conocimientos que el Espíritu Supremo, el Amor Puro, la Idea Subyacente de la Existencia Real, y a través de esta parte de su naturaleza podría conocer la Verdad, pero como estas dos fuentes de su posibilidad de obtener esta Verdad no están separadas sino fusionadas en una unidad inseparable y la influencia de una sobre la otra modifica ambos conocimientos innatos, permitiendo al hombre tener 3 posibilidades para realizar su vida, a saber: 1/ Él puede sobrevalorar la importancia de la parte espiritual de su naturaleza a costa de su parte instintiva, situación que existía en la Época Arcaica de la antigua Grecia y en la Edad Media de nuestra Cultura Cristiana. 2/ Puede prestar la misma atención a la parte espiritual de su naturaleza como a la instintiva, situación que existía en la Época Clásica de la antigua Grecia y en la época del Renacimiento de nuestra Cultura Cristiana. 3/ Puede sobrevalorar la parte instintiva de su naturaleza a costa de la parte espiritual, situación que existía en la época Helenística de la antigua Grecia y que existe desde la Revolución Industrial de nuestra Cultura Cristiana y que está extendiéndose por todas las civilizaciones de nuestro planeta.(Ver hoja Nº 4)

P. ¿Qué relación tiene este conocimiento y hecho con la crisis económica mundial?

R. Como ya sabemos que muchos tipos de nuestros graves males, como la antinatural y desenfrenada expansión demográfica, el antinatural crecimiento del consumo de energía del hombre contemporáneo, la fiebre de las migraciones de la gente desde las zonas rurales y pequeños poblados y ciudades comarcales hacia grandes ciudades existentes, convirtiendo a éstas en enormes, caóticas y deshumanizadas Metro, Mega ciudades e indefinidas Conurbaciones, cuyas construcciones y mantenimiento son mucho más costosos de lo normal, y todos estos y otros muchos más no existieron en la época del Renacimiento, esta comparación demuestra claramente que la causa de este hecho no se ha producido al azar, sino que está causada por la errónea conducta y actividades de la especie humana, y si es así la crisis económica mundial es consecuencia directa de esta errónea conducta  del hombre contemporáneo, por lo que, para resolver este problema no serán nuestros especialistas profesionales, que estudian el efecto de la causa, desconocida por ellos de este manifestado problema, sino las personas que conocen la naturaleza real de la especie humana y sean capaces de encontrar en nuestra situación la solución necesaria para cambiar esta errónea conducta y actividades.

P. Si el problema de la crisis económica y mundial en esencia no es económico sino de tipo filosófico ¿Qué pueden hacer nuestros economistas?

R. Primero reconocer que basándonos sobre los hechos de cambios como el antinatural crecimiento de la población del mundo, que hoy con sus 6.400 millones de habitantes es 32 veces más, pero esta cifra, para el año 2050, se espera que llegue a 9.600 millones, que será 48 veces más de la que existía en la época de Jesucristo, y del consumo mundial de energía por persona, que hoy es 3-4 veces mayor que el que existía en la época de Jesucristo, que multiplicando estos dos factores significaría 32 x (3-4)= 96-128 veces más que lo que se consumía en la época de Jesucristo, pero que para el año 2050 el consumo de energía se extenderá también en los países económicamente emergentes, llegando a una media mundial por persona de 4-5 veces mayor de lo normal, que multiplicando estos dos factores significaría 48 x (4-5)= 192-240 veces más que la que se consumía en la época de Jesucristo en el mismo tamaño del planeta, y como se ve, este será el doble de lo que se consume hoy.
Creo que para ver que de parar este antinatural proceso de desarrollo, no es necesario ser economista para descubrir que esta demanda no sería posible satisfacer, por lo que nuestros economistas tendrían que reconocer este hecho y completar sus conocimientos fragmentarios con conocimientos más generales sobre la naturaleza de la especie humana, que es la causante de nuestra crisis económica mundial.

P. Admitiendo que la causa de todos nuestros males es el hombre contemporáneo ¿Cómo podríamos lograr cambiar esta conducta?

R. Si la conducta y actividades del hombre no dependiera del estado psicosomático de su naturaleza especial humana, como demuestra su historia, sino que fuera libre de cambiarla según su voluntad libremente como piensan las personas que han reconocido ya que la causa de nuestros males es el hombre y en sus precipitados e improvisados consejos, respetando al mismo tiempo el degenerado estado psicosomático de sus naturalezas, proponen ahorros, como el Sr. Al Gore, “usando bombillas de bajo consumo, conducir menos, reciclar más, revisar los neumáticos, usar menos agua caliente, ajustar el termostato, plantar un árbol, desenchufar los aparatos, etc.”, que sería como pedir a un drogadicto, bajo efectos de la droga, que actúe como cuando está en su estado sano.

Así, estos hechos nos demuestran que tampoco es suficiente el mero hecho de conocer que el causante de nuestros males es el estado degenerado de su naturaleza psicosomática, sino sabiendo que las conductas y actividades del hombre, depende del tipo de este estado y que solamente es acertado cuando logra establecer el perfecto equilibrio entre la parte espiritual y la instintiva de su naturaleza especial humana, situación que existía en la época Clásica de la antigua Grecia y en la época del Renacimiento de nuestra cultura Cristiana, estos ejemplos nos demuestran la meta para y como alcanzarlo.

Empero, el problema es que para poder realizar este cambio por vía pacífica y evolutiva necesitaríamos mucho más tiempo que en nuestra situación tenemos, por lo que todo indica que ni con este acertado tratamiento de nuestros problemas podemos anular nuestros males y resolver el problema de la crisis económica mundial ahora cuando más lo necesitamos.

Aunque  de esta pesimista situación, sabiendo que una vez logrado introducir  este justo conocimiento y la correspondiente solución de nuestros males, y ponerlos en práctica se anularán todos nuestros males de manera natural y espontáneamente y se abrirá un nuevo camino próspero para los supervivientes y para las futuras generaciones, este conocimiento crearía un optimismo que ayudaría a achicar las penas para la gente  que sean capaces de buscar su bienestar y felicidad no sólo en posesiones materiales sino con cosas espirituales también, como el amor que en cualquier circunstancia es practicable.

Madrid, 28 de Abril de 2011
Francisco Z. Lantos Dr. Arquitecto

NOTA: COMO EL CONTENIDO DEL TEXTO DE ESTA ENTREVISTA, EXPUESTA EN EL  NÚMERO 15 DE LA REVISTA ANUAL MENSAJE DE MI CENTRO DE INVESTIGACIÓN ES VALIDA HOY TAMBIÉN, HE DECIDIDO EXPONERLO EN MI BLOG.

Madrid 29 de Diciembre de 2012
Francisco Z. Lantos Dr. Arquitecto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.