14 nov. 2012

__________

¿QUE POSIBILIDAD TENEMOS PARA ANULAR NUESTROS NUEVOS TIPOS DE MALES SURGIDOS DESDE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL Y SALVAR EL FUTURO DE NUESTRAS CIVILIZACIONES?

Estudiando la historia de conducta y actividades de la especie humana y de los animales, observamos que mientras la conducta de los animales ha sido y es constante y predeterminado, no es así en el caso de la especie humana, ya que siendo el hombre física y biológicamente igual en la época arcaica de la antigua cultura de Grecia y de la época de Edad Media en nuestra cultura Cristiana sus conductas y actividades han sido muy diferentes en la época clásica de las antigua culturas de Grecia y de la época del Renacimiento de nuestra cultura Cristiana, y en la época helenística de la antigua cultura de Grecia y de nuestras civilizaciones desde la revolución industrial, extendido esto ya entre todas las civilizaciones en nuestro planeta.

La razón de estas tres diferentes conductas y actividades de los hombres  es su especial naturaleza humana, que al estar diferente de los animales, que sólo poseen instinto, en el que está implantada la Verdad sobre la Existencia, que les guía en sus conductas, el hombre además del instinto, con los mismos características, también posee espíritu con facultades de Conciencia, Raciocinio, y Fuerza Creativa, con los que puede juzgar y valorar los acontecimientos en sus alrededores y formar su propia opinión sobre los mismos, permitiéndole con ello modificar el “conocimiento” implantado en su instinto, y elegir su vida según este modificado conocimiento y tener tres posibilidades para ello:

1)      Puede sobre valorar la parte espiritual a costa de la parte instintiva de su naturaleza. Situación que existía en la  época arcaica de la antigua cultura de Grecia y en la época de Edad Media de nuestra cultura Cristiana.
2)      Llevar a justo equilibrio la parte espiritual e instintiva de su naturaleza. Situación que existió en la época clásica de la antigua cultura de Grecia y en la época del Renacimiento de nuestra cultura Cristiana.
3)      Puede sobre valorar la parte instintiva a costa de la parte espiritual de su naturaleza. Situación que existió en la época helenística de la antigua cultura de Grecia, de la cultura Judía y Roma, en la época de Jesucristo y en nuestros tiempos, desde la revolución industrial, extendido esta tendencia ya entre todas las civilizaciones en nuestro planeta.

Estos diferentes tipos de estado psicosomático de los hombres han definido su “filosofía del mundo y de la vida” y jerarquía de valores que dirigía sus conductas y actividades.

Así en la época arcaica de la antigua cultura de Grecia y en la época de Edad Media de nuestra cultura Cristiana, de exagerar la importancia de la parte espiritual de su naturaleza, se da mucha importancia a la practica de la religión y se desarrolla el arte sacra, y por el desinterés hacia la parte física- instintiva de su naturaleza, no se desarrolla la ciencia, creando con su modo de vida enfermedades infecciosas y contagiosas, sin saber porque han presentados estas, a las que mientras han mantenido esta falsa “filosofía del mundo y de la vida”, y el degenerado estado psicosomático de su naturaleza, no han podido cambiarlos ni eliminarlos.

Sólo observando las contradicciones entre sus ideas y de la realidad sobre sus intentos de anular sus males y empezar interesarse para la parte física instintiva de su naturaleza y llegando establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza, que ha ocurrido durante la época clásica de la antigua cultura de Grecia y durante la época del Renacimiento en nuestra cultura Cristiana y obteniendo el perfecto estado psicosomático de su naturaleza especie humana, han desaparecido, además de manera natural y espontánea, los males presentados en los anteriores culturas, obteniendo además durante estos tiempos  los más grandes resultados tanto en los campos de arte como en los campos científicos, morales y sociales.

Al ver y experimental las mejoras en el campo física de la vida cotidiana, los hombres poco a poco empiezan abandonar sus intereses espirituales, cambiando esto por intereses materialistas, llegando a tener, sin darse cuenta de ello, una “filosofía del mundo y de la vida” extremadamente materialista, que ha ocurrido en la época helenística en la antigua cultura de Grecia y que tenemos nosotros desde la revolución industrial, extendido esta entre toda parte de nuestras civilizaciones.

Los resultados negativos de esta falsa “filosofía del mundo y de la vida” han sido tan grandes que manteniendo en antigua Grecia su correspondiente erróneo modo de vida hasta el final, esta se termino autodestruirse.

Encontrándonos en la misma situación, pero con mucho más nuevos tipos de males tanto en número como en grado, que existió en la época helenística de la antigua cultura de Grecia, aceptando nuestros nuevos tipos de males, no como consecuencias de nuestra errónea “filosofía del mundo y de la  vida”, sino como unos hechos dados y casuales, y tratarlos directa y separadamente de unos de otros y sin relacionarlos con una causa común de todos, al que ya sabemos que esta causa es el extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida” y degenerado estado psicosomático de la naturaleza del hombre contemporáneo, e intentar mantener este falso y erróneo modo de vida hasta el fin, nos esperará la misma suerte y nuestras civilizaciones se acabarán también autodestruirse.

Sabiendo ya que para anular nuestros nuevos tipos de males, sólo podríamos obtener logrando establecer el perfecto y justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana, el problema es ¿cómo lograr obtener este objetivo?, Cuando el hombre contemporáneo esta absorbida por su materialista “filosofía del mundo y de la vida” y no esta consciente de su erróneo modo de vida, ni dispuesto ni capacitado para cambiarla.

Además este necesario cambio tardará mucho más tiempo que tenemos antes del año 2050 cuando nuestros dos más graves males; la antinatural y desenfrenada expansión demográfica y también antinatural aumento del consumo de energía llegara a su techo y se extenderá  entre todas nuestras civilizaciones, y puede ser el doble que tenemos hoy, y al que nuestro planeta ya no podría satisfacer estas demandas materialista.

A pesar de este hecho como continuando nuestro erróneo modo de vida hasta su fin nuestras civilizaciones se autodestruirán antes del año 2050, pensando  del futuro de los supervivientes quienes aprendiendo de este catastrófico fin estarán dispuesto aceptar esta justa “filosofota del mundo y de la vida”, no será inútil empezar de buscar y desarrollarla e intentar poner en practica ya para el tiempo transitorio que nos queda antes de la inevitable destrucción planetaria de nuestras civilizaciones.

Sobre esta teoría yo he empezado trabajar desde el año 1966 cuando al ver el diagrama del Crecimiento de la Población del Mundo, enseñando los tres muy diferentes grados del crecimiento causados por el estado psicosomático del hombre, demostrando que sólo logrando establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especie humana, que obtuvo durante la época del Renacimiento de nuestra cultura Cristiana,  el crecimiento de la población humana ha sido normal y proporcional con el resto de las vidas que componen nuestro mundo en nuestro planeta y cuando el hombre también logro adaptarse, como los otros seres animados (animales) debajo de su nivel a las Leyes de la Naturaleza, y restablecer con ello su ordenado y armonioso desarrollo, del que depende el bienestar de sus “componentes” a los seres animados y la felicidad del hombre.

Del resultado de mis investigaciones, yo en final de mis investigaciones he obtuve y expuse en mi “Teoría de la Existencia”, que en esencia ha coincido con la “filosofía del mundo y de la vida” de la época del Renacimiento, y conociendo como ha sido la jerarquía de valores y correspondiente modo de vida practicada en esta época, nos ayudaría la búsqueda de definir como podría ser nuestro modo de vida, tomando en consideración nuestras circunstancias, que no sólo resolvería el problema del cambio climático sino todos nuestros nuevos tipos de males, surgidos desde la revolución industrial, causados por el extremada materialista “filosofía del mundo y de la vida”, y el degenerado estado psicosomático de la  naturaleza del hombre contemporáneo, de cuya gravedad el hombre no esta consciente ni esta dispuesto ni capacitada de abandonar.

Este necesitado cambio sólo podríamos realizar empezando con la enseñanza y educación con los recientes nacidos niños y niñas, basada el programa de enseñanza en esta justa “filosofía del mundo y de la vida”, a la que yo he desarrollado en mis libros y múltiples ensayos publicados en las revistas anuales denominado por su enfoque y contenidos MENSAJE, de mi Centro de Investigación y en mis Blogs: “Francisco Z. Lantos Dr. Arquitecto” y “De Filosofía y Arquitectura F.Z. Lantos Dr. Arquitecto”.

En estos libros y ensayos, basado en mi “Teoría de Existencia” (Mi verdad sobre el mundo y de la vida)he desarrollado las correspondientes soluciones para cada caso en practica que afecta nuestra vida, y referente al problema del cambio climático, basando en consideración que hoy con 7000 Millones de la población del mundo y antinatural aumento de consumo de energía de países económicamente desarrollados que sólo significa 1/3 parte de la población del mundo, ya nuestro planeta no puede satisfacer esta negativa demanda materialista, pero que esta tendencia esta continuando y que para el año 2050 se espera que la población del mundo alcanzara la cifra 9600 Millones y el resto de la población del mundo se convertirán también en sociedades de consumo, que son de 2/3 de la población del mundo lo que significaría el doble consumo de energía que tenemos hoy, es una clara demostración que el resultado de este antinatural aumento será la autodestrucción de nuestras civilizaciones, y cualquier consejo de cambios, respetando nuestro erróneo modo de vida, será un autoengaño, con lo que sólo lograremos prolongar nuestras agonías de las que sólo la muerte podría salvarnos.

Budapest 28 de Julio de 2912
Francisco Z. Lantos
Doctor Arquitecto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.