3 nov. 2012

__________

Ministerio de Presidencia de España
Doña Soraya Sáenz< de Santa María
Vicepresidente Primera del Gobierno
Ministra de la Presidencia de Complejo de Moncloa       Madrid 15 de Febrero de 2012

Estimada Sra. Sáenz de Santa María;

Perdóname por mi impaciencia de no esperar su contestación a mi carta de 01 de Febrero, sabiendo que los muy importantes problemas relacionadas con nuestra vida ocupa su tiempo, empero cuando la cubierta de una casa esta en llamas, que es el nuestro caso, lo más sensato es suprimir provisionalmente las cosas que se hace dentro y salir fuera para apagar el fuego si no queremos quemarnos dentro.

Según este símil, hoy nuestra casa por la globalización ya es nuestro planeta, con su definida y limitada tamaño y su capacidad de materias primas, y el fuego son los; NUEVOS TIPOS DE MALES SURGIDOS DESPUÉS DE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL, CANSADOS POR EL ERRÓNEO CONDUCTA Y ACTIVIDADES DEL HOMBRE CONTEMPORÁNEO, y como sus negativos efectos no afecta directamente nuestra vida diaria, nadie esta tomando con serenidad el grave peligro, de cuya consecuencia nuestra situación está empeorando progresivamente.

Para demostrar este hecho voy a escoger sólo uno de estos males, al antinatural y desenfrenada expansión demográfica, que según adjunto diagrama expuesta en la HOJA Nº 5 enseña que el crecimiento de la población del mundo no ha sido ni constante ni proporcional sino dependiendo del estado psicosomático de la naturaleza especial humana esto ha enseñado tres muy diferentes tendencias, con diferentes resultados positivos y negativos en la vida de los hombres en cada época, según la que ; En Edad Media, por la sobrevaloración de la parte espiritual a costa de la parte instintiva de su naturaleza especial humana, estas sociedades han perdido sus capacidades de adaptarse con sus conductas a las Leyes de la Naturaleza, y defender sus intereses en la lucha por sus subsistencias, exponiéndose al peligro del despoblación del mundo.  

Al lograr establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza, que obtuvo en la época del Renacimiento, el hombre recupera su capacidad de adaptarse con su conducta y actividades a las Leyes de la Naturaleza, y restablecer su ordenado y armonioso desarrollo, anulando con esto todos los males presentados por su anterior erróneo modo de vida.

Durante esta época que era entre los años 1400 – 1800, la población del mundo ha sido entre 400 – 800 Millones y el consumo de energía de los hombres de estás épocas ha sido normal, que corresponde a su naturaleza especial humana, al que nuestro planeta podía satisfacer sin ningún problema.

Al no poder mantener este ideal y perfecto estado de su naturaleza psicosomático, sino a la vista de mejoramiento de su vida física, el hombre poco a poco abandona sus intereses de valores espirituales para los interese materiales, y con el avance de ciencias en todos los campos de sus actividades, logra salvar y prolongar su vida física y con ello acelerar el crecimiento de la población de su especie, llegando hoy de tener 7.000 Millones y cambiando sus intereses espirituales para intereses materialistas, el medio de consumo de energía por persona hoy entre los países económicamente desarrollados es 3-4 veces mayor de lo normal que corresponde a la real e intrínseca naturaleza de la especial humana.

En esta situación, después de continuos fracasos para parar nuestros innumerables e interrelacionados males, tratado en las Conferencias de las Naciones Unidas, hoy ya se ha reconocido que nuestros males no han surgidos del azar, ni son casuales sino causados por la materialista “filosofía del mundo y de la vida” del hombre contemporáneo, de cuyas exigencias materiales nuestro planeta ya no puede satisfacer.

Sin embargo, este hecho nuestros Autoridades, incluso las Naciones Unidas y otros Organismos Oficiales y Organizaciones Particulares, aunque reconozcan, aún no toman seriamente y no incluyen en el programa de sus investigaciones la búsqueda de la causa y correspondiente soluciones, basada en estos criterios, sino ignorando esto continúan realizar sus quehaceres como si este muy diferente acontecimiento no existiera, esperando que nuestra avanzada ciencia y tecnología resolverá nuestros problemas.

Para demostrar la falsedad de este despreocupado política, según la que si hoy con el 7.000 millones de la población del mundo y el antinatural aumento del consumo de energía, que existe sólo entre los países económicamente desarrollado, que significa solamente 1/3 parte de nuestro planeta, ya no podemos seguir el paso, ¿Qué ocurrirá en el año 2050 cuando la población del mundo alcanzara la cifra de 9.600 Millones y los países económicamente emergentes y el resto de los países en vía de desarrollo se convertirán también en sociedades de consumo?, estará demostrado que pensar que estas desorbitadas exigencias materiales y energéticas con muestra avanzada tecnología podríamos satisfacer, será un error y autoengaño, que se pagara con el inevitable destrucción planetaria.

Evitar este catastrófico fin de nuestras civilizaciones sólo podríamos lograr reconociendo que la causa de nuestros nuevos tipos de males, surgidos desde la revolución industrial, es el extremo materialista “filosofía del mundo y de la vida” del hombre contemporáneo de nuestras civilizaciones, entre los que el más grave es el antinatural y desenfrenado expansión demográfica, que actúa como el principal causante de los otros males a los que sin resolver primero este mal no podríamos eliminarlos.

Sin embargo este tipo de investigación que busca la causa de porque ha podido ocurrir este negativo acontecimiento y como resolverlo no figura en ninguna Fundación Ministerio de España, y el único Organismo que trata este muy negativo acontecimiento más bien por obligación y sin éxito es las Naciones Unidas, observando pasivamente el progresivo empeoramiento de nuestra situación.

Al experimentar ya los negativos efectos de este equivocado tratamiento de nuestros problemas ya se siente la necesidad de cambiar nuestro erróneo enfoque de tratar nuestros males e introducir la búsqueda del problema de superpoblación del mundo, ¿porque no serán Ustedes  los primeros de completar sus temas con este programa?

En espera de su contestación, aprovecho la oportunidad de saludarla.

Atentamente

Francisco Z. Lantos Dr. Arquitecto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.