21 nov. 2012

__________

ENTREVISTA CON EL ARQUITECTO F. Z. LANTOS SOBRE EL PROBLEMA DEL CAMBIO CLIMÁTICO

Pregunta:          ¿Cómo es que siendo usted arquitecto le interesa y trata este tema?

Lantos:             Terminada mi carrera en el año 1956 y empezando mi práctica profesional, como las exigencias y demandas de los hombres para sus construcciones para mí han sido erróneas y no permitía practicarla como ésta exigía y que era mi deseo, muy pronto empecé a buscar la causa de este mal y en esta búsqueda empecé a sentir la necesidad de completar mi profesión con estudios de tipo filosóficos que tuvieran relación con nuestra vida y del mundo dentro del cual la desarrollamos.


Pregunta:          ¿Qué resultado le ha dado este tipo de investigación?

Lantos:             Como por razones económicas no he podido dedicar todo mi tiempo a esta faceta de mis actividades ya que no encontraba ningún organismo oficial ni organizaciones económicas, políticas, sociales o humanitarias interesadas en el tipo de programa de mi investigación, tenía que dividir mi tiempo entre la práctica de mi profesión, ganando con esto el dinero que suponía los gastos de mantenimiento de mi otra actividad practicada paralelamente con la primera.
                           Este tipo de trabajo demostró ser más ventajoso ya que esto me ha permitido quedarme con mis descubrimientos relacionados con la vida y transformar mis ideas en sus correspondientes formas en arquitectura. Sin embargo, como a nuestras sociedades, absorbidas por nuestra falsa y extremada materialista “filosofía del mundo y de la vida”, no se interesaban por mis ideas y teorías sobre la vida y el mundo, tanto éstas como sus correspondientes soluciones arquitectónicas sólo podían ser expuestas en libros y para más impacto en una exposición permanente.
                           La desventaja de este método de llevar las investigaciones y sus presentaciones es que al no encontrar ningún tipo de mecenas interesado en los resultados de mis trabajos, éstos quedaron sin ninguna divulgación, dentro de mi estudio de arquitectura y mi Centro de Investigación, perdiendo los muy necesitados 42 años desde que mi idea y sus correspondientes soluciones arquitectónicas están desarrolladas y publicadas en libros, revistas y en una exposición permanente.

Pregunta:          ¿Cuál es la diferencia entre su idea y proposición para enfrentarnos con nuestros males entre los que el Cambio Climático es sólo uno, y los de los organismos oficiales como las Naciones Unidas, que desde hace 30 años están en sus programas y son tratados en sus Conferencias Mundiales?

Lantos:             La diferencia principal entre mis ideas y proposiciones para tratar nuestros males, entre los que el cambio climático es sólo uno más, es que mientras Las Naciones Unidas aceptan cada mal que sufrimos sin crítica, como un hecho dado y coyuntural, y tratan cada uno separadamente y sin relacionarlos con una causa común, yo mantengo que todos nuestros males son sólo los efectos de una causa común, y para eliminar estos males tendríamos que tratar la causa y descubrir en qué consiste esta causa y cómo puede cambiarse.

Pregunta:          ¿Y usted ha descubierto cuál es esta causa y cómo cambiarla?

Lantos:             Apoyándome en la historia de la conducta y actividades de la especie humana, he descubierto que, a diferencia de los otros seres animados (animales) por debajo de nuestro nivel, cuya conducta es siempre igual, la especie humana, debido a su doble tipo de naturaleza, la espiritual e instintiva, dependiendo de sus valoraciones de una u de otra parte puede tener tres posibilidades de formar su propia idea sobre el mundo y la vida y que son:
                           1/ Puede sobrevalorar la parte espiritual de su naturaleza y obtener su exagerada espiritual “filosofía del mundo y de la vida” (situación que existía en la época arcaica de la antigua cultura de Grecia y en la Edad Media de nuestra cultura Cristiana, que ha causado distintos males durante el tiempo que existía esta filosofía).
                           2/ Puede prestar la misma atención a ambas partes de su naturaleza y lograr establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana y obtener su justa “filosofía del mundo y de la vida”, que al coincidir con la Idea Subyacente del Amor Puro que expuesta en las Leyes de la Naturaleza y que dirige las conductas  de todos los seres animados (animales) excepto del hombre, ahora y sólo mientras dura esta justa “filosofía del mundo y de la vida” y esta estado psicosomática de su naturaleza especial humana, su conducta y actividades también coinciden con las de los otros seres animados que componen nuestro Mundo Manifestado (El Amor Puro en su proceso de Autorrealización), caso que existía en la época clásica de la antigua cultura de Grecia y en la época del Renacimiento de nuestra cultura Cristiana, y cuando han desaparecido de manera natural y espontánea todos los males producidos por su anterior errónea “filosofía del mundo y de la vida”.
                           3/ Al no lograr mantener esta justa “filosofía del mundo y de la vida” y el perfecto estado psicosomático de nuestra naturaleza especial humana sino sobrevalorando la parte instintiva a costa de su parte espiritual de nuestra naturaleza que empezó a finales del siglo XVIII con el comienzo de la Revolución Industrial y llegando hoy a su tercera posibilidad de su extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida” y la degeneración del perfecto estado de su naturaleza especial humana, su conducta y actividades al ser guiadas otra vez por su errónea “idea sobre el mundo y la vida” éstas no coinciden  con las Leyes de la Naturaleza y producen distintos tipos de males, que siendo la causa de nuestra errónea “filosofía del mundo y de la vida” y la pérdida del perfecto estado de nuestra naturaleza psicosomática, aprendiendo a través de la historia de la conducta y actividades de la especie humana se deduce que sólo en el segundo caso, cuando el hombre logra establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva, es cuando puede obtener su justa “filosofía del mundo y de la vida”, condición indispensable para que él también, como los otros seres animados (animales) por debajo de su nivel, puede adaptarse con la perfección a las Leyes de la Naturaleza, sin posibilidades de dañar su perfecto funcionamiento necesitado para obtener el bienestar de todos sus “componentes”, los seres animados incluyendo la especie humana también

Pregunta:          Sabiendo esto y encontrándonos en la tercera posibilidad del hombre con su errónea “filosofía del mundo y de la vida” y el degenerado estado de su naturaleza psicosomática ¿cómo podríamos, en nuestras circunstancias, introducir esta justa “filosofía del mundo y de la vida” que sea capaz de restablecer el perfecto estado de nuestra naturaleza y anular con ello todos nuestros males que actualmente sufrimos?

Lantos:             Basándome otra vez en la historia de la conducta y actividades de la especie humana y expuesta ésta en el diagrama adjunto, tomando como ejemplo la antigua cultura de Grecia y nuestra cultura cristiana, observamos que aunque los acontecimientos entre estas dos culturas se han presentado en un periodo de tiempo de 2.000 años de diferencia y con diferente tipo de costumbres, condiciones topográficas, climatológicas, pero dependiendo del tipo de la “filosofía del mundo y de la vida” existentes el resultado y las consecuencias en ambos casos han sido idénticas. Vemos que en el primer caso, cuando en ambas culturas ha existido la extremadamente espiritual “filosofía del mundo y de la vida”, cómo estaba ésta corregida por vía evolutiva, llegando en su segunda posibilidad a obtener la justa “filosofía del mundo y de la vida”, situación ideal en la vida humana, que al no poderlas mantenerla, esto se cambió con un lento tiempo evolutivo para obtener el hombre su tercera posibilidad de elegir su vida, por su materialista “filosofía del mundo y de la vida”, que alcanzando su grado extremo en la época helenística de la antigua cultura de Grecia, el cambio necesitado, por falta de tiempo, ya no se podía realizar por vía evolutiva y pacífica, sino llegando a su extremo esto se acabó bruscamente y de manera destructiva con una revolución espiritual, a través de la que ha surgido la nueva y justa “idea sobre el mundo y la vida” que en este caso ha pronunciado Jesucristo y la que sus discípulos han transformado en la nueva ideología que ha abierto el camino par una nueva cultura y que ha sido y es nuestra cultura Cristiana.(Ver HOJA Nº4)
                           Repitiendo los tres intentos y posibilidades para elegir la vida de el hombre y llegando hoy en su tercera posibilidad, a su extrema situación, todo indica que el necesitado cambio para obtener su justa “filosofía del mundo y de la vida” que puede salvar su futuro, tampoco se puede realizar por vía evolutiva y pacífica sino que esto se acabará otra vez bruscamente y de manera destructiva con el surgimiento de una revolución espiritual, cuya solución ya algunos hombres inquietos y preocupados por nuestro futuro están buscando, que a través de este ensayo ya sabemos que es esta idea justa y necesitada y sólo nos queda encontrar el camino de cómo transformarlo en una ideología religiosa, concebible por todas las personas y capaz de convertirse en una ideología común que guié la conducta y actividades de las nuevas generaciones y en la que podrían participar tanto los hombres creativos como los contemplativos en una relación recíproca.
                        Otra solución es proyectar y construir nuestros futuros asentamientos humanos (ciudades y poblados) basados ya en esta nueva y justa “filosofía del mundo y de la vida”, en las que si pudiéramos realizar los volúmenes de construcción que necesitamos sólo por el desenfrenado y antinatural crecimiento de la población del mundo antes del año 2050 tendríamos que construir tanto volumen de construcción como el que actualmente tenemos, lo que significaría que la mitad de la población del mundo podría vivir en estos asentamientos humanos, y sabiendo el gran poder e influencia que el ambiente arquitectónico de las ciudades tienen en la formación de las mentalidades de los hombres, este método sería hoy el más acertado para transmitir esta justa y necesitada idea.
                           Siendo yo arquitecto y teniendo desarrollado mi Teoría de la Existencia, mi “filosofía del mundo y de la vida” basado en este enfoque, he desarrollado a nivel de proyecto en 4 prototipos, mi proposición para los tamaños, formas y estructuras de nuestros asentamientos humanos, de los que la ciudad Attunda, para un millón de habitantes, y la ciudad Olimpia para medio millón de habitantes, serían para absorber el anormal crecimiento de la población donde se manifestara, y la Ciudad Industrial Mediterránea para 20.000 habitantes y la ciudad Donna Cristina para 10.000 habitantes serían para mejorar la situación socio cultural, económica, etc., en zonas comarcales y rurales y frenar con ello la tendencia migratoria desde estos sitios, y evitar el indeseable crecimiento de nuestras ya deshumanizadas Metro y Megaciudades e indefinidas conurbaciones, cuyos mantenimientos crean más contaminaciones y causan el sobrecalentamiento de nuestra tierra, y cambio climático.

Madrid, 20 de Noviembre del 2012
F. Z. Lantos Dr. Arquitecto


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.