21 nov. 2012

__________


CUMBRE DE G-8 Y G-20 SOBRE CRISIS ECONÓMICO MUNDIAL

En relación del problema de crisis económico mundial que es uno de los mas grave problema que atraviesan nuestras civilizaciones y que todos los gobiernos intentan resolverlo, es lógico que para esta tarea esperan soluciones de los economistas y otros expertos relacionado con este tema.

Empero como este repentino y negativo acontecimiento, que ha surgido desde la Revolución Industrial en nuestras civilizaciones no es la única, sino se han presentado innumerables más, y todos interrelacionados entre sí, este hecho nos indica que estos no han surgidos por azar ni son casuales, sino son los manifestados efectos de una causa común, y para eliminar esto males, tenemos que investigar que es esta causa y una vez descubierta buscar soluciones de cómo corregirlos.

Para aceptar esta teoría, que yo anuncié en mi ; ARTICULO DIRIGIDO A LAS INTELIGENCIAS INQUIETAS, publicado en la Revista de ARQUITECTURA, del C.O.A.M. en el año 1966, tenia que pasar 35 años de continuo fracaso de las Naciones Unidas (que durante estos tiempos, bajo diferentes tópicos han tratado en sus Conferencias Mundiales, nuestros males directa y separadamente y sin relacionarlos con una causa común), para obtener sus deseados objetivos de parar el progresivos crecimiento de nuestros males, ante estos contradicciones empiezan ya reconocer que nuestros nuevos tipos de males no son casuales sino manifestados efectos de una causa común y esta causa es el erróneo modo de vida del hombre contemporáneo.

Si esto es así, para resolver y eliminar nuestros males, entre los que el crisis económico mundial es sólo una, hará falta conocer la real naturaleza de la especie humana, que es una cuestión filosófica, para lo que nuestros economistas y expertos en temas de economía, con formación fragmentaría sobre distintos específicos temas, no son preparados, por lo que  tendrían de ser hombres especiales como los sabios, videntes, poetas, artistas, arquitectos, antropólogos y  historiadores, quienes por el tipo de actividades que practican, están acostumbrados de ver y juzgar las cosas y acontecimientos en esencia, ahorrándole desorbitados e inútiles gastos, como consecuencias de este erróneo enfoque de nuestros males y problemas.

Yo no digo que de buscar medios para disminuir el sufrimiento de un moribundo, que exige inmediato solución no aplicar unos calmantes, pero si queremos evitar que la enfermedad se extienda y progresa aumentándose, tenemos que tratar esta en sus raíces.

Madrid 28 de Junio de 2010
Francisco Z. Lantos
Doctor Arquitecto

P.D., COMO MI IDEA SOBRE ESTE TEMA Y PROBLEMA ES LA MISMA QUE CUNDO EXPUSE PRIMERA Y QUE SU CONTENIDO ES VALIDO HOY TAMBIÉN HE DECIDIDO EXPONERLO EN MI BLOG,

Madrid 20 de Noviembre de 2012
Francisco Z. Lantos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.