19 nov. 2012

__________

¿PORQUE NO SE PUEDE SALVAR NUESTRAS CIVILIZACIONES DE SU PROPIO AUTODESTRUCCIÓN?

En el año 1966 al ver el diagrama del CRECIMIENTO DE LA POBLACIÓN DEL MUNDO, cuando de la población con su 3,200 Millones era menos que la mitad que tenemos hoy, pero lo que enseño desde los años 1800, con la iniciación de la revolución industrial un desproporciónala  crecimiento, presintiendo de este antinatural crecimiento un gran peligro de nuestro futuro, publique en el mismo año en la revista de ARQUITECTURA  del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid mi articulo: CAUSA Y SOLUCIÓN DEL ENORME EXPANSIÓN DEMOGRÁFICA.

Como de este grave y amenazado acontecimiento no he recibido la esperada reacción ni de los Organismos Oficiales (Ministerios de Gobierno) ni de Organizaciones Particulares (Fundaciones, Centros de Investigaciones reconocidos y apoyados económicamente por el Gobierno), ni del publico en general, asustado de este despreocupación, en el mismo año publique el la misma revista mi: ARTICULO DIRIGIDO A LAS INTELIGENCIAS INQUIETAS en la que expuse con aire dramático mi preocupación exponiendo que; “ es necesario reconocer que nuestro futuro depende en parte de resolver las consecuencias que pueden producirse ante este enorme aumento de la población, y todos los otros tipos de trabajo que realicen las Inteligencias a favor de servir las actuales demandas de la sociedad, siempre en creciente aumento, será seguir afilando el cuchillo para cortar más fácilmente nuestra cabeza”. En este artículo expresé que: La causa de este enorme aumento de la población radica en mal entendimiento de la naturaleza humana y una errónea relación con el mundo y su “Creador”. El medio de solucionarlo ésta en comprender la naturaleza del hombre, su destino, su lugar en el mundo, la naturaleza de dicho mundo y el objetivo del Creador para con él. En otra palabra buscar la Verdad”.

Para encontrar esta Verdad, en el mismo artículo redacté un Programa de trabajo, que pensaba realizar dentro de un CIRCULO DE ESTUDIOS, formado con los compañeros de mi profesión y de otros profesionales. Empero como excepto de algunos felicitaciones nadie se presentado para este tipo de trabajos no remunerados, pero convencido del acierto de mi presentimiento, sentí la necesidad de continuar mis investigaciones en solitario, siguiendo el programa expuesto en este articulo.

Haciendo esto, como mi “filosofía del mundo y de la vida”, en la que se basan los programas y resultados de mis investigaciones no han coincido ni coinciden con lo indefinidos, heterogéneos improvisados, incluso contradictorios filosofía practicado hoy rutinariamente por los Gobiernos y Organismos  Oficiales y Organizaciones Particulares, estos, durante estos 45 años de mis investigación realizados dentro de mi Centro de Investigación ni han interesado por sus resultados ni han ayudado económicamente, que retraso la posibilidades de publicar y divulgar gran  parte  del resultado de mis investigaciones los que por este retraso he podido profundizar mis estudios y obtener la solución necesitada para poder eliminar nuestros nuevos tipos de males, surgidos después de la revolución industrial, cuyo gravedad amenaza ya nuestra subsistencia.

Para poner en practica  esta necesitada solución, basada en mis conocimiento, obtenido durante estos 45 años de investigación, he descubierto que la causa de todos nuestros nuevos tipos de males, surgido desde la revolución industrial, es la extremadamente materialista “Filosofía del mundo y de la vida” del hombre contemporáneo, que ha destruido el perfecto estado psicosomático de su naturaleza y que consiste en justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana. Situación que existió en la época clásica de la antigua cultura de Grecia y en la época del Renacimiento de nuestra cultura Cristiana.

Empero para poner este conocimiento en practica y lograr obtener este necesitado cambio de nuestro modo de vida, sólo podríamos obtenerlo cambiando nuestro erróneo “Filosofía del mundo y de la vida”, que hoy está enraizada en nuestra mente y que la gente considera esta correcta por lo que no sería realizable, y todos los consejos que hoy los  Autoridades y e investigadores que tratan este problema sólo servirán para desviar la búsqueda a un erróneo camino, empeorando con ello la situación.

Sin embargo como la única solución de poder anular nuestros nuevos tipos de males es de restablecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana, y para obtener este cambio tenemos que empezar con los recién nacidos niños y niñas que nacen sanos y no son aún absorbidos por nuestra errónea “filosofía del mundo y de la vida” que con la justa  enseñanza y educación estarán preparados para aceptar esta necesitada “filosofía del mundo y de la vida”, pero este proceso ocupara más tiempo que tenemos hasta que nuestro planeta podría satisfacer las antinaturales exigencias de los hombres de nuestras civilizaciones y que por no abandonar el erróneo modo de vida se terminara autodestruirse, como ha ocurrido en la época helenística de la antigua cultura de Grecia, de cultura Judía y de Roma en la época de Jesucristo cuales tenían el mismo tipo de materialista “filosofía del mundo y de la vida”, y al no estaban dispuesto ni capacitado de abandonarlo, sino llevándolo hasta final se ha terminado autodestruirse.

A pesar de este hecho, conociendo la causa de nuestros innumerables e interrelacionados males y la única y necesitada solución para eliminarlos, desarrollar esta solución en detalles y empezar buscarlo en nuestro tiempo de transición, de ponerla en practica, aunque por los expuestos razones no lograremos obtener el deseado objetivo, este trabajo nos servirá para que los supervivientes estarán dispuestos no sólo de aceptar esta justa filosofía del mundo y de la vida”, sino tendrán también la solución como obtenerlo.

Madrid 18 de Noviembre de 2012
Francisco Z. Lantos
Doctor Arquitecto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.