28 sept. 2013

SECTAS

__________
SECTAS

Para que la vida, compuesta de seres animados, plantas, animales y la especie humana en nuestro planeta, pueda desarrollarse en plenitud y cada especie obtenga su bienestar, tiene que existir una idea subyacente que guíe este desarrollo, que considerando que los componentes de este mundo son seres animados que en cierto modo pueden actuar libremente, para que éstas no puedan perturbar con sus comportamientos esta idea básica y su correspondiente desarrollo físico, estos seres animados (flora y fauna de nuestro planeta) tienen que poseer esta idea, lo que se logró, dotándoles con sus nacimientos, impreso en sus instintos de lo que por falta de conciencia no son conscientes y por eso no pueden alterarlo, sólo sentirla, que les obliga a realizar sus vidas de acuerdo con la misma, de manera natural y espontánea sin sentirse por ello desgraciados.

Observando sus comportamientos vemos que esta idea, según cada especie, es la misma y "estos" siempre favorecidos, tanto para sus intereses particulares como a los otros seres animados con los que están relacionadas sus vidas. De este hecho estamos obligados a deducir que la Idea Subyacente de este mundo que conocemos como nuestro planeta es un Amor Puro y Universal que por su naturaleza especial, para no caer en contradicción con su única e intrínseca naturaleza, desde el mismo momento de su apariencia tenía que iniciar su autorrealización, actuando como causa y guía en el desarrollo de materialización o corporización de su propia Existencia.

En este proceso de desarrollo en las que las especies animadas (vegetales y animales) y los seres humanos son como las células de su cuerpo u otro organismo vivo, sólo la especie humana es diferente en el sentido que sólo él posee además del instinto en el que también está impreso la Idea Subyacente o la causa de nuestro mundo manifestado, él también está dotado con un espíritu que posee la conciencia, un don de creatividad e inteligencia con lo que puede reflexionar y formar idea propia de los acontecimientos a su alrededor, obteniendo así su libertad para su comportamiento y actividades.

Utilizando este don y privilegio en sus actividades cotidianas y delimitadas en campos prácticos de su vida, él puede acertar la verdad, en muchos casos basados en la razón, lo que le hace orgulloso y sentirse superior a los otros seres animados por debajo de su nivel, lo que es cierto cuando el objeto de su reexaminación no es de conocerse a si mismo y al mundo que abarca todas las partículas existentes y del que él, con su vida, forma parte integrante y en el que, por el bien de todos, tiene que realizar su vida en armonía.

Cuando en su búsqueda en este campo se equivoca y utiliza su libertad para realizar su vida de acuerdo con su falsa idea sobre el mundo y la vida ésta cae en contradicción con la realidad, que en principio se manifiesta modestamente que sólo descubren algunos hombres inquietos y preocupados por los nuevos tipos de males inexplicables, sin tener suficiente influencia y éxito para cambiar la situación.

Empero, como con el paso del tiempo los resultados negativos de comportamiento y actividades de estas sociedades son más frecuentes y las contradicciones más palpables, se aumenta el interés hacia los mensajes de estos hombres inquietos que como precursores exponen sus ideas revolucionarias, cada uno en sus campos de actividades.

Entre estos hombres se encuentran los filósofos quienes exponen sus teorías más en acorde con su época y circunstancias y como los hombres de estas sociedades al perder la fe en sus religiones y quedan sin alimento espiritual, obedeciendo a las necesidades intrínsecas de sus naturalezas psicosomáticas empiezan a interesarse por estas ideas y sienten la necesidad de buscar un camino hacia la recuperación de este alimento espiritual perdido de su alma.

En esta búsqueda nacen hombres con conocimiento más o menos profundo y con más o menos honradez para aprovechar la situación ofreciendo a los hombres descontentos y desesperados dentro de sus sectas un futuro mejor y más feliz cuya prosperidad sin embargo depende en que grado han acertado sus teorías a la verdad referente a la vida y del mundo.

Como la mayoría de las ideas de estas sectas son erróneas y además los establecimientos oficiales de las sociedades no quieren perder sus posiciones artificialmente mantenida, ninguna de estas sectas son bien vistas, pero como las religiones existentes de estas sociedades han perdido su influencia sobre sus seguidores, el cambio o la renovación de la ideología de la religión practicada de la sociedad es necesaria, estas sectas son los pasos preliminares para preparar el camino para la persona a quien las circunstancias favorecerán para definir y establecer esta idea justa y básica que estará de acuerdo con la verdad y la que se convertirá en una religión convincente aportando fe a sus seguidores.

Madrid, 10 de Enero de 2001
Ferenc Z. Lantos


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.