24 sept. 2013

LA EMANCIPACIÓN Y LOS MALOS TRATOS DE LA MUJER

__________
LA EMANCIPACIÓN Y LOS MALOS TRATOS DE LA MUJER

En los últimos años somos testigos de las emancipaciones de mujeres y se habla mucho de los malos tratos y de nuevas leyes que intentan sin éxito resolver este problema.

Cada día vemos más mujeres en todos los campos de las actividades, ministras, directores de empresas, jueces, políticos, abogados, incluso soldados, boxeadores, futbolistas, obreros de la construcción, etc., la mayor de estas actividades que hasta hoy lo han ejercido los hombres, pero que aún no ha llegado a total satisfacción de ellas, teniendo la meta de obtener igual derecho en todos los campos de trabajo con los hombres.

Este cambio antinatural ha creado una tensión entre los hombre y mujeres que afectaba muy negativamente a la relación natural e intrínseca, que se basa en el amor entre ambos (mujer y hombre), cambiando este noble y agradable sentimiento en despreocupación, enemistad e incluso odio.

Intentar frenar con leyes jurídicas y castigos esta relación antinatural y decadente es ingenuo y sólo servirá para empeorar las cosas.

Para encontrar la solución justa y eficaz tendríamos que conocer la real naturaleza de la especie humana que es un problema filosófico y no político. No obstante, basándonos en un sentido común sano y para no equivocarnos tomando ejemplos del mundo animal de la naturaleza, podemos observar que lo que rige el comportamiento de las especies superiores de animales es un amor universal y altruista, que en sus vidas se manifiesta en tres tipos, que son necesarios para poder realizar cada uno su vida en plenitud y obtener su bienestar y capacidad de adaptarse a las Leyes de la Naturaleza que dirige el desarrollo y evolución de nuestro Mundo Manifestado del que cada partícula y ser viviente forma parte integrante. El primero de este tipo de amor que emana en el estado de madurez de cada ser vivo es una atracción sexual entre macho y hembra, que en el período de celo es tan fuerte que hace irresistible su consumación. El resultado de esta unión es el nacimiento de las crías, cambiando durante este período en los "padres" este sentimiento por un amor "paterno" que les obliga voluntaria y gozosamente a practicar hasta el total desarrollo de las crías, este sentimiento.

Una vez terminado este papel, este sentimiento se cambia otra vez por un amor particular hacia sí mismo, que se manifiesta como voluntad de vivir que les obliga a mantener y luchar por sus vidas entre otras vidas, asegurando así cumplir sus papeles en esa realidad única y total que es nuestro Mundo Manifestado en nuestro planeta, y en el que cada partícula o ser viviente tiene un papel específico y necesario.

Vemos también, que para realizar el tipo de vida que cada especie tiene intrínsecamente hay una diferencia, tanto fisiológicamente como de distribución de actividades entre macho y hembra. En los mamíferos como los tigres, leones, etc., la hembra cuida las crías y caza y el macho defiende el territorio que da sustento de la vida a esta familia.

Comparando la naturaleza de la especie humana, biológica y fisiológicamente con los animales mamíferos parece que existe una similitud, dotando a la mujer de unos órganos especiales para que sean madres y con un amor más altruista y profundo para poder llevar a cabo este papel tan importante y a los hombre más fuerza física y sentimiento de responsabilidad para proteger a su familia. Esta diferencia, cuanto más se cumpla mayor es la atracción amorosa entre mujer y hombre, y cuando se intenta cambiar el papel, como ocurre en nuestras sociedades actuales, este comportamiento antinatural provoca un rechazo y convierte el amor en desinterés, amargura, sentido de frustración y en su estado extremo en odio, que no se puede frenar con ninguna ley jurídica ni castigo.

Cambiar estos papeles naturales e intrínsecos y ver un hombre afeminado cambiando pañales de sus hijos o un tipo de maricas, en el ojo de una mujer es repugnante y ver una mujer feminista agresiva y luchadora que en su nuevo cometido muchas veces tiene que realizar a los ojos de los hombres es igualmente rechazable y además, como cambiando los innatos dones biológicamente correspondientes a la naturaleza de hembra y macho, ninguno de los dos puede realizar su papel a la perfección el resultado es un fracaso que acabará en la desintegración de la familia, que nos llevará a la degeneración de la especie humana. Empero, como en cada equivocada ideología del hombre antes de llevarla a su total conclusión. Se manifiestan sus contradicciones, éstas nos sirven para descubrir sus faltas y buscar la verdadera causa de este mal, que podría evitar este fatal fin.

Encontrándome entre las personas preocupadas por el futuro de la especie humana y buscadores de la verdadera causa de la deteriorada relación entre la mujer y el hombre, aprendiendo del comportamiento de los animales y del estudio de la naturaleza específica de la especie human y el mundo dentro del que realiza su vida, he llegado a la conclusión que la causa real de este problema es su errónea "filosofía del mundo y de la vida" que ha destruido su capacidad innata de ver y sentir el mundo como un envolvente gran y único cuerpo en el que todas sus partículas, los elementos inanimados y entes animados, incluido nuestra propia existencia, forman parte integrante y cuyo desarrollo está basado y guiado por una única ley, por un Amor Puro y Universal.

Este Amor Puro y Universal es como una idea de una obra de arte, es la Realidad Esencial de la obra, cuyo carácter está presente en cada partícula de la obra realizada.

Así, es como encontramos las vidas de todos los seres vivientes, excepto en el caso de la especie humana, el único ser vivo que por su naturaleza especial tiene la posibilidad de juzgar y valorar el mundo dentro del que desarrolla su vida y dependiendo de la formación de su idea sobre ella, acertar o equivocarse y dar un sentido particular sobre este Amor Puro y Universal dentro de su vida, liberándole de su verdadero carácter y naturaleza, o convertirse en un amor adulterado y egoísta que es el caso de nuestras sociedades, y que es antagónico con su real significado, que siendo la base y causa de nuestro Mundo Manifestado, posee la Verdad sobre su Existencia y le basta a sí misma para dirigir su evolución tanto en sus detalles como en su conjunto. Esta capacidad a la que obedecen en sus comportamientos todos los seres vivientes, por debajo de nuestro nivel, y que sustituye la necesidad de Leyes particulares en y para caso es lo que hoy hemos perdido y libre de su influencia positiva, en nuestra jerarquía de valores ya no ocupa el primer puesto el verdadero Amor, sino que es sustituido por la inteligencia que es en nuestro mundo egoísta el instrumento más eficaz para defenderse contra la explotación de intereses materialistas de uno en nuestras sociedades insensibles hacia los verdaderos valores, de conceptos y cosas relacionadas con nuestra vida.

Debido a esta falsa interpretación del real significado del amor del hombre contemporáneo, este don privilegiado e innato de todos los seres vivientes y mucho más desarrollado dentro de las hembras, hoy, incluso por ellas es despreciado y la relación entre hombre y mujer no está basada en este Amor Puro y Universal sino en su faceta más cotidiana y práctica, que es el sexo y cuyo verdadero papel en esta relación es llevarlo a su conclusión, asegurando con ello el mantenimiento de la especie que el desarrollo de la Realidad Esencial, el Amor Puro y Universal en su proceso de autorrealización exige de cada uno.

No reconocer este hecho y no descubrir que de mantener el armonioso desarrollo de esta "obra compleja" que abarca toda la Existencia, sólo una idea, en la que exista en esencia desde el principio su posterior desarrollo, podría guiar a la perfección sus infinitas formas y manifestaciones y perdiendo o a falta de esta idea todo intento de sustituirlo con leyes, reglamentos y otros medios prácticos sería un fracaso y tan inútil como intentar crear una obra de arte por una persona sin ideas y falta de sensibilidad artística, pero erudito en el tema que en el mejor de los casos puede ser un crítico de arte, pero nunca un creador que actúa intuitivamente y muchas veces sin ser consciente de lo que está haciendo, como ocurre en las obras de los verdaderos artistas y las construcciones realizadas por los animales, cuyos comportamientos y actividades están guiados por este Amor Puro y Universal que es la idea básica y causa de nuestro Mundo Manifestado, dentro del que todos sus componentes, los seres animados, tienen que vivir en armonía irradiando belleza y encontrar su bienestar y felicidad irradiando belleza que es la expresión directa del Amor Puro y Universal.

Madrid, 24 de Septiembre l de 2013
Francisco Z. Lantos
Doctor  Arquitecto


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.