26 sept. 2013

EL RECONOCIMIENTO DEL MATRIMONIO ENTRE HOMOSEXUALES Y SU DERECHO DE ADOPCIÓN DE NIÑOS

__________

EL RECONOCIMIENTO DEL MATRIMONIO ENTRE HOMOSEXUALES
Y SU DERECHO DE ADOPCIÓN DE NIÑOS


Para evitar que la idea del hombre sobre este fenómeno no será mas que una opinión particular, paradójicamente, aunque la especie humana es el único ser viviente que puede formar idea sobre los acontecimientos existentes en su alrededor, aprendemos también de la historia de su conducta y actividades que sus ideas sobre los mismos nunca han sido idénticas, al contrario siempre variaba y dependiendo de su “filosofía del mundo y de la vida”y del estado psico-somático de su naturaleza especial humana, sus ideas y jerarquías de valores muchas veces han caído en contradicción ente sí.

Evitar este posible equivocación voy a coger ejemplos de la conducta de los animales superiores (gatos, perros, tigres, aves etc.) en cuyo caso observamos que circunstancias normales donde no interviene el hombre con su manera de tratarlos, sino que viven en un medio ambiente natural, entre estos seres está muy claramente definida el carácter y naturaleza de sexo y su función. Aquí no encontramos este tipo de desviación sexual, al contrario esa diferencia de sexo entre hembra y macho sirve en primer lugar como atracción física entre “ellos”, que además sólo funciona en la época de celo y con el único propósito intrínseco de procreación, para salvar la permanencia de la especie. Una vez consumida este acto, la hembra que esta dotada de un organismo apropiado para llevar acabo la gestación realiza esta con gran cuidado y contento. Terminado este proceso y nacidas los crías, tanto la hembra como el macho dedica su tiempo con gran placer a la protección y crianza de sus cachorros, hasta que estos no llegan a su madures, cuando se independizan de sus progenitores y se inicia un nuevo e idéntico proceso hasta que dura la vida de “ellos”.Lo mas importante de esta conducta es la observación de que en cada momento la relación entre estos animales esta basada en un tipo de Amor altruista, que parece que es una propiedad común de todos los seres vivos.

De este hecho forzosamente tenemos que deducir que este Amor Altruista, impresa en sus instintos y de falta de conciencia y raciocinio, con que podrían reflexionar, juzgar y valorar lo que están haciendo, la conducta de estos seres animados (animales) es guiado por el mismo Amor Altruista e Universal que es la Idea Subyacente de nuestro Mundo Manifestado, considerando esto,  en este caso, a la extensión de flora y fauna de nuestra planeta, con que esta asegurado su perfecto y armonioso desarrollo.

Este Amor Altruista y Puro, comparando nuestro Mundo Manifestado (flora y fauna de nuestra planeta) por su ordenado y armonioso desarrollo con una obra de arte, en que todos los “elementos” que componen la obra también están relacionados entre sí en orden y armonía y que sólo ha podido ocurrir como consecuencia de un acto de creación, basado en una idea de su artista, analógicamente nuestro Mundo Manifestado que posee estos requisitos tiene que considerarse como una “obra de arte viva” y el Amor Puro y Altruista, como la Idea Subyacente o la Causa del que se emergen todas las “componentes” (elementos inanimados y entes animados) de esta obra, entre los que caben también la especie humana.

Empero como sólo en esta especie, al lado de su instinto, en el que también esta impreso este Amor Altruista y Puro, está desarrollada la conciencia y el raciocinio al nivel en que el hombre puede con este parte de su naturaleza, juzgar y valorar los acontecimientos en su alrededor y formal su propia idea sobre los mismos, que siendo su vida delimitada en extensión de espacio y tiempo y el mundo al que juzga es para él infinito en ambos términos, dependiendo de su “filosofía del mundo y de la vida” lo que define el estado psico-somático de su naturaleza especial humana, él puede acertar o alejarse con su idea de la Idea Subyacente del Amor Altruista y Puro que refleja la Verdad sobre la Exigencia, disfrutando o cayendo victima del privilegio de su naturaleza especial humana.

De la historia de la conducta y actividades del hombre hemos aprendido que debido a su especial naturaleza, compuesta de espíritu con  facultad de conciencia y raciocinio con don de creatividad y de cuerpo con un instinto, en que esta impreso la Idea Subyacente del Amor Puro e Universal, él puede tener tres posibilidades para realizar su vida, según lo que:

Puede sobre valorar su parte espiritual a costa de su parte instintiva, (época arcaica de la antigua cultura de Grecia, y en la Edad Media de nuestra cultura Cristiana).

Puede llevar en justo equilibrio su parte espiritual e instintiva (época clásica de la antigua cultura de Grecia, y en el Renacimiento de nuestra cultura Cristiana).

Puede sobre valorar su parte instintiva a costa de su parte espiritual, (época Helenística  de la antigua cultura de Grecia, y los tiempos actuales desde la Revolución Industrial en nuestra civilización extendida ya en todas partes de nuestro planeta).

De estos ejemplos aprendemos que tanto en primer como en tercer caso, la perdida de este justo equilibrio destruye el perfecto e intrínseco estado de la naturaleza especial humana que es sin embargo la condición indispensable que la Idea Subyacente, el Amor Puro y Altruista impreso en su instinto coincida con su idea y que será esta la guía en su conducta y actividades y no caer en contradicción con las Leyes de la Naturaleza que refleja la Verdad sobre la Existencia.

Encontrándonos hoy por nuestra extremada materialista “filosofía del mundo y de la vida” en la tercera situación con el degeneración del perfecto estado de nuestra naturaleza psicosomática, guiado nuestra conducta y actividades con nuestra idea “sobre el mundo y de la vida” corrompida, del que, al estar absorbida por la misma, no estamos conscientes y no nos parece erróneos y hasta que estas no caigan en contradicción con la realidad, expresada por las Leyes de la Naturaleza, no seremos capaces de cambiarlas. Sólo cuando se logrará establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana y recuperar el Amor Puro e Universal impreso en nuestro instinto, y en lugar corromperlo, se reforzará conscientemente por nuestro espíritu y cuando el Amor llega a ser dentro de nosotros no como un sentimiento particular, sino un estado de ser, cuando no se confundirá el Amor con el sexo es cuando se entenderá el verdadero papel de sexo y matrimonio en nuestra vida y se demostrará la antinaturalidad del sexo y matrimonio entre los mismos géneros.

Madrid 26 de  Septiembre de 2013
Francisco Z. Lantos

Doctor Arquitecto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.