18 may. 2013

__________
EL PAPEL DE LA ASIGNATURA DE RELIGION, EN NUESTRA SITUACION, EN LAS ENSEÑANZAS PRIMARIAS, SECUNDARIAS Y UNIVERSIDADES. Como la naturaleza de la especie humana, además del instinto, que poseen también los otros seres vivientes por debajo de su nivel, está compuesta también de espíritu (mente), facultad a través de la que puede juzgar y valorar sus sentimientos y acontecimientos a su alrededor, el hombre está obligado a formarse una idea sobre los mismos, los que, una vez establecida, guía y dirige sus actividades y conductas, que si no son acertadas, su influencia sobre su instinto en el que está impreso la voluntad de la Existencia Real del Amor Puro que dirige su conducta será perturbada. Para contestar a este tema hace falta saber que las religiones en esencia son la “filosofía del mundo y de la vida” de unos hombres inquietos y sabios quienes en las circunstancias de su tiempo han obtenido y que por su poder convincente sus discípulos seleccionados y preparados han aceptado ésta como verdad y sabiendo que comprender esta filosofía en esencia faltaría una dedicación más completa que la gente en mayoría podrían tener, ellos, de acuerdo con las circunstancias en las que vivían, buscaban una interpretación simplificada que en esencia estaban en acuerdo con lo mismo, y lo que servía como guía en la conducta y actividades diarias de la gente, produciendo en su práctica el alimento espiritual de sus almas que por sus necesidades intrínsecas necesitaban. Un estudio profundo de la historia de las grandes religiones nos demuestra que en esencia todos coinciden y todos se basan en la Verdad sobre la Existencia que sus fundadores han obtenido y que en esencia es Amor como Causa y Belleza como forma manifestada de nuestro mundo. Empero, para comprender el significado real de esta manifestación y disfrutar la Bienaventuranza de este conocimiento hay varios caminos y esto, dependiendo de las circunstancias, socio culturales, costumbres y medio ambiente de cada sitio, su forma traducida en un lenguaje mas sencillo para que la gente pudiera comprender y adaptar su conducta a sus principios, han surgido las distintas formas de las religiones. Actualmente, estas religiones, al encontrarnos en muy diferentes circunstancias tanto socio culturales, conocimientos científicos como medio ambientales y modos de vida mas similares entre nuestras sociedades en toda la extensión de nuestro planeta, la forma practicada de todas nuestras religiones han perdido sus poderes de convencimiento y la mayoría de los hombre de nuestras sociedades han dejado de practicarlas, quedándose sin alimento espiritual, que nuestra naturaleza psicosomática para obtener el bienestar, intrínsecamente necesita, y para que el hombre pueda adaptarse a la perfección con su conducta a las Leyes de la Naturaleza que reflejan la Idea Subyacente de la Existencia y lo que han obtenido los fundadores de nuestras religiones. Para obtener nuevamente las religiones de poder convincente y de forma practicada en acuerdo con nuestras circunstancias, tenemos que describir, de acuerdo con nuestro conocimiento, nuevamente la verdad sentida y expresada por los fundadores, algunos sabios, profetas y artistas durante las épocas anteriores. Haciendo esto, yo como arquitecto que para cumplir los requisitos de mi profesión, como las obras que tenía que proyectar sirven para dar cobijo a los hombres, para no fracasar en mi práctica tenía que conocer las justas necesidades de los hombres, lo que me llevó a unos estudios de su naturaleza, y su relación con los otros seres vivientes que componen nuestro mundo manifestado dentro del que desarrollamos nuestra vida junto con las otras vidas animadas. El resultado de este estudio de tipo filosófico me llevó hasta el origen mismo de la Existencia (aquí me limitaba en su extensión a nuestro planeta) y descubrí allí que como la evolución de nuestro mundo, a pesar de su desarrollo dinámico, se basa en la constante reproducción y consumición de vidas, este proceso se realiza en perfecto orden y armonía, que para el bienestar de estos seres vivientes (este orden y armonía) es necesaria, deducía que, como en el caso de las obras perfectas de arte donde las “partículas” que componen la obra están relacionadas entre sí en orden y armonía no podía obtenerse por azar, sino que tenía que existir detrás un creador (artista) similarmente en nuestro mundo manifestado, donde sus “partículas” que la componen también se desarrollan en constante orden y armonía, este mundo también tenía que estar creado. Comparando los dos tipos de obras de arte, descubrí por experiencia que la naturaleza del “creador” de las obras de arte humano, tenía que poseer un poder de inteligencia, capacidad creativa y sensibilidad artística, pero como las partículas que componen sus obras son elementos inanimados (colores, formas, espacios, volúmenes, etc.) que no sienten, su “creador” puede fracasar en su intento, ya que el daño que se produce en esta ocasión no será para las obras, sino sólo a sí mismo por no obtener el goce espiritual que el éxito de una obra de arte proporciona a su “creador”. Sin embargo, como las “partículas” que componen el mundo son seres animados con sentimientos, que para poder desarrollar sus vidas en plenitud y obtener su bienestar, el desarrollo de este orden y armonía es esencial, por lo que, para lograr obtener este orden y armonía necesaria, la naturaleza de este “Supuesto Creador” de nuestro mundo manifestado, además de poseer un poder de inteligencia, capacidad creativa, tenía que poseer una conciencia, y un amor intrínseco que evitaba un fracaso en su acto de creación, ya que esto hubiera causado un sufrimiento no sólo para “Él mismo” para no poder disfrutar el goce espiritual que acompaña el éxito en el acto de creación, sino también a los “componentes” (seres animados) de su propia obra. Empero, como sólo conocemos un planeta con vida y aquí existe este orden y armonía necesaria para el bienestar de todos sus “componentes” (los seres animados y los vegetales) tenemos que deducir forzosamente también nosotros que la Naturaleza única e intrínseca de este “Supuesto Creador” es Amor Puro y Universal, que obedeciendo a la misma, en el momento de encontrarse en este estado puro, para no caer en contradicción consigo mismo y convertir su amor en egoísmo, tenía que iniciar su autorrealización, o lo que es lo mismo, su corporización, creando en este proceso los elementos inanimados y animados de nuestro mundo manifestado, siendo esto su propio cuerpo en este proceso de autorrealización. Sacando la conclusión de este hecho, tenemos que deducir que lo que existe realmente en el mundo es sólo Amor, que en su estado inicial es Puro y actúa como Causa y en su estado de autorrealización es como Efecto que se manifiesta como Belleza. Llegando en mi investigación filosófica basada en el razonamiento y la lógica, en la misma conclusión que los fundadores de nuestras grandes religiones y experimentando directamente la bienaventuranza de este conocimiento, observando entre las vidas de los seres animados (animales y vegetales) por debajo de nuestro nivel, este Amor implantado en sus instintos, los que guía sus conductas, que irradian tanto en las relaciones entre sus especies como en las relaciones con los otros seres vivientes de nuestro planeta, manifestándose este Amor como Belleza no sólo como una forma sino como una necesidad para poder realizar en plenitud las vidas de todas ellas, me he quedado convencido de lo acertado de las ideas básicas de los fundadores de nuestras grandes religiones, y que como el hombre al poseer además del instinto, en el que está también impreso la Verdad sobre la Existencia, tiene también un espíritu con facultades de conciencia y raciocinio, con el que puede juzgar y valorar sus sentimientos y acontecimientos a su alrededor, obedeciendo a este tipo de naturaleza él está obligado a formarse una idea sobre el mundo a su alrededor, que dependiendo de su estado psicosomático y su preparación y capacidad personal puede acercarse o equivocarse en su idea con la Verdad. Las ideas que en la historia de las humanidades han logrado acercarse mas a la Verdad sobre la Existencia y que han demostrado estar de acuerdo con las Leyes de la Naturaleza que funciona y expresa La Idea Subyacente del Amor Puro y Universal han sido y son las ideas de los fundadores, sabios, profetas y grandes artistas y poetas de nuestras grandes religiones, que han prevalecido durante los pasados siglos y que han proporcionado alimento espiritual a la naturaleza psicosomática de la especie humana. Al perder, por la exagerada materialista “filosofía del mundo y de la vida” el interés de nuestras sociedades por este tipo de vida pero que por nuestra naturaleza especial humana, compuesta de cuerpo (instinto) y alma (espíritu), el hombre no puede vivir y obtener su vida en plenitud sin cuidar y alimentar ambas partes de su vida, para corregir esta falta es necesario a toda costa buscar la posibilidad de restablecer este equilibrio que sólo nuestras religiones renovadas y adaptadas a nuestras circunstancias podrían resolver. Realizar este deseo, como para obtener la Verdad sobre la Existencia según nuestros grandes pensadores es Amor como causa y Belleza como efecto, para captar el significado de esta máxima y tener la capacidad de traducirla en un lenguaje más sencillo para poder compartirla también la gente no erudita, en nuestra situación tenemos que buscar entre las personas con gran conocimiento científico y sensibilidad artística, quienes impresionados con el perfecto desarrollo y funcionamiento de nuestro planeta y su belleza irradiada en todas sus partes, detrás de sus logros científicos y artísticos ven y sienten el poder de la Creación, de la Existencial Real del Amor Puro. La descripción de estas personas de la Verdad sobre la Existencia, teniendo en cuenta nuestras circunstancias, se basará mas bien en la razón que en el misterio aunque se reconocerá que para captar la Verdad será mas la intuición lo que exigirá del hombre completar sus razonamientos con las meditaciones y contemplaciones ya que al formar parte la especie humana con su vida en el proceso de autorrealización del Amor Puro y Universal, él posee la naturaleza de esta, al que sólo tendría que liberarla, para que sólo tuviera que eliminar la influencia del mundo exterior y escuchar su voz interior. Como a diferencia de los animales que sólo poseen instinto en el que está impreso la Verdad sobre la Existencia y que actúa como guía en sus conductas, la especie humana también posee espíritu con facultades de raciocinio, conciencia y capacidad creativa, el hombre para obtener la perfección de su naturaleza especial humana tiene que satisfacer las necesidades intrínsecas de su espíritu al que se puede realizar de muchas maneras, pero la más adecuada es a través de las religiones que no exigirá dedicación personal sino sólo una fe basada en la verdad pronunciada por personas dedicadas a la búsqueda de la Verdad. Lograr restablecer nuevamente nuestras religiones existentes, como éstas están basadas en la Verdad que sólo sus formas de practicarlas han caído en desuso, pienso que en a nivel de las escuelas primarias y secundarias, para abrir el interés de los niños y niñas hacia la vida espiritual podríamos basar nuestras enseñanzas en sistema practicado, sólo poniendo más importancia en la parte del Amor, que en la historia de los protagonistas personales de las religiones. Este tipo de enseñanza tradicional con sus formas bellas aportadas por obras de arte, arquitectura y literatura y con una base moral en la tierna edad de niños y niñas prepararía el camino para interesarse hacia una forma de vida más completa y positiva. Madrid 18 de Mayo de 2013 Francisco Z. Lantos Doctor Arquitecto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.