21 oct. 2011

¿COMO SE RESOLVERÍA LA ANTINATURAL Y DESENFRENADA EXPANSIÓN DEMOGRAFICA?

__________
¿COMO SE RESOLVERÍA LA ANTINATURAL Y DESENFRENADA EXPANSIÓN DEMOGRÁFICA?

En el año 1966, cuando la población del mundo ya tenía 4.000 millones de habitantes, pero lo que significaba 20 veces más que nuestro planeta tenía en la época de Jesucristo y 10 veces más que la que existía en el año 1400, en mi artículo “LA CAUSA Y SOLUCIÓN DEL ENORME AUMENTO DE LA POBLACIÓN DEL MUNDO” publicado en el número 89 de la revista “Arquitectura” del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, que por su interés, bajo el título “LA CAUSA Y SOLUCIÓN DE LA ENORME EXPANSION DEMOGRAFICA” el periódico ABC de fecha 10 de Mayo de 1981 en su revista semanal “Los Domingos de ABC” publica el mismo artículo en su forma complementaria, yo expuse que la causa de esta anomalía es la extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida” que ha destruido el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana, que es sin embargo la condición indispensable para que la especie humana pueda sentir la Verdad y vibrar al unísono con las Leyes de la Naturaleza, que es la portadora de esta Verdad y poder adaptarse con su conducta y actividades a sus principios, como lo hacen los otros seres animados por debajo de su nivel de manera natural y espontánea, y la solución es la de restablecer este equilibrio perdido, lo único que intrínsecamente corresponde al perfecto estado de nuestra naturaleza psico-somática.

¿Cómo lograr esto? es lo que desarrollé en estos artículos, pero como para realizar este propósito tendríamos que abandonar nuestro modo de vida acomodada y dedicarnos a la investigación de qué tipo de “filosofía del mundo y de la vida” correspondería, en nuestra situación, qué necesitaríamos y cómo podríamos introducirla en la vida de los hombres para que ésta fuera una fe o ideología viva, que exigiría a sus buscadores una dedicación plena y de la sociedad un apoyo y una ayuda económica para sus investigaciones, y una voluntad y sacrificio en su proceso de desarrollo, nadie estaba dispuesto a cambiar su rutinario y despreocupado modo de vida, dejando este amenazante acontecimiento a la suerte, de cuyo resultado, en estos 38 años la población del mundo, con sus 6.000 millones, casi se duplicó.

Empero, este antinatural desarrollo aún no ha llegado a su techo y según las estimaciones de las Naciones Unidas la población del mundo puede alcanzar la cifra de 10.000 millones, lo que significaría 50 veces más que la que nuestro planeta tenía en la época de Jesucristo.

Si añadimos a esto el anormal crecimiento de consumo de energía de los hombres espiritualmente vacíos de nuestras sociedades de consumo que hoy, tomando una media y extendida por todas las partes de nuestro planeta, puede ser de 3-4 veces más por persona de lo normal y que tenía el hombre en la época de Jesucristo, pero lo que con la política de la globalización , el aumento del consumo de energía puede extenderse a todas las partes de nuestro mundo y alcanzar un consumo de    3-4 veces más de lo normal por persona, que multiplicándolo por 50 (aumento de la población mundial) el consumo de energía será de 150-200 veces más que el que existía en la época de Jesucristo en el mismo tamaño y capacidad energética de nuestro planeta.

Esta presión, que lleva consigo la indiscriminada explotación de recursos naturales y su uso la destrucción de la flora y fauna de nuestro planeta, la naturaleza ya, cuando aún estamos en la mitad de consumo a la que llegaríamos en el año 2050 si no logramos cambiar nuestro modo de vida y esto se extenderá por todas las partes de nuestro planeta, la naturaleza no la puede absorber y aguantar y obedeciendo a su real e intrínseca naturaleza que se realiza de acuerdo con su Idea Subyacente que es Amor Puro y Universal, para restablecer su desarrollo ordenado y armonioso que es indispensable para que sus “componentes”, los distintos seres vivientes incluido la especie humana, también puedan realizar sus vidas en plenitud y obtener su bienestar, tenía que intervenir y está ya interviniendo de varios modos, todos dolorosos y con distintos tipos de sufrimiento que un cambio revolutivo lleva consigo.

Entre estas intervenciones, las que ya estamos experimentando son la disminución progresiva  de la fertilidad de nuestra especie, las nuevas e incurables enfermedades contra las que, al ser éstas más de tipo psíquico que físico causadas por el descuidado y agresivo medio ambiente natural y construido, como son nuestras deshumanizadas, indefinidas y caótica conurbaciones y monstruosas Metro y Megaciudades de las que nadie puede escapar para realizar su vida, la medicina es impotente para curarlas de cuyo resultado nuestra especie en lugar de renovarse se envejece con todas las graves consecuencias sociales, morales y económicas que ello supone, que será insoportable para las nuevas generaciones, empero, espero que a través de esta dramática demostración de las contradicciones entre nuestras ideas sobre el mundo y la vida y la realidad sería suficiente para el necesario cambio de nuestro modo de vida anunciado por mi hace 38 años, con lo que se abriría un nuevo camino prometedor para restablecer el equilibrio perdido entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana y con ello el equilibrado y armonioso desarrollo de nuestro Mundo Manifestado del que depende el bienestar de todos sus “componentes”, las distintas especies de animales y nuestra propia felicidad.

Aunque sería mejor no esperar hasta esta solución drástica y revolutiva y empezar ya la búsqueda de esta justa “filosofía del mundo y de la vida” que corresponde a nuestra naturaleza y a la posibilidad de su puesta en práctica en nuestra vida, pero como por el desinterés de nuestras sociedades para este tipo de investigaciones, está ignorada incluso por las autoridades y organismos políticos y económicos, cuyas actividades están basadas en esta falsa filosofía, esto esta mal visto, por lo que sólo podría realizarse por algunos pocos hombres muy preocupados por nuestro futuro, obteniendo sus premios por satisfacer sus conciencias y teniendo la esperanza de que cuando se presta la oportunidad el fruto de sus trabajos serán disfrutados por la humanidad y los otros seres animados que componen la flora y fauna de nuestro planeta para los que se realizaron los trabajos en circunstancias hostiles.

Madrid, 1 de Agosto de 2002
Francisco Z. Lantos Dr. Arquitecto

Nota: Este ensayo expuesro en el Nº 10 de la Revista anual MENSAJE de mi Centro de Investigación como su contenudo hoy es también valido como nadie hecho caso a lo mismo, para su divulgación he decidido exponer aqui en mi BLOG.

Madrid 21 de Octubre de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.