23 feb. 2011

LA ARQUITECTURA SOLO CUMPLE SU MISIÓN: SE CREA UN AMBIENTE AGRADABLE, HUMANO Y BELLO

__________
   Siendo los asentamientos humanos los reales y verdaderos escenarios de la vida del hombre, la suerte de éstos tiene mucha importancia en la formación de la mentalidad de sus ciudadanos, lo que significa una gran responsabilidad por parte de sus constructores y una preparación y habilidad, suficientes como para poder responder  a las exigencias de sus profesiones.
   Si el papel del arquitecto en este campo era importante en el pasado, cuando el crecimiento de la población mundial era normal, cuando no existía la emigración y la "filosofía del mundo y de la vida"del hombre era justa, y las necesidades para su vida eran correctas, y por eso las ciudades crecían lentamente, manteniendo constantemente su escala humana y su orden, armonía y belleza, hoy, cuando todos estos factores nos son adversos y nuestras ciudades, debido a estos hechos, son deshumanizados, desordenados, y feas, y además de esto, para satisfacer las nuevas demandas de nuestra civilización tenemos que construir en un período de 40 años un volumen de construcción, como mínimo igual que lo existente, es lógico que el papel del arquitecto en la sociedad sea muy importante; él tiene sobre sus espaldas una enorme responsabilidad, y sólo puede cumplir con su deber si además de dominar los conocimientos técnicos y exigencias artísticas de su profesión, es también una gran persona, un sabio que conoce y siente la Verdad, y es capaz de traducirla y aplicarla en sus actividades creativas al ejercer su profesión.
   Queremos o no reconocer, la humanidad nunca ha necesitado tanto como hoy de hombres imaginativos e inquietos, que afectados y sufridos por la destrucción de orden y armonía del medio ambiente en que vivimos, causado por la equivocada y degenerada vida del hombre materialista de hoy, han buscado la causa real de este mal y han sentido la necesidad de completar sus conocimientos especializados con otros más generales sobre el mundo y la vida. Estos hombres, que tendrían que ser la élite de nuestra sociedad  y deberían disfrutar de todo reconocimiento y privilegio, en nuestra democracia, donde no la calidad , sino la cantidad es lo que cuenta, están mal vistos y mal tratados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.