11 mar. 2015

__________
¿POR QUÉ NUESTROS ESPECIALISTAS Y CIENTIFICOS NO PUEDEN YA RESOLVER EL SOBRECALENTAMIENTO DE LA TIERRA Y EVITAR CON ELLO UNA DESTRUCCION PLANETARIA?

Ante el continuo fracaso de eliminar, o incluso para disminuir nuestros innumerables e interrelacionados males entre los que el sobrecalentamiento de la Tierra es sólo uno, nuestros científicos y especialistas sobre el tema, los que sienten casi un derecho exclusivo para tratarlos, cuando alguien se atreve a anunciar que con nuestro erróneo modo de vida hemos llegado al límite de la posibilidad de corregir estos males y evitar una destrucción planetaria, en lugar de tomar seriamente este aviso, estos especialistas y la sociedad en general lo tratan como catastrofismo.

Sin embargo, un vistazo al diagrama del crecimiento de la población del mundo y al crecimiento del consumo de energía mundial demuestra dramáticamente que en los últimos dos siglos estos dos acontecimientos se han disparado de manera antinatural y anormal, llegando hoy la población del mundo a ser 32 veces mayor y una media de consumo de energía extendida por todo el planeta de 3-4 veces más que la que existía en la época de Jesucristo, lo que multiplicando estos dos factores significa 96-128 veces más consumo de energía en el mismo tamaño de planeta. (Ver HOJA Nº5)

El resultado negativo de este acontecimiento lo sentimos todos, pero si tomamos en consideración las estimaciones de las Naciones Unidas sobre el futuro ritmo de crecimiento de la población mundial, según el que, para el año 2050 la población del mundo puede alcanzar la cifra de 10.000 millones o sea 50 veces más que nuestro planeta tenía en la época de Jesucristo, que multiplicada con el crecimiento del consumo de energía de los hombres, ya incluso en los países en vías de desarrollo y subdesarrollados, que para esta fecha puede llegar a ser 3-4 veces mas de lo normal que nuestra naturaleza intrínsecamente necesita, este cambio significaría 150-200 veces más consumo de energía que nuestro planeta tenía durante milenios, antes de la época de Jesucristo.

Ante este hecho, encontrándonos actualmente sólo en la mitad del camino que nos espera, en los próximos 43 años, y basados en nuestros fracasos para encontrar soluciones prácticas para resolver el problema de sobrecalentamiento de nuestro planeta y disminuir las nocivas contaminaciones, sólo una persona despreocupada o ingenua puede tachar este aviso real como catastrofismo, ya que satisfacer estas demandas desorbitadas que generarían nuestro erróneo modo de vida, fiándose ciegamente en futuros avances tecnológicos para encontrar y convertir los rayos del Sol y el viento en energías limpias y otras nuevas fuentes que incluso si existieran, por falta de tiempo no sería posible ponerlas en práctica en la escala que este antinatural y anormal crecimiento exigiría, y todos los insignificantes resultados obtenidos hasta hoy se demostrarían ser un autoengaño para crear este falso optimismo que ha desviado nuestro verdadero interés de buscar la causa real de nuestros innumerables e interrelacionados males, entre ellos el sobrecalentamiento de la Tierra, que son sólo los efectos de la verdadera causa de todos ellos.

Estudiando los sobrepuestos dos diagramas, el del crecimiento de la población mundial y el consumo de energía del mundo, con mis anotaciones allí, se deduce que al estar la naturaleza del hombre compuesta de espíritu (alma) con dones de conciencia, raciocinio, sensibilidad artística y capacidad creativa, a través de los que puede conocer la Verdad, y cuerpo físico con instinto, a través de lo que puede sentir la Verdad sobre la Existencia, él, es el único ser vivo que posee el libre albedrío para elegir su conducta y actividades, y para esto tiene tres posibilidades: en el primer caso, puede sobrevalorar la importancia de su parte espiritual a costa de su parte instintiva, situación que ha ocurrido durante la época de la Edad Media. En el segundo caso, puede tener la misma atención para ambas partes de su naturaleza y llevarlas en el justo equilibrio, situación que ha existido durante la época del Renacimiento. Y en el tercero, puede sobrevalorar su parte instintiva a costa de su parte espiritual que está ocurriendo desde la Revolución Industrial en nuestras civilizaciones extendida ya por todo nuestro planeta.

Conociendo los resultados y consecuencias de estos tres tipos de vidas está demostrado que sólo cuando el hombre logra establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana, y cuando sus ideas coinciden con la Idea Subyacente de la Existencia Real, con el Amor Puro y Universal es cuando no le cuesta nada adaptarse con su conducta y actividades, como los otros seres animados por debajo de su nivel, a las Leyes de la Naturaleza, y cuando todos los males surgidos de los otros dos tipos de vida se desaparecen sin ninguna intención especial, mas bien de manera natural y espontánea.

Encontrándonos hoy en la tercera posibilidad para realizar nuestra vida y conociendo que la causa de todos nuestros manifestados males es el estado desequilibrado de nuestra naturaleza psico-somática la solución para eliminar estos males es recuperar el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana.

Este proceso, desgraciadamente, encontrándose la especie humana de nuestras civilizaciones absorbida por nuestra extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida” y el perfecto estado de su naturaleza psico-somática degenerado, es muchísimo más lento que el tiempo que tenemos para poder realizar este deseable cambio evolutivo.

Aunque las correspondientes teorías plasmadas en soluciones concretas, hoy, por falta de tiempo, ya no se puede poner en práctica, las personas quienes se queden convencidas con sus aciertos y sean capaces de cambiar su modo de vida, obtendrán un alimento espiritual que les ayudará a resistir los sufrimientos causados por nuestro erróneo modo de vida.

Yo, en mi búsqueda, he obtenido esta fuerza, y estudiando la posibilidad de poner en práctica esta nueva “filosofía del mundo y de la vida” encontré que en los casos similares en el pasado esta misión la han realizado los profetas y videntes, quienes a través de sus discípulos y posteriormente expresada esta idea en las obras de arte de artistas se han logrado propagar sus ideas. Este camino es también válido hoy, existiendo además unos medios como la televisión, prensa, radio, Internet, etc., que no conocen límites de comunicación ni en el tiempo ni en el espacio. Empero, hoy sólo faltan los profetas y discípulos para anunciar la idea justa y necesitada, y la voluntad de nuestros magníficos medios para prestar servicio para esta finalidad.

Esta falta de profetas de hoy son sustituidos por algunos precursores, quienes a través de nuestras contradicciones han elaborado en el campo de sus actividades esta necesitada idea, entre los que me encuentro yo mismo, y como soy arquitecto y contando con la gran influencia que la arquitectura en su extensión total, que son las ciudades y poblados, tiene sobre la formación de las mentalidades de sus habitantes encontré el medio más adecuado para exponer esta nueva y justa “filosofía del mundo y de la vida”, plasmada en proyectos que pretenden satisfacer las justas e intrínsecas necesidades de nuestra naturaleza psico-somática, y restablecer con ello el prefecto estado de nuestra naturaleza especial humana.

Si hubiera existido un interés de nuestras sociedades para recoger las ideas sobre el mundo y la vida, no sólo de los especialistas y científicos que tratan nuestros problemas directa y aisladamente unos de otros, sino también a nuestros pensadores, poetas y artistas quienes ven y juzgan nuestros acontecimientos holisticamente este conocimiento nos ayudará mucho para encontrar el buen camino en nuestra búsqueda para resolver este grave problema.

Madrid, 20 de Noviembre de 2007
Ferenc Z. Lantos

NOTA: ESTE ENSAYO EXPUESTO EN EL 11 DE LA REVISTA ANUAL "·MENSAJE" DE MI CENTRO DE INVESTIGACIÓN Y EN MI BLOG "DE FILOSOFIA Y ARQUITECTURA F. Z. LANTOS DR. ARQUITECTO", AL NO HACER CASO NADIE A ESTE LLAMAMIENTO, HE DECIDIDO EXPONERLO NUEVAMENTE.

Madrid 11 de Marzo de 2015
Francisco Z. Lantos
Doctor Arquitecto


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.