5 mar. 2012

NOTA DE PRENSA Nº 2

__________
NOTA DE PRENSA Nº 2

En la época del Renacimiento entre los siglos XV y XVIII en la época de Giotto y de Beethoven, cuando todavía no existían las normas urbanísticas ni los reglamentos ni las leyes municipales de la construcción, ni los arquitectos profesionales de Urbanismo, los Asentamientos Humanos (ciudades y pueblos) han sido definida en la extensión, ordenado en su estructura y forma, su tuvo una escala humana y en armonía con el medio ambiente con el que estaban  relacionado, ha sido bellas y capaz de satisfacer las justas necesidades del hombre.

Este funcional, artística y el uso desde el siglo XVIII, con el inicio de la Revolución Industrial, comienza a perder, y a pesar de las innumerables reglamentos , y  normas urbanísticas, de construcción, leyes de ordenanzas y un sinfín de profesionales especialistas en la materia, que a partir de ese momento existen , hoy hemos llegado a su destrucción total, desapareciendo los hermosos pueblos y pequeñas ciudades, para  aglomeración las poblaciones de todos los países, en algunos grandes conurbaciones indefinida, caótico y deshumanizado de los que llamamos Metro y Megaciudades y de la cual nos sentimos orgullosos sólo por su de gran tamaño pero en el que la vida es miserable, y el hombre está expuesto a la inseguridad ciudadanía, al caos, u todo tipo del fealdades y el abandono en la soledad dentro de su sociedad.

Esta evidente contradicción entre nuestra intención y la realidad, me ha demostrado que la causa de nuestros fracasos no ha sido la falta de la inteligencia de nuestros especialistas, ni el conocimiento técnico o de medios económicos, sino el erróneo diagnóstico  de nuestros problemas.

Apoyándome en los hechos históricos de las conductas y actividades del hombre, he descubierto que, debido a su especial naturaleza humana, que se diferencia de cualquier otro ser vivo, por tener al lado de el instinto también el espíritu, su conducta no está preestablecido, pero dependiendo de del dominio de uno sobre el otro, o lograr establecer el justo equilibrio entre ambos, que puede tener y tuvo tres la posibilidad de ver y juzgar el mundo en que vive y para establecer su "filosofía del mundo y la vida", que es actuando como un filtro en sus decisiones y lo que le causó a alejarse o acercarse a la Verdad y de sentir o no a su unión con el funcionamiento del desarrollo de nuestro mundo manifestado, en la que están obligados a realizar nuestra vida.

Siendo la "filosofía del mundo y la vida" de nuestra civilización extremadamente materialista y por eso el estado   psicosomática del hombre contemporáneo es desequilibrado, él  ha perdido la capacidad natural de su naturaleza de sentir la unión con el mundo entero, y captar la esencia de cosas y en este desprendimiento sus entendimientos parciales obtenidos por su inteligencia  mal formada no sólo no sirve a sus intereses, sino que son las causas de los males innumerables e interrelacionados que estamos creando todos los días.

Para demostrar este hecho, que la única causa y real de nuestros males y fracasos es nuestra exagerada  materialista, nuestra "filosofía del mundo y la vida" y la consiguiente destrucción del equilibrio adecuado entre nuestra vida espiritual y el instinto, y la solución para anular estos errores no es el progreso ciego de nuestra inteligencia en el conocimiento, y los resultados científicos técnicos y tecnológicos, sino  la recuperación del equilibrio perdido de nuestra naturaleza especial humana, es el objetivo principal de mi exposición.

No obstante, esta teoría filosófica sobre la existencia en general y sobre el hombre, en particular, en mi exposición está respaldada por los hechos biológicos de la naturaleza y los hechos históricos de las conductas y actividades de la especie humana con el propósito de demostrar el verdadero papel de los Asentamientos Humanos en la vida del hombre y de presentar soluciones que en nuestras circunstancias, se podría mostrar el camino hacia la recuperación de este Estado del que depende nuestro bienestar y felicidad.

Madrid 05 de Marzo de 2012
Francisco Z. Lantos
Doctor Arquitecto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.