30 dic. 2011

¿PORQUE NO SE PUEDE COMPARAR EL PROBLEMA DE LA CRISIS ECONÓMICA MUNDIAL CONOCIDA COMO EL GRAN DEPRESIÓN DE LOS AÑOS 1929-1930 CON LA DE NUESTRA?

__________
¿PORQUE NO SE PUEDE COMPARAR  EL PROBLEMA DE LA CRISIS ECONÓMICA MUNDIAL CONOCIDA COMO EL GRAN DEPRESIÓN DE LOS AÑOS 1929-1930 CON LA DE NUESTRA?

Hoy para muchos de nuestros nuevos tipos de males, surgidos después de la revolución industrial, a los que aún no hemos encontrado la solución para resolverlos, se suele oír opiniones que el hombre siempre ha encontrado las soluciones y medios para resolver todos sus problemas, esperando que hoy también ocurra lo mismo.

Esta cómoda y confiada creencia se basa en el que hasta los principios del siglo XX cuando la población del mundo ha sido aún de 2.300 millones y el consumo de energía de hombre se podía considerar como normal, que corresponde a su naturaleza especial humana, y la evolución y desarrollo de la vida ha sido bastante lenta para poder adaptarse con la conducta y actividades de los hombres de aquellas sociedades, esto realmente ha sido posible de realizar y era verdad.

Empero, hoy cuando la población del mundo con su 7.000 millones es tres veces más y la media de consumo de energía por persona extendida, por toda la población del mundo es 3-4 veces mayor de lo normal, al que multiplicando con 3(aumento de población) X
3-4 (aumento de consumo de energía) = 9-12 veces más consumo de energía que existía en los tiempos de la Gran Depresión en los años 1929-1930, pero que este antinatural y negativo cambio aún no ha llegado a su techo, sino que según las estimaciones de las Naciones Unidas, la población del mundo para el año 2050 puede alcanzar la cifra de 9.600 millones y el antinatural y enfermizo consumo de energía extenderse entre todos los países del mundo, lo que significaría 4 (aumento de la población) X 3-4 (aumento de consumo de energía) = 12-16 veces más consumo de energía que existía en el tiempo de la Gran Depresión en el año 1929-1930, que nuestro planeta tendría que producir durante estos 80 años, de los que hasta hoy, gastando ya gran parte de los recursos  naturales de nuestro planeta, no hemos podido de satisfacer ni la mitad que el hombre contemporáneo por su modo de vida ha exigido, manifestándose ya el primer aviso, el actual crisis económico mundial, extendido esto ya entre todos los países del mundo.

Este hecho nos demuestra claramente que tomando en consideración, estos cambios tan drásticos, ya no vale la creencia que “el hombre como siempre, ahora también va encontrar la solución correspondiente”, que en este caso sería un autoengaño, por lo que para resolver este grave problema tendríamos que reconocer, que aceptando este negativo acontecimiento, (nunca existida en este escala), como algo natural  y tratando directa y separadamente y sin relacionarla con una causa, como estamos haciendo, esto tendría que acabarse en un catastrófico fin, por lo que la única solución que nos queda es centrar nuestras investigaciones sobre la causa de este negativo acontecimiento, al que ya sabemos que es la extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida”, del hombre contemporáneo y la solución es de restablecer la justa “filosofía del mundo y de la vida”, de la especie humana, que exigiría el conocimiento real de la naturaleza psicosomática del hombre, que es un cuestión filosófica, que no nuestros economistas, quienes pretenden resolver este problema, sino nuestros grandes  filósofos podrían encontrar la solución necesitada, cuyas “filosofía del mundo y de la vida”, al no coincidir con la indefinida,  confusa e incluso contradictoria “filosofía del mundo y de la vida”, de nuestras sociedades, estas intentan  despreciarlas, sin interesarse a sus ideas.

Madrid 29 de Diciembre de 2011                               Francisco Z. Lantos Dr. Arquitecto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.