10 abr. 2012

¿PORQUE NADA Y NADIE PUEDE SALVAR NUESTRAS CIVILIZACIONES DE SU AUTODESTRUCCIÓN QUE VA OCURRIR ANTES DEL AÑO 2050?

__________
¿PORQUE NADA Y NADIE PUEDE SALVAR NUESTRAS CIVILIZACIONES DE SU AUTODESTRUCCIÓN QUE VA OCURRIR ANTES DEL AÑO 2050?

Observando de las contradicciones entre nuestros erróneo moda de vida y de la realidad algunos hombres de nuestras sociedades, entre los que me encuentro yo también, han descubierto que la causa de nuestros innumerables e interrelacionados males surgidos desde la revolución industrial, no se han presentado por azar, sino son relacionados con una causa común y esta causa es la especial naturaleza de la especie humana, que al estar  de diferencia de otros seres animados (animales), compuesta no sólo del insisto, en el que está implantado la Verdad sobre la Existencia, y lo que dirige invariablemente y con perfección sus conductas, en el caso del hombre, como su naturaleza además del instinto, en el que también está implantada la Verdad sobre la Existencia, también esta compuesta del espíritu, que posee los mismos dones como el Espíritu Supremo, la Conciencia, Conocimiento, Fuerza Creativa, con las que puede juzgar y valorar los acontecimientos en su alrededor, y tener su propia opinión sobre los mismos, y obtener así su libertad para sus actos, y dependiendo de la influencia dominante de estas dos naturalezas sobre uno u otro, él tiene tres posibilidades de elegir su vida:

1)      Puede sobrevalorar la parte espiritual a costa de la parte instintiva de su naturaleza. Situación que existía en la época arcaica en la antigua cultura de Grecia y en la Edad Media de nuestra cultura Cristiana.
2)      Lograr establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana. Situación que existía en la época clásica de la antigua cultura de Grecia y en la época del Renacimiento de nuestra cultura Cristiana.
3)      Puede sobrevalorar la parte instintiva a costa de la parte espiritual de su naturaleza. Situación que existía en la época helenística de la antigua cultura de Grecia y que existe desde la revolución industrial extendido esto ya entre todas las civilizaciones de nuestro planeta.

De la Historia de la conducta y actividades de hombres, en estas dos culturas hemos observado que en el primer caso como consecuencia del extremadamente espiritual “filosofía del mundo y de la vida”, al no interesarse el hombre cuidar la parte física instintiva de su naturaleza, su escasa conocimiento científico sobre el mundo y de la vida, que afectaba directamente su vida psicosomática, han nacido distintos tipos de males que al no conocer cuales eran sus causas no han podido eliminarlos.

Empero aprendiendo del cada vez más frecuentes contradicciones entre sus ideas y de la realidad,  empezaban interesarse por la causa de sus males, con lo que han obtenido conocimiento científico sobre el mundo y de la vida, y con un lento proceso evolutivo y casi sin darse cuenta de ello, han llegado de obtener el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana y la justa “filosofía del mundo y de la vida”, que dirigía ahora sus conductas y actividades, y que al coincidir con la idea subyacente del Espíritu Supremo, mientras duraba este perfecto e intrínseco estado de su naturaleza psicosomática, que existía en la época clásica en la antigua cultura de Grecia, y en la época del Renacimiento de nuestra cultura Cristiana, el hombre logra adaptarse, como los otros seres animados debajo de su nivel,  con su conductas y actividades con perfección a los Leyes de la Naturaleza, y restablecer con ello su ordenado y armonioso desarrollo, del que depende el bienestar de todos los seres animados que componen nuestro planeta, incluyendo su propia felicidad.

Hemos observado también que mientras duraba este perfecto estado psicosomático de su naturaleza especial humana, se han desaparecido todos los males causados por el anterior erróneo “filosofía del mundo y de la vida”, y degenerado estado psicosomático de los hombres que tenían en las anteriores épocas en ambas culturas, logrando además de obtener los hombres sus más grandes logros tanto en los campos de ciencias como de artes.

En el tercer caso al observar y experimentar los hombres el mejoramientos obtenidos en la vida física, como consecuencia de sus intereses por esta parte de sus vidas, poco a poco abandonan sus intereses espirituales y sin darse cuenta llegan a tener una materialista “filosofía del mundo y de la vida”, que ha destruido el perfecto equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana, y que dirige ahora sus conductas y actividades y que existía en la época helenística de la antigua cultura de Grecia, al que llevando hasta su fin los correspondientes males que se han presentado como consecuencia de este erróneo modo de vida estas sociedades no han podido eliminar, acabando con su autodestrucción.

Encontrándonos hoy por nuestra extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida” en el mucho peor situación que existía en la época helenística de la antigua cultura de Grecia, pero conociendo que la causa de su autodestrucción ha sido de no saber que la causa de sus males han sido su erróneo modo de vida y el degenerado estado de su naturaleza psicosomática y en lugar de cambiar esto, intentar tratar sus manifestados efectos, manteniendo su erróneo modo de vida, aprendiendo nosotros de este ejemplo, para evitar la misma suerte nosotros tendríamos que abandonar nuestra falsa “filosofía del mundo y de la vida”, e investigar como lograr restablecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana, que es el único estado que corresponde a la naturaleza intrínseca y perfecta de la espacie humana.

Lograr este necesitada e única solución hoy cuando las mentalidades de los hombres de nuestras civilizaciones están absorbidas por nuestra falsa y materialista “filosofía del mundo y de la vida”, y se encuentra en el degenerado estado de su naturaleza psicosomática, los hombres de hoy ni son capacitados ni dispuestos de abandonar sus erróneos modos de vidas, a los que además consideran justas, intentando en sus ignorancias encontrar las necesitadas soluciones tratando los manifestados efectos de nuestros nuevos tipos de males sin relacionarlos de sus causas , cayendo en un error de un mal médico quien intenta curar una enfermedad infecciosa manifestado en epidermis con pomadas sin saber nada de su causante la da la infección.

Empero, aunque sabemos ya a través de la historia de la conducta y actividades del hombre que a  su perfección humana corresponde el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana, cuando él puede también adaptarse con su conducta y actividades a la Leyes de la Naturaleza y mantener con ello su ordenado y armonioso desarrollo y evitar con ello de crear ningún tipo de males, para realizar este necesitado cambio, por el avancé de nuestros innumerables e interrelacionados males que aún no han llegado a su techo sino se espera para que esta negativa tendencia se continua aumentándose llegando antes del año 2050 a una escala que nuestro planeta ya no podría ni producir las exigencias materiales  ni resistir las presiones económicas y otros índoles, por falta de tiempo que necesitaremos para desarrollar esta justa “filosofía del mundo y de la vida” correspondiente a nuestras circunstancias y ponerla en practica para que este necesitado cambio se realizara por el proceso evolutivo y pacifico ya no seria posible, sino se realizara, como en la época helenística de la antigua cultura de Grecia por un inevitable autodestrucción, en la que nacerá a través de una revolución espiritual una nueva y justa “filosofía del mudo y de la vida” que salvara las supervivientes de  nuestras civilizaciones y se abrirá un nuevo camino para una nueva cultura.

Madrid 10 de Abril de 2012.
Francisco Z- Lantos
Doctor Arquitecto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su opinión si importa. Nos incentiva a profundizar en los temas. Gracias por comentar.